0043-B2

La Fijación de CO2 en Plantaciones Forestales y en Productos de Madera en Argentina

Carlos A. Norverto[1]


RESUMEN

El presente trabajo determina la capacidad de fijación de las plantaciones forestales desarrolladas con especies cultivadas de eucaliptos, pinos y álamos. Asimismo se han calculado las emisiones producidas en los procesos de producción primaria y secundaria. Por último se calculó el balance de fijación de dióxido de carbono (CO2) para los siguientes usos de la madera: muebles de madera maciza; producción de pasta de papel; carpintería y construcción; y producción de energía.

Palabras claves: fijación y almacenamiento del carbono; plantaciones y productos de la madera; álamo, eucalipto y pino.


INTRODUCCIÓN

El CO2, el vapor de agua y otros gases que forman parte de la atmósfera tienen la particularidad de absorber calor que emite la Tierra por lo cual ésta evita perder gran parte de dichas radiaciones hacia el espacio. Este fenómeno recibe el nombre de efecto invernadero y los gases con dicha propiedad se llaman gases efecto invernadero (GEIs).

Un tercio de dicha energía regresa al espacio y el resto sirve para calentar la Tierra y como combustible del sistema climático. La presencia de los GEIs es indispensable para que existan las condiciones de vida actuales, por ejemplo en ausencia de ellos, la temperatura media global de la atmósfera en la superficie terrestre descendería de 15ºC a -18ºC, siendo imposible la vida. En el período comprendido entre los años 1570 y 1730 por razones climáticas la Tierra vivió una pequeña Edad del Hielo, cuando la temperatura media descendió ½ ºC, trayendo aparejado grandes inconvenientes para la economía de las especies y para las poblaciones humanas.

Mediciones de los GEIs efectuadas a partir de la revolución industrial hasta nuestros días demuestran que éstos han aumentado significativamente producto del creciente uso de los combustibles fósiles, la deforestación y el mal uso de la tierra. La concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado a partir de 1850 en un 0,3% por año. Evidentemente la quema de combustibles fósiles y naturales por parte del hombre en estos últimos 152 años ha sido la causa principal del aumento de los GEIs en la atmósfera. El dióxido de carbono aumentó un 30% y el metano más del doble, producto de la acción antrópica (Norverto, C.A.; 1997).

Los posibles escenarios de cambio climático son evaluados a través de modelos climáticos globales (MCG) que analizan matemáticamente los procesos físicos y sus interacciones entre la atmósfera, hidrosfera, litosfera y biosfera. El Intergovernamental Panel on Climate Change (IPCC) ha elaborado seis escenarios globales posibles que describió en sus documentos (IPCC, 1992; 1996). El documento IS92 considera como escenario global intermedio al que predice una existencia del doble de dióxido de carbono atmosférico hacia el año 2050, por lo cual la temperatura aumentará en 2ºC (Labraga, J.C., 1998).

Se plantea la necesidad de disponer procesos que retengan y fijen el CO2 a los fines de cumplir con la Convención Marco sobre Cambio Climático (CMCC); (United Nations Framework Convention on Climate Change, FCCC), que establece compromisos y acciones para mitigar y enfrentar el cambio climático del planeta.

La fotosíntesis es uno de estos procesos y cada día gana más importancia su uso y el empleo de los productos obtenidos mediante el conjunto de reacciones químicas que la integran. En la Conferencia de las Partes de la Convención de 1997 (Conference of the Parties -COPs) en Kyoto (COP-3), donde se establecieron nuevas obligaciones y plazos para los países industrializados, principales responsables de emisiones GEI (Dióxido de carbono (CO2), Metano (CH4), Oxido nitroso (N2O), Hidrofluorocarbonos (HFC)

Perfluorocarbonos (PFC) y Hexafluoro de azufre (SF6)) y fuentes de emisiones, se comprometieron en reducir dicha canasta de GEIs, en un poco más de 5% en promedio respecto de los niveles de 1990, para el período entre 2008-2012. Sin embargo y además de fijar compromisos de reducción, el protocolo de Kyoto establece mecanismos flexibles para compensar emisiones de estos mismos países por la vía de la implementación conjunta. Una de las formas es el desarrollo de proyectos de captación de carbono a través de sumideros -proyectos de plantaciones forestales- (Center for Sustainable Develpment in the Americas, 1996).

Dichos proyectos han recibido cuestionamientos como la non-permanencia, adicionalidad, fugas, riesgos e incertidumbres, impactos sociales y ambientales que ponen en evidencia la necesidad de ofrecer respuestas convincentes a los mismos (Chomitz, K.M.; 2000). El presente trabajo tiene por objeto brindar soluciones al respecto describiendo a la producción de madera, que es útil para la sociedad y actúa como sumidero de CO2.

METODOLOGÍA

Se tomaron los promedios de rendimiento de todas las especies de álamos, eucaliptos y pinos que se cultivan en todo el país. Cerca del 60% del área plantada se concentra en la Mesopotamia, las coníferas representan el 48% del área total bajo cultivo, los eucaliptos el 30% y sauces y álamos el 19%.

Se calculó el Balance de CO2 en base a la diferencia entre el CO2 fijado y los distintos tipos de emisiones de acuerdo con los procesos de trabajo cultural a campo, transporte y transformación de la madera (Brown, S. et al., 1986).

Se consideraron los siguientes usos de la madera y se calcularon sus respectivos balances de CO2:

1) Muebles de madera maciza.
2) Producción de pasta de papel.
3) Carpintería y construcción.
4) Producción de energía.

CÁLCULOS

1) Muebles de madera maciza

Fórmulas para:

Balance de dióxido de carbono

BA1= FI1 - EM1

Donde

BA1: Balance de CO2 para una tonelada de madera utilizada en muebles de madera maciza.

FI1: CO2 fijados por t de madera maciza empleada para muebles

EM1: es el CO2emitido en el ciclo vital e industrial de la madera y se compone de los siguientes sumandos

EM1= EMspc + EMc + EMs + EMt + EMe + EMtr
E1= EMspc + EMc + EMs + EMt

Donde

EMspc: CO2 emitido en las operaciones de siembra o plantación y conservación del árbol y la masa arbórea a la que pertenece.

EMc: CO2 emitido en las operaciones de corta del árbol.

EMs: CO2 en operaciones de saca del árbol.

EMt: CO2 emitido en las operaciones de transporte del árbol desde el monte hasta el centro elaborador.

EMe: CO2 emitido en las operaciones de elaboración dimensional del árbol.

EMtr: CO2 emitido en las operaciones de tratamiento de la madera maciza.

Cálculo de FI1

· Producción por hectárea/año de madera seca

ESPECIE

RENDIMIENTO m3/ha/año VERDE

RENDIMIENTO t/ha/año SECA

Eucalipto

30

19

Pino

20

11

Alamo

23

18

Fuente: SAGPyA - Dirección de Producción Forestal

· Cantidad de C por t de materia seca

Porcentaje de carbono, en masa, que tiene la madera
Carbono 50%; Oxígeno 41%; Hidrógeno 6%; Nitrógeno 1% y Cenizas 2%. Por tanto la cantidad de Carbono por tonelada de materia seca se aproxima a 500 kg (50%).

· Fijación de CO2

Por similitud con otras especies agroenergéticas (Fernández González, J., 1998) es de 1,25 g de C. por gramo fijado en la madera, y el 0,25 restante es el fijado en forma de mineralización, humus del suelo y raíces que forman el tocón.

Como la molécula-gramo de CO2 pesa 44 g frente a los 12 g que contiene de carbono el CO2 por cada kg de madera, medido en materia seca se fijan 44/12= 3,67 kg de CO2 (C= 12, O=16 y CO2= 44).

Por lo tanto un árbol para producir 446 g de madera, deberá tomar 650 g de CO2 y liberará a la atmósfera 477 g de O, por lo cual un m3 de crecimiento en biomasa forestal (tronco, raíces, ramas, hojas) absorbe 0,26 tonelada de carbono equivalente (tC) (Sedjó et al., 1995; IUFRO Finlandia, 1995).

Cerca del 60% del área plantada se concentra en la Mesopotamia, las coníferas representan el 48% del área total bajo cultivo, los eucaliptos el 30% y sauces y álamos el 19%.

Eucalipto FI1= 19 t x 0,5 x 3,67 x 1,25= 43,58 t CO2/ha/año
Pino FI1= 11 t x 0,5 x 3,67 x 1,25= 25,23 t CO2/ha/año
Alamo FI1= 18 t x 0,5 x 3.67 x 1.25= 41,28 t CO2/ha/año

Cálculo de la Emisión por las operaciones silviculturales y por el transporte de la madera (E1)

La emisión de CO2 en las etapas de plantación, mantenimiento, utilización de fungicidas, abonos, herbicidas, etc fue calculado en 0,77 t de CO2/ha/año (0,25 t en maquinaria más 0,46 t en las materias primas que incluyen semillas, abonos y plaguicidas más 0,06 t en el transporte de biomasa a planta de aprovechamiento energético) (Martín, F.M. et al., 2001).

E1= EMspc + EMc + EMs + EMt= 0,77 t de CO2

Cálculo del EMe

Tipo de central

Emisiones de t CO2

Gas oil

141.256

Fuel-oil

2.394.827

Carbón

1.280.486

Gas natural

18.548.094

Total

22.364.663

Situación del parque de generación:

Turbo vapor

28%

Turbinas a gas

17%

Nucleares

6%*

Hidroeléctricas

48%*

Ciclo combinado

1%

Total

100% - 46%*= 54%


Energía Primaria

%

Gas oil

0,604

Fuel-oil

11,409

Carbón

11,080

Gas natural

76,905

TOTAL

54

Fuente: Secretaría de Energía - Informe 2000

Potencias demandadas y los consumos medios de las máquinas presentes en varios aserraderos son las que se exponen en las siguiente tabla:

Unidad del proceso

Potencia media demandada (kW)

Consumo específico (kWh/m3)

Descortezadora

8,42

0,66

Sierra principal

11,17

1,66

Desdobladora

14,87

1,85

Canteadora

7,92

1,15

Retestadora

2,98

0,46

Aspiradora

15,54

2,12

Compresores

19,35

2,38

Transportes

9,93

1,83

Varios

7,45

1,16

TOTALES

97,63

13,27

De esta forma se consumen 13,27 kWh por metro cúbico para hacer una primera transformación de la madera (Martín, F.M. et al., 2001).

Gas oil X1= 0.604/54= 0.011
20,7 tC =277,7 kW/h

Combustible

Emisión t CO2/kw/h

X

Coeficiente

Gasoil

0.0745

0.011

0.00081

Fueloil

0.07

0.211

0.01477

Carbón

1.25

0.205

0.25625

Gas natural

0.73

1.424

1,03952

Total



1,31135

Con estos coeficientes se pondera los valores de gramos de CO2 por kWh para los diferentes tipos de centrales que se presentaban en tablas anteriores, de forma que obtenemos los gramos de CO2 por kWh que se emiten por estas centrales en el parque eléctrico. La expresión será la siguiente:

Emisión de CO2 x X1 + Emisión de CO2 por kWh x X2 + idem x X3= 1,31135 t CO2/kWh

Con los datos anteriores se obtiene la emisión debida a la primera transformación. Las expresiones serán las siguientes:

Consumo específico:

13,27 kWh/m3 x 1,31135 t CO2/kWh = 17,4016 t CO2/m3

Si consideramos una densidad de la madera de eucalipto 0.8 kg/dm3; pinos 0.6; álamos 0.5 (Tinto, J.C; 1997):

EMe Eucalipto= (19/0,8) x 17,40 = 0,413 t CO2/ha.año
EMe Pino= (11/0,6) x 17,40= 0,318 t CO2/ha.año
EMe Alamo= (18/0,5) x 17,40= 0,626 t CO2/ha.año

No se consideran los procesos de tratamiento de la madera porque no se tienen datos para obtener un valor determinado. Por ello el resultado final lo multiplicaremos por 0,95.

De esta forma, el balance final de CO2 fijado, por hectárea:

Eucalipto
BA= FI1- (E1 + EMe)= 43,58 - (0,77 + 0,413) = 42,39 t

Pino
BA= FI1- (E1 + EMe)= 25,23 - (0.77+0,318) = 24,04 t

Alamo
BA= FI1- (E1 + EMe)= 41,28 - (0.77+0,626) = 39,88 t

2) Producción de pasta de papel

Como en el caso de madera maciza, vamos a considerar un valor de producción por hectárea total de 38 t (eucalipto), 20 t (pino) y 23 t (álamo), en las que el 50% de la madera es carbono. Igualmente se acepta una fijación de CO2de 1,25 g y un valor de emisiones desde la plantación hasta el transporte de la materia 0,77 t CO2/ha.año.

Eucalipto FI1= 19 t x 0,5 x 3,67 x 1,25= 43,58 t CO2/ha/año
Pino FI1= 11 t x 0,5 x 3,67 x 1,25= 25,23 t CO2/ha/año
Alamo FI1= 18 t x 0,5 x 3.67 x 1.25= 41,28 t CO2/ha/año

E1= EMspc + EMc + EMs + EMt= 0,77 t de CO2

Para obtener la emisión de CO2 que se produce por los diferentes fabricantes de papel, pasta e integrales, se parte de los valores de intensidad energética. Los cálculos serán los siguientes:


Intensidad energética

Fabricantes de pasta

(1053,2 kw/t)

Fabricantes de papel

(914,7 kw/t)

Industrias integrales

(959 kw/t)

Fuente: SAGPyA - Dirección de Forestación - Area de Economía

Eucalipto

Fabricantes de pasta: 1053,2 kWh/t x 19 t/ha.año= 20010,8 kWh/ha.año
20010,8 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 21930636,15 g CO2/ha.año= 21,93 t CO2/ha.año= EMe eucalipto

Fabricantes de papel: 914,7 kWh/t x 19 t/ha.año= 17379,3 kWh/ha.año
17379,3 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 19,04 t CO2ha.año= EMe eucalipto

Fabricantes integrales: 959 kWh/t x 19 t/ha.año= 18221 kWh/ha.año
18221 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 19,96 t CO2/ha.año= EMe eucalipto
No se consideran, como en el caso de la madera maciza, los procesos de tratamiento de la madera porque no se tienen datos para obtener un valor concreto. De esta forma, el balance final de CO2 fijado, por hectárea:

Fabricantes de pasta: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 43,58 - (0,77 + 21,93) t= 20,88 t

Fabricantes de papel: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 43,58 - (0,77 + 19,04) t= 23,77 t

Fabricantes integrales: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 43,58 -(0,77 + 19,96) t= 22,85 t

Pino

Fabricantes de pasta: 1053,2 kWh/t x 11 t/ha.año= 11585,2 kWh/ha.año
11585,2 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 12,69 t CO2/ha.año= EMe coníferas

Fabricantes de papel: 914,7 kWh/t x 11 t/ha.año= 10061,7 kWh/ha.año
10061,7 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 11,02 t CO2/ha.año= EMe coníferas

Fabricantes integrales: 959 kWh/t x 11 t/ha.año= 10549 kWh/ha.año
10549 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 11,56 t CO2/ha.año= EMe coníferas
No se consideran, como en el caso de la madera maciza, los procesos de tratamiento de la madera porque no se tienen datos para obtener un valor concreto. De esta forma, el balance final de CO2 fijado, por hectárea:

Fabricantes de pasta: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 25,23 -(0,77 + 12,69) t= 11,77 t

Fabricantes de papel: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 25,23 - (0,77 + 11,02) t= 13,44 t

Fabricantes integrales: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 25,23 -(0,77 + 11,56) t= 12,90 t

Alamo

Fabricantes de pasta: 1053,2 kWh/t x 18 t/ha.año= 18957,6 kWh/ha.año
18957,6 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 20,77 t CO2/ha.año= EMe álamos

Fabricantes de papel: 914,7 kWh/t x 18 t/ha.año= 16464,6 kWh/ha.año
16464,6 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 18,04 t CO2/ha.año= EMe álamos

Fabricantes integrales: 959 kWh/t x 18 t/ha.año= 17262 kWh/ha.año
17262 kWh/ha.año x 1095,94 g CO2/kWh= 18,91 t CO2/ha.año= EMe álamos
No se consideran, como en el caso de la madera maciza, los procesos de tratamiento de la madera porque no se tienen datos para obtener un valor concreto. De esta forma, el balance final de CO2 fijado, por hectárea:

Fabricantes de pasta: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 41,28 - (0,77 + 20,77) t= 19,74 t

Fabricantes de papel: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 41,28 - (0,77 + 18,04) t= 22,47 t

Fabricantes integrales: BA= FI1 - (E1 + EMe)= 41,28 -(0,77 + 18,91) t= 21,60 t

3) Carpintería y construcción

El BA1 será igual que el de mueble de madera maciza, porque los procesos que se utilizan para la obtención de productos de carpintería (puertas, ventanas, suelos, etc.) y madera de construcción (vigas de madera maciza, vigas de madera laminada encolada, etc.) son los mismos que se utilizan para la fabricación de muebles de madera maciza.

4) Producción de energía

El rendimiento energético, en términos de energía eléctrica es del 30%

Eucalipto

Poder calorífico: eucalipto 7000 kcal/kg= 29260 kJ/kg
Funcionamiento de una Central Térmica es de 6750 horas/año= 24.300.000 s/año.
La unidad de transformación: 1 MJ eléctrico= 1000kJ eléctricos= 1000 KWs (1hora/3600 s)= 0,2777 kWh eléctricos.
Energía eléctrica obtenida (EEO): 19000 kg x 29260 kJ/kg x 0,3= 166782000 x 0,2777 kWh eléctricos= 46315361,4 kWh eléctricos.
Supondremos que un 3% de la energía disponible se emplea en el secado (se utiliza para secar el secado natural y un secadero contracorriente), por lo que la energía eléctrica realmente disponible es:
46315361,4 x 0,97= 44925900,55 kWh eléctricos
Potencia instalada (PI): 44925900,55/(6750 x 3600 s)= 1,84 kW
CO2 emitido en la combustión
19000 kg x 0,5 x (44/12)= 34,67 t de CO2= E2
Balance de CO2 fijado por hectárea:
19000 kg x 0,5 x 3,6 x 1,25= 67500 kg= 43,34 t de CO2
BA= FI1 - (E1 + E2)= 43,34 - (0,77 + 34,67) t= 7,9 t

Pino

Poder calorífico: pino 4700 kcal/kg= 19646 kJ/kg
Funcionamiento de una Central Térmica es de 6750 horas/año= 24.300.000 s/año.
La unidad de transformación: 1 MJ eléctrico= 1000kJ eléctricos= 1000 KWs (1hora/3600 s)= 0,2777 kWh eléctricos.
EEO: 11000 kg x 19646 kJ/kg x 0,3= 64831800 x 0,2777 kWh eléctricos= 18003790,86 kWh eléctricos.
Supondremos que un 3% de la energía disponible se emplea en el secado (se utiliza para secar el secado natural y un secadero contracorriente), por lo que la energía eléctrica realmente disponible es:
18003790,86 x 0,97= 17463677,13 kWh eléctricos
PI: 17463677,13/(6750 x 3600 s)= 0,71 kW
CO2 emitido en la combustión
11000 kg x 0,5 x (44/12)= 20,07 t de CO2= E2
Balance de CO2 fijado por hectárea:
11000 kg x 0,5 x 3,6 x 1,25= 25,09 t de CO2
BA= FI1 - (E1 + E2)= 25,09 - (0,77 + 20,07) t= 4,25 t

Alamo

Poder calorífico: álamo 4200 kcal/kg= 17556 kJ/kg
Funcionamiento de una Central Térmica es de 6750 horas/año= 24.300.000 s/año.
La unidad de transformación: 1 MJ eléctrico= 1000kJ eléctricos= 1000 KWs (1hora/3600 s)= 0,2777 kWh eléctricos.
EEO: 18000 kg x 17556 kJ/kg x 0,3= 94802400 x 0,2777 kWh eléctricos= 26326626,48 kWh eléctricos.
Supondremos que un 3% de la energía disponible se emplea en el secado (se utiliza para secar el secado natural y un secadero contracorriente), por lo que la energía eléctrica realmente disponible es:
26326626,48 x 0,97= 25536827,68 kWh eléctricos
PI: 25536827,68/(6750 x 3600 s)= 1,05 kW
CO2 emitido en la combustión
18.000 kg x 0,5 x (44/12)= 33 t de CO2= E2
Balance de CO2 fijado por hectárea:
18.000 kg x 0,5 x 3,6 x 1,25 = 41,28 t de CO2
BA= FI1 - (E1 + E2)= 41,28 - 0,77 + 33) t= 7,51 t

Fuente sobre poder calorífico: pino y álamo (Universidad Nacional de Santiago del Estero); eucalipto (Cozzo, D.; 1955)

RESULTADOS

Especie

Rendimiento Verde

Rendimiento Seco

Fijación de CO2 por el árbol

Emisión de CO2 en el Ciclo Vital e Industrial

Emisión en la elaboración dimensional de la madera

Emisión en la fabricación de pasta

Emisión en la fabricación de papel

Emisión en la fabricación de integrales

Balance Final de CO2 Mueble, Carpintería o construcción

Balance de fabricación de pasta

Balance de fabricación de papel

Balance de fabricación de Integrales

Energía eléctrica obtenida

Potencia instalada

Emisión de CO2 de la madera quemada en la combustión

Balance de CO2 fijada luego de quemar

t/ha/año

t/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

kW/h

kW/h

tCO2/ha/año

tCO2/ha/año

FI1

E1

EMe

EMe

EMe

EMe

BA

BA

BA

BA

EEO

PI

EMe

BA

Eucalipto

30

19

43,58

0,77

0,413

21,93

19,04

19,96

42,39

20,88

23,77

22,85

46315361,4

1,84

34,67

7,90

Pino

20

11

25,23

0,77

0,318

12,69

11,02

11,56

24,04

11,77

13,44

12,9

18003790,86

0,71

20,07

4,25

Alamo

23

18

41,28

0,77

0,626

20,77

18,04

18,91

39,88

19,74

22,47

21,60

26326626,48

1,05

33

7,51

El Balance final de fijación de CO2 es mayor para los eucaliptos, seguido por los álamos. En referencia a los pinos es el más bajo, pero hay que tener en cuenta que el crecimiento y la rotación varían mucho dependiendo la zona.

CONCLUSIONES

Las plantaciones forestales diagramadas con doble propósito son la solución a los diversos cuestionamientos. El presente trabajo comprueba que el mejor uso para fijar CO2 es el de madera maciza y como madera para la carpintería - construcción. Asimismo, se comprueba también que el resto de usos de la madera, en el análisis de su ciclo fijan este gas.

Los proyectos para el Mecanismo de Desarrollo Limpio - MDL (Artículo 12 del Protocolo de Kyoto) tendrán que construir una línea de base de las emisiones que ocurrirían sin proyecto y confrontarlo con el nivel de emisiones proyectado bajo diferentes escenarios del proyecto a los efectos de demostrar la adicionalidad. El estudio demuestra que la elaboración de proyectos que involucran no tan sólo las plantaciones sino también los usos de la madera aumentan la adicionalidad. Asimismo, se elimina la idea de non-permanencia porque el CO2 queda fijado en un producto de madera cuya durabilidad es ilimitada.

Los proyectos de plantaciones forestales que involucran usos de la madera no tienen tiempos definidos por lo que presentan menos posibilidades de presentar fugas en referencia a sus impactos económicos, sociales y ambientales, y de las emisiones GEIs. La determinación en los proyectos del uso de la madera implica la necesidad de certificación forestal, lo cual produce una disminución de los impactos sociales y ambientales.

Se debe hacer un análisis muy detallado de los factores para determinar el contenido de CO2 fijado cuando la madera es transformada en las operaciones. En el Balance habría que tener en cuenta la cuantificación de riesgos e incertidumbres propios de cada proyecto, a los efectos de eliminar posibles pérdidas por incendios, plagas, etc.

BIBLIOGRÁFICAS

Brown, S., Lugo, A. and Chapman, J. 1986. Biomass of tropical tree plantations and its implications for the global carbon budget. Can. J. For. Res. 16: 390-394).

Center for Sustainable Development in the Americas con la asistencia de Lawrence Berkeley National Laboratory for the U.S. Agency for International Development, 1996.

Ejecutando la Implementación Conjunta: una guía para establecer programas nacionales de Implementación Conjunta.

Chomitz, K. M. 2000. Evaluating carbon offsets from forestry and energy projects: How do they compare?. Development Research Group, World Bank 25 pp.

Convención Marco de cambio Climático. Publicado por la Secretaría del cambio Climático con el apoyo de la Oficina de Información sobre las Convenciones del PNUMA.

Cozzo, D. 1955. Eucalyptus y Eucaliptotecnia. Ed. El Ateneo. Bs. As. Pp.368.

El Protocolo de Kyoto de la Convención sobre el Cambio Climático. Publicado por la Secretaría del Cambio Climático con el apoyo de la Oficina de Información sobre las Convenciones del PNUMA.

Fernández González, J. 1998. La biomasa como energía alternativa para reducir el CO2 atmosférico. Homenaje a D. Angel Ramos Fernández. Real Academia de Ciencias, Academia de Ingeniería ETSI de Montes. Madrid.

IPCC, 1992. Climate change 1992: the supplementary report to the IPCC scientific assessment, J.T. Houghton, Callander, B.A., and Varney, S.K. (Eds.), Working Group 1. Cambridge University Press, Cambridge.

IPCC, 1996, Climate Change 1995: The Science of Climate Change. Houghton, J.T., Meria Filho, L.G. Callander, B.A., Harris, N., Kattenberg, A., y Maskell, K. (Eds), Contribution of Working Group 1 to the Second Assessment report of the IPCC, Cambridge University Press, Cambridge.

Labraga, J.C., 1998. Escenario de Cambio Climático para la Argentina. Revista Ciencia Hoy 8 (44): 18-25.

Martín, F.M; J.Ruíz Castellano; M.I Izquierdo Osado. 2001. La Madera como Fijadora de CO2. AITIM Marzo-Abril. Boletín de Información Técnica Nº 210: 63-67.

Norverto, C.A., 1997. Los Recursos Forestales y el Cambio Climático. Ed. GRAM

Secretaría de Energía, 2000. Estimaciones de Emisiones de Dióxido de Carbono y Óxidos de Nitrógeno del Sector Termoeléctrico en Argentina en 1999.

Sedjo y E. Ley. 1995. Argentina: Carbon and Forests. Resources for the Future.

Tinto, J.C. 1997. Tecnología de las Maderas Argentinas y del Mundo, 1997. Tecnología de las Maderas Argentinas y del Mundo. Ed. AgroVet pp. 546.


[1] Proyecto Forestal de Desarrollo (SAGPyA-BIRF) Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos. Av. Paseo Colón 982, Anexo Jardín P.1º (1063). Buenos Aires – Argentina cnorve@sagpya.minproduccion.gov.ar; canorverto@ciudad.com.ar