¿Quién consume pescado?

 

Haga click en el gráfico para agrandarlo
Haga click aquí para descargar en formato pdf


Haga click en el gráfico para agrandarlo
Haga click aquí para descargar en formato pdf


Cerca del 75 por ciento de la pesca mundial se destina al consumo humano. El resto se convierte en harina y aceite de pescado, utilizados sobre todo para forrajes (inclusive como alimento en la piscicultura). En los últimos años, ha aumentado el volumen de productos pesqueros que se venden frescos, así como el del pescado congelado. La proporción relativa de pescado de escamas ha disminuido, mientras que la de crustáceos, moluscos y cefalópodos ha aumentado.

Asia, donde se combina un consumo per cápita relativamente alto con poblaciones muy numerosas, es con creces la región más importante en cuanto a consumo de pescado. El segundo lugar lo ocupa Europa. En los países desarrollados suele consumirse más pescado que en los países en desarrollo, aunque hay excepciones considerables entre los estados insulares pequeños en desarrollo. Los niveles menores de consumo de pescado se dan en África y el Oriente Medio.

En muchos países, sobre todo en los que están en desarrollo, el consumo medio per cápita puede ser escaso, pero el pescado puede ser el alimento básico de las zonas costeras y de los sectores pobres de la población, así como un suministro importante de proteína animal. Se prevé que siga aumentando la demanda de pescado para consumo humano. A partir del crecimiento demográfico previsto y de la conservación del actual nivel mundial de consumo, para el año 2010 éste podría ser de 120 millones de toneladas al año, incremento sustancial respecto a los entre 75 y 85 millones de toneladas de mediados del decenio de 1990.

 

En esta sección

El pescado aporta proteínas y además nutre el cerebro