FAO index page FAO index page
Print this page | Close
foto

Aves de corral y la salud humana


La población humana obtiene grandes beneficios de la carne y los huevos de aves de corral que le aportan alimentos que contienen proteínas de alta calidad y un bajo nivel de grasas con el perfil deseable de ácidos grasos. En la mayor parte de las regiones rurales de los países en desarrollo, las familias suelen tener acceso a carne y huevos que les proporcionan sus propias parvadas, generalmente pequeñas. Los habitantes de las áreas urbanas tienen acceso a ellos en forma de productos avícolas de producción industrial nacional o importados. Por lo general, el consumo de carne o huevos de aves de corral no es objeto de tabúes culturales, aunque en muchas culturas se prefiere el consumo de carne de aves de corral al de huevos. La familia puede consumir la mayor parte de las aves en una sola comida, de modo que la refrigeración es menos necesaria.


Sin embargo, la producción y el consumo de carne y huevos de aves de corral implican una serie de riesgos para los seres humanos. Para las personas que están en contacto con las aves vivas, la mayor preocupación consiste en el riesgo de infección con el virus de la influenza aviar altamente patógena (IAAP) en las zonas donde la enfermedad es endémica. Para mitigar ese riesgo, es muy importante que las aves enfermas no se sacrifiquen ni preparen para el consumo humano.


La contaminación de la carne y los huevos de aves de corral durante la elaboración, manipulación, comercialización y almacenamiento antes de su cocinado puede provocar intoxicaciones alimentarias en los seres humanos. Las principales causas de infección intestinal humana de este origen son las bacterias, fundamentalmente la Salmonella y el Campylobacter. Cuantas más fases y tiempo transcurren entre el sacrificio y el consumo mayor es el riesgo de contaminación. En muchos países preocupa especialmente la forma de manipular los productos avícolas congelados importados antes de su venta y consumo.

 

Otro motivo de preocupación para la salud humana es el uso inapropiado de antibióticos en la producción de aves de corral y la aparición de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos. Para garantizar la inocuidad de los productos, son necesarios sistemas eficaces de control. Hoy día se dispone de mucha información acerca de la forma de reducir los riesgos al mínimo.