p

p

Hacer realidad los derechos

Los gobiernos de los países son los principales responsables de asegurar el derecho a una alimentación adecuada y el derecho fundamental a no sufrir hambre. Se reconoce en general que el hambre constituye una violación contra la dignidad humana y un obstáculo para el progreso social, político y económico, y una serie de países han consagrado en sus constituciones el derecho a los alimentos. Pero a la fecha, ningún país ha adoptado una legislación nacional para el cumplimiento específico de este derecho.

Obligaciones del Estado: respeto, protección, satisfacción

Países en cuya constitución está consagrado el derecho a los alimentos
Haga clic aquí para ver un mapa más grande y la lista de los países

-

El derecho a los alimentos no significa que el Estado tenga la obligación de distribuir alimentos a todos sus ciudadanos. Pero supone la obligación de respetar el derecho a los alimentos al no interferir con los esfuerzos del individuo por ganarse el sustento. Además debe proteger a su pueblo de que otros infrinjan sus derechos. La obligación de satisfacer del Estado significa ayudar a los que aún no disfrutan del derecho a los alimentos mediante la creación de oportunidades para que se ganen el sustento. Si estas tres medidas de protección no logran asegurar que haya alimentos para todos, entonces el Estado debe proporcionarlos, en especial a los que por su edad, invalidez, desempleo u otras desventajas, no puedan valerse por sí mismos.

Es esencial la inocuidad de los alimentos
La calidad e inocuidad de los alimentos son importantes aspectos del derecho a los alimentos. La inocuidad supone la ausencia o niveles aceptables de contaminantes, bacterias, toxinas naturales o cualquier otra sustancia que pudiera hacer a los alimentos dañinos para la salud.

En Líbano, técnico inspeccionando aceitunas para ver si tienen parásitos
Líbano/Faidutti/19014

-

Para proteger la salud del consumidor y asegurar las prácticas justas en el comercio de alimentos, la FAO y la Organización Mundial de la Salud establecieron la Comisión del Codex Alimentarius en 1962. Esta comisión es un organismo intergubernamental en el que participan actualmente 165 Estados Miembros de la FAO, encargado de preparar las normas internacionales de los alimentos y otras recomendaciones para promover la calidad e inocuidad de los alimentos. El Codex Alimentarius, o código de los alimentos, se ha convertido en punto mundial de referencia para los consumidores, los productores de alimentos y la industria alimentaria, los organismos nacionales encargados de los alimentos y el comercio internacional de alimentos. Brinda a los estados un marco para establecer la legislación para la gestión de los alimentos, así como sistemas para proteger los derechos de los consumidores a disfrutar de alimentos inocuos y comercializados en forma justa.

Habilitar a la población para satisfacer sus necesidades
"La obligación del Estado de satisfacer el derecho a los alimentos comprende dos elementos: la obligación de facilitar y la obligación de proporcionar -afirma la Oficial jurídica de la FAO Margret Vidar-. La obligación de facilitar significa que debería crear y mantener un 'ambiente de habilitación' en el que las personas puedan satisfacer sus necesidades de alimentos".

Programa con información de los precios del mercado
Zambia/Conti/17819

-

El desarrollo agrícola no sólo es decisivo para incrementar la disponibilidad de alimentos, sino como principal proveedor de empleos en la mayor parte de los países en desarrollo, ayuda a sacar de la pobreza a la población rural. Pero el derecho a los alimentos comprende algo más que la producción de alimentos. De nada sirven los mercados plenos de alimentos si las personas no tienen acceso a éstos. Los sistemas nacionales eficientes de suministro de alimentos deben estar acompañados de servicios apropiados de comercialización, políticas de desarrollo rural equitativas y oportunidades adecuadas para producir alimentos o ganar suficientes ingresos para comprarlos. Es esencial la creación de infraestructuras de transporte y comunicaciones.

"Facilitar el disfrute del derecho a los alimentos no significa por necesidad la intervención directa del Estado en todos los aspectos del sistema alimentario -añade Vidar -. Pero el Estado puede tomar medidas para asegurar que los mercados privados puedan desempeñarse bien".

Hay diversas medidas que los gobiernos pueden tomar para promover los mercados privados de alimentos sin recurrir a controles ineficaces y costosos de los precios ni a la ayuda alimentaria directa. Al reducir los obstáculos para obtener licencias comerciales se puede facilitar y hacer menos costosa para las empresas la participación en el mercado. También se puede alentar el comercio y mantener accesibles los precios de los alimentos mediante la reducción de los impuestos al valor añadido de los productos alimentarios básicos, así como legislando la prohibición de los monopolios. El acceso público a la información de los precios, a través de programas de radio o por otros medios, también puede ser una forma eficaz de asegurar que los pequeños comerciantes cuenten con la información necesaria para participar en el mercado de los alimentos. La FAO ha apoyado diversos sistemas de información sobre los precios de los alimentos a cargo del sector público en los países en desarrollo, con el fin de facilitar la difusión de esta información.

Atender a la población vulnerable en casos de urgencia

En las urgencias extremas, la obligación del Estado puede exigirle distribuir alimentos. Para satisfacer las necesidades de los más vulnerables, los gobiernos también pueden emitir cupones para alimentos, hacer donativos en efectivo o instituir programas de alimentos por trabajo. Cuando un país de bajos ingresos no logra satisfacer las necesidades de su población con sus propios recursos, la obligación del Estado puede exigir que pida ayuda a la comunidad internacional.

Mercado al aire libre en Zambia
Zambia/Conti/17842

-

Violaciones al derecho a los alimentos

Las violaciones al derecho a tener una alimentación adecuada comprenden toda forma de discriminación que impida asegurar el acceso a los alimentos, o disponer de los medios de alcanzarlo, por motivos de raza, sexo, idioma, edad, religión, opinión política o de otro tipo, origen nacional o social, condición patrimonial, de nacimiento o de otro tipo. Además, una serie de instrumentos internacionales, comprendida la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial proclaman que los alimentos no deberían utilizarse para ejercer presión política o económica, ya sea como embargos de alimentos o con otras medidas que pongan en peligro el acceso a los alimentos en otros países.

En situaciones de crisis como los conflictos civiles o las catástrofes naturales es cuando hay más probabilidades de que se violen los derechos a los alimentos. Estas violaciones incluyen la negación del acceso a la ayuda alimentaria humanitaria o la muerte deliberada de civiles por inanición a través de la destrucción intencional de los alimentos o de los medios agrícolas: equipo, cultivos, ganado y reservas de agua. Cuando un Estado no pide en forma adecuada y oportuna ayuda internacional en una situación de urgencia, esto también puede ser una violación de la obligación a satisfacer el derecho a los alimentos.

Sin embargo, la escasez también puede engendrar conflictos, porque la lucha por el control o por el acceso a los recursos naturales puede derivar en violencia. Estos conflictos, a su vez, destruyen las capacidades productivas y dañan el medio ambiente, lo que dificulta a la población sostener sus formas de ganarse el sustento y lograr la seguridad alimentaria.

El conocimiento es poder en la lucha contra el hambre

A fin de organizar respuestas humanitarias apropiadas cuando se presentan las situaciones de urgencia, o para evitar posibles crisis alimentarias, los encargados de las políticas y los analistas necesitan ponderar la información más reciente disponible. El Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Agricultura y la Alimentación (SMIA) presenta informes regulares y noticias de alerta para llamar la atención al deterioro de las reservas de alimentos y del acceso a éstas a consecuencia de conflictos o desastres naturales. Aunque es un sistema mundial, el SMIA se concentra en particular en los países y regiones donde son más probables las situaciones de urgencia alimentaria.

La FAO proporciona asistencia técnica para ayudar a los gobiernos a mejorar sus sistemas nacionales de seguimiento de la seguridad alimentaria. La información que suministran estos sistemas es esencial para asegurar el derecho de todos a una alimentación adecuada porque facilitan la evaluación de las necesidades y la planificación de intervenciones oportunas ante las situaciones inminentes de urgencia.
Más información sobre la FAO y las urgencias alimentarias aquí

El rumbo de los "derechos"

"La FAO aspira a tener la oportunidad de colaborar con los países en el marco jurídico del derecho a los alimentos -afirma Vidar-. Ya tenemos una considerable experiencia en asesoría a los países en materia de legislación nacional, y esto sería una ampliación natural de esas actividades, de preferencia en colaboración con la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos".

Un enfoque de la seguridad alimentaria basado en los derechos supone asegurar que no haya discriminación, la participación democrática, la transparencia y la rendición de cuentas. Y la legislación -según Vidar- es el instrumento ideal para asignar responsabilidades a los órganos adecuados y establecer los procesos a través de los cuales se hagan valer estos principios. Esto tiene particular importancia en el tratamiento de una cuestión multisectorial y multidimensional como la seguridad alimentaria, señala.

"Las actividades basadas en los derechos parecen un derrotero inevitable para la FAO a la larga -afirma Vidar-. Pero las iniciativas específicas, como las actividades piloto en la elaboración de marcos jurídicos o la incorporación efectiva del derecho a los alimentos en nuestras actividades de desarrollo y de urgencia, puede exigir más apoyo de la comunidad de donantes".

Comisión del Codex Alimentarius
Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Agricultura y la Alimentación (SMIA)
Oficina Jurídica de la FAO
Sitio web: El derecho a la alimentación (en inglés)

Archivo de Focus