imprimir | regrese al sitio web

Aplicación del Plan de Acción Mundial sobre los Recursos Zoogenéticos

 

Los recursos zoogenéticos para la alimentación y la agricultura proporcionan posibilidades cruciales para el desarrollo sostenible de la producción ganadera. La erosión de estos recursos a nivel mundial, y en concreto en muchos países en vías de desarrollo, se ha acelerado en los últimos años a consecuencia de los rápidos cambios que están afectando a los sistemas de producción ganadera (intensificación e industrialización) como respuesta a la creciente demanda mundial de productos de origen animal. Los brotes de enfermedades, otros desastres, las emergencias (conflictos armados, sequías, etc.…) y la degradación de las tierras de pastoreo constituyen también una amenaza.

 

El trabajo de la FAO en el campo de la gestión de los recursos zoogenéticos adopta un enfoque amplio – aborda cuestiones técnicas, políticas e institucionales, teniendo además en cuenta las interacciones con otros aspectos de la gestión de los recursos naturales, de las dinámicas de los sistemas de producción y del desarrollo económico general.

 

La Situación de los Recursos Zoogenéticos Mundiales para la Alimentación y la Agricultura identificó lagunas importantes en la capacidad para gestionar los recursos zoogenéticos, en particular en países en vías de desarrollo. Como respuesta, la comunidad internacional adoptó el Plan de Acción Mundial sobre los Recursos Zoogenéticos (PAM) en la Conferencia Técnica Internacional sobre los Recursos Zoogenéticos para la Alimentación y la Agricultura, en septiembre de 2007. El PAM fue posteriormente aprobado por la 34ª Conferencia de la FAO. Dicho plan incluye 23 prioridades estratégicas de acción, agrupadas en cuatro áreas prioritarias: caracterización y seguimiento; utilización sostenible y desarrollo; conservación; y políticas, instituciones y creación de capacidad.

 

La principal responsabilidad en la aplicación del PAM recae sobre los gobiernos nacionales. No obstante, algunas prioridades estratégicas son especialmente relevantes en la aplicación a nivel regional o internacional. El siguiente cuadro ilustra los principales niveles en los que cada prioridad estratégica debe ser implementada.


tableNiveles de prioridad de la puesta en práctica de las prioridades estratégicas (AEPs) del Plan de Acción Mundial. [pulsen para agrandar]

 

La Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura supervisa, hace el seguimiento y evalúa la aplicación del PAM. También adoptó la Estrategia de Financiación para la Aplicación del Plan de Acción Mundial sobre los Recursos Zoogenéticos dirigida a mejorar la disponibilidad, la transparencia, la eficiencia y la eficacia del suministro de recursos financieros sustanciales adicionales, así como a fortalecer la cooperación internacional para el apoyo y la complementación de los esfuerzos de los países en vías de desarrollo y los países con economías en transición en la aplicación del PAM.

 

La FAO apoya la aplicación del PAM facilitando la colaboración mundial y regional y las redes, contribuyendo a la celebración de encuentros intergubernamentales, manteniendo y desarrollando el Sistema de Información sobre la Diversidad de los Animales Domésticos (DAD-IS), movilizando recursos de donantes para los recursos zoogenéticos, desarrollando productos de divulgación y coordinando la preparación de informes mundiales de situación y evolución. La FAO está también desarrollando un conjunto de directrices técnicas y presta asistencia técnica y formación para apoyar la creación de capacidad y la acción a nivel nacional.