FAO index page AG index page
imprimir | regrese al sitio web

Cuestiones de Salud Pública

 

Si bien la carne se considera generalmente un producto de alto valor que constituye una buena fuente de hierro y vitaminas, han surgido en todo el mundo una serie de problemas de salud pública que han tenido efectos adversos en la producción, comercio y consumo de carne.

 

El riesgo de zoonosis animales es probablemente la cuestión relacionada con la carne que despierta mayor preocupación en la opinión pública. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define las zoonosis como “cualquier enfermedad o infección que puede ser transmitida naturalmente por los animales vertebrados a las personas”. Hay más de 200 zoonosis conocidas, de las cuales la tuberculosis por sí sola causa un mayor número de fallecimientos en todo el mundo que cualquier otra enfermedad infecciosa, con un total de aproximadamente 1,6 millones de muertes en 2005.

 

La inspección de la carne es el principal método utilizado para garantizar la inocuidad de la carne. El propósito de la inspección de la carne es proporcionar carne inocua y sana para el consumo humano. La responsabilidad de lograr este objetivo reside en primer lugar en las autoridades competentes en materia de salud pública, las cuales están generalmente representadas en el matadero por los veterinarios o inspectores de la higiene de la carne. Entre los puntos débiles frecuentes de la inspección de la carne cabe destacar la carencia de un cuerpo de inspectores (veterinarios, inspectores de la carne) independiente, competente y que cuente con recursos suficientes y capacidad jurídica y práctica plena para emitir un dictamen objetivo sobre la idoneidad de la carne y las distintas partes de los animales destinadas al consumo humano.

 

Asimismo, la FAO ha elaborado una serie de directrices y normas sobre procedimientos y técnicas de inspección de la carne para los países en desarrollo. La creación de capacidad en métodos actualizados de inspección de la carne ha sido una actividad de asistencia clave de la FAO a los países miembros. La FAO y la OMS, junto con la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), responden al desafío mundial de las zoonosis animales mediante la creación de redes de vigilancia e investigación para la detección temprana de las enfermedades animales y el fomento de la cooperación científica entre los países. La FAO ha establecido asimismo el Centro de Gestión de Crisis (CMC), que presta asistencia a los países miembros para responder a los casos de aparición de focos de enfermedades animales.