Programa especial: la gestión

Todos los países que participan en el Programa Especial tienen la responsabilidad de establecer un comité que tenga la responsabilidad global del programa de cada país. Serán miembros del comité directivo representantes de alto nivel de los ministerios, del sector privado y de los donadores. Se establecerán sistemas de inspección y de evaluación en los países y se enviarán con regularidad informes sobre los adelantos conseguidos a todos los participantes.

Un equipo nacional, dirigido por un coordinador, estará a cargo del programa nacional. Participarán en la toma de decisiones locales los campesinos, las ONG, funcionarios locales, extensionistas, científicos y representantes de la industria privada, con apoyo de expertos técnicos de la FAO y de otras partes, cuando sea necesario.

En la FAO, está a cargo del Programa Especial un pequeño grupo de la Dirección de Actividades de Campo, capaz de movilizar a la amplia gama de expertos disponibles en la organización. Esto asegura que los costos de operación se mantendrán al mínimo y que las direcciones técnicas de la FAO participen plenamente en el programa.

Representantes de las direcciones técnicas de la FAO son miembros de los organismos de supervisión establecidos para orientar y dar apoyo a las actividades que se llevan a cabo en los países. El organismo supervisor más alto en la FAO es una comisión, presidida por el Director General, que vigila e inspecciona el Programa Especial. Además, un Grupo de Vigilancia en el que participan destacados expertos independientes en alimentos y agricultura, proporciona asesoría y orientación.

Una supervisión y evaluación constantes, tanto en el país como por parte de la FAO, van a garantizar que cualquier acontecimiento adverso se identifique de inmediato y que se tomen medidas para corregirlo. La evaluación periódica de las repercusiones del programa en la producción de alimentos, en el medio ambiente, en los ingresos de los campesinos y en la igualdad social, asegurarán que la inversión y la asistencia se canalicen donde más se necesitan.