imprimir | regrese al sitio web

Noticias del campo

Lucha contra la Fiebre aftosa contribuye a la erradicación del hambre

 

El fortalecimiento de las capacidades técnicas y de gestión de los Servicios Veterinarios de la Región Andina para mejorar los programas de control y erradicación de la Fiebre Aftosa, ha sido el principal objetivo del Proyecto Regional Integrado para el Control Progresivo de la Fiebre Aftosa, que bajo la coordinación técnica de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, se desarrolla desde 2010.

 

Con la contribución de recursos de la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (AECID) y la Cooperazione Italiana, el Proyecto ha trabajado directamente con los SVO de Bolivia, Ecuador, Colombia, Perú y Venezuela en la aplicación del modelo de Control Progresivo para lograr el reconocimiento de zonas libres y el avance de zonas con condición sanitaria endémica, junto con  el afianzamiento del Programa Regional Andino de control y erradicación.

 

El Proyecto se gestiona en torno a cinco componentes o productos principales, los cuales abordan las áreas clave de intervención para la lucha contra la Fiebre Aftosa:

 

  1. Coordinación y armonización regional
  2. Gestión y Sostenibilidad de Políticas Sanitarias
  3. Gestión de Riesgos - Fortalecimiento Programas Nacionales
  4. Educación Sanitaria y Abogacía

Uno de los principales avances de la región Andina en cuanto al control de la enfermedad es la reducción de focos en los últimos años.  Durante el año 2012 no se registraron focos de la enfermedad, lo que constituye un hito para el proceso de erradicación en la región. La ausencia prolongada de enfermedad es el resultado de la focalización de la vacunación en la zonas endémico primaria con una particular preocupación en las poblaciones jóvenes.

 

El nivel de inmunidad ha permitido quebrar el patrón endémico de presentación clínica y marca el cambio hacia una nueva fase en el proceso de erradicación y reduce el riesgo de aparición de casos en las zonas fronterizas, en donde no se registran focos desde 2010.

 

En la región Andina predominan los pequeños productores (80%) y no ha consolidado un potencial exportador, situación que ha limitado la decisión política y la asignación de los recursos suficientes para su erradicación.

 

Teniendo en cuenta este panorama, y atendiendo la diversidad de ecosistemas  epidemiológicos presentes en la región que al inicio del Proyecto mostraban desde ocurrencias de tipo endémico/epidémico hasta zonas libres sin vacunación, se definieron estrategias por país y acciones binacionales a nivel fronterizo, por el alto riesgo de incursiones virales por vecindad geográfica. 

 

En el caso de Bolivia, el Proyecto apoyó el proceso para el reconocimiento de la macro región de Altiplano y Valles como Zona Libre sin Vacunación, el cual fue otorgado por la OIE en mayo de 2012.
Se generó un fortalecimiento del sistema nacional de emergencias veterinarias mediante la ejecución de simulacros de Fiebre Aftosa, se elaboraron manuales de contingencias y se adecuaron las oficinas locales, los puestos de control y los laboratorios.

 

Fuente:  FAO, 2012.

 

Aunque Ecuador estaba ubicado en 2010 en la fase 2 del CP-FA por el endemismo de la enfermedad, hoy avanza en la fase 3 del CP-FA. Las acciones del Proyecto se concentran en mejorar el proceso de vacunación de la población bovina, mediante investigación de las cepas circulantes y el mejoramiento de la cadena de vacunación desde el control de calidad, hasta la gestión de las campañas de vacunación.

 

Adicionalmente, el SVO, ha recibido apoyo en la revisión de métodos para la atención de focos y el diagnóstico de Fiebre Aftosa, así como el fortalecimiento de su capacidad técnica a través de la compra de equipos para apoyar las actividades de vacunación y vigilancia epidemiológica.

 

En Perú, el Proyecto ha apoyado al Servicio Nacional de Sanidad Agraria, SENASA, en la obtención del reconocimiento de la franja litoral desde el departamento de Lima, hasta los departamentos del norte de Perú como zona Libre sin Vacunación y el territorio fronterizo con Ecuador como Libre con Vacunación. Se espera que estos reconocimientos sean otorgados por la OIE en mayo de 2013.

 

Mediante asistencia técnica, que ha incluido simulacros y capacitaciones, el Proyecto ha apoyado en Perú el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia y de emergencia para detección oportuna y respuesta rápida frente a incursiones virales.


 

Colombia está en la última fase del CP-FA, (Fase 5)  de la cual se excluye una zona libre sin vacunación. El objetivo del Proyecto ha consistido en mantener su estatus de libre de Fiebre Aftosa con y sin vacunación mediante el fortalecimiento de la vigilancia a nivel de la frontera con Ecuador y Venezuela.

En Venezuela, que en 2010 tenía una situación epidemiológica endémica, se ha evidenciado una caída sostenida de la incidencia lo que arroja a la fecha un resultado de cero focos en 2012.

El Proyecto ha presentado una serie de recomendaciones para redireccionar su  programa de erradicación de Fiebre Aftosa hacia la vigilancia de circulación viral, decisión que significaría la entrada a la fase 3 del PCP.

 

Abordaje subregional

El trabajo regional se enfoca en dos líneas de acción: la primera, el apoyo al Plan Operativo 2010-2012 del Programa Subregional Andino de Erradicación de Fiebre Aftosa, en su componente de zonas fronterizas. La segunda, es la consolidación del Programa Subregional Andino.

Un logro importante en este proceso ha sido el afianzamiento del Comité Técnico de Sanidad Agropecuaria, COTASA - Grupo Sanidad Animal – Componente de Fiebre Aftosa, como órgano de coordinación regional, dotado de un Programa Subregional de Erradicación de la Fiebre Aftosa actualizado y mejorado. 

Actualmente los países evalúan una propuesta diseñada para la actualización del Programa Subregional Andino, que involucra un nuevo esquema de gestión institucional para lograr mayor sustentabilidad, eficiencia y eficacia en las acciones emprendidas.

 

El abordaje subregional del Proyecto ha propendido además por la construcción de un marco jurídico común que permita fortalecer el desarrollo del Programa Subregional y a su vez de los programas nacionales.  A través del COTASA se busca la definición de dicha normativa para su posterior aprobación por parte de la Secretaria General de la CAN.

Gracias al proyecto la región Andina cuenta con una Guía para la Atención de Focos y Situaciones de Emergencias Sanitarias de Fiebre Aftosa, que favorece el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia epidemiológica para una detección y alerta precoz de la infección de manera articulada con los mecanismos de contingencia, buscando mitigar las  crisis sanitarias producto de la Fiebre Aftosa.

 

Comunicación, Educación Sanitaria y Abogacía

Sobre la base de un sólido componente técnico, el proyecto desarrolla estrategias integrales que involucran herramientas de concienciación educación y abogacía, fundamentadas en el conocimiento del contexto político, cultural y socioeconómico de las comunidades. Además, busca el compromiso de todos los actores involucrados con la erradicación, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza.


Ante la heterogeneidad de los entornos socio-culturales, económicos, políticos y epidemiológicos se optó por diseñar un marco conceptual y metodológico común, que contó con la participación de los Servicios Veterinarios de los cinco países y el cual está condensado en las Directrices para el Diseño de Estrategias de Educación Sanitaria y Abogacía, las cuales fueron adoptadas de manera oficial por la CAN en 2012.

 

El Proyecto ha liderado el diseño y despliegue de estrategias de educación sanitaria en Perú, puntualmente en la zona fronteriza con Ecuador; en Venezuela como apoyo a las acciones de erradicación y en Colombia y en Ecuador orientadas al fortalecimiento de los trabajos en las zonas de frontera. Existe un amplio paquete pedagógico multimedial que ha sido probado con éxito en los diferentes países.

El proyecto ha dado especial relevancia a la formación de capacidades al interior de los Servicios Veterinarios para el manejo de herramientas y conceptos básicos de comunicación dirigidas a los productores.

La Abogacía se aborda desde dos perspectivas: La primera, a nivel país, ha consistido en apoyar específicamente a Bolivia a construir el ambiente propicio que permitió el reconocimiento del Altiplano como Zona Libre con Vacunación y el mantenimiento de este estatus.

La segunda, orientada a la promoción del proyecto, su gestión y logros, que incluye un sitio Web, la producción de un boletín electrónico de novedades, la participación activa en las redes sociales Facebook y Twitter, y el diálogo constante con medios de comunicación a través de boletines y comunicados de prensa que van acompañados de una estrategia de free press. Se enfatiza en el desarrollo de agendas con medios y en el cubrimiento in situ de los principales eventos del Proyecto.