El agua contaminada devasta la salud en la región del Mar de Aral

Los métodos agrícolas de tipo soviético han devastado la economía, la salud y el medio ambiente en la Cuenca del Mar de Aral en el Asia Central, afectando a millones de personas.

Todo comenzó a marchar muy mal cuando los planificadores decidieron intensificar la producción de algodón en el decenio de 1950. Hacia 1978 se extendía una vasta red de canales de riego en las zonas desérticas, para apagar la sed del algodón en una zona de 7.6 millones de hectáreas, sobre todo en Uzbekistán y Turkmenistán.

El agua se desviaba de los ríos Amudar’ya y Syrdar’ya, que alimentan el Mar de Aral. La salinización se extendió mucho y degradó los suelos, y el Aral, que era el cuarto lago más grande del mundo, comenzó a restingirse rápidamente, dejando las embarcaciones pesqueras y a sus comunidades lejos y desprovistos, a veces a decenas de kilómetros de la antigua ribera.

Además de perder su forma de ganarse el sustento al desplomarse la pesca a principios del decenio de 1980, muchas de estas comunidades hoy tienen penosas condiciones de salud. En Karakalpakstán, una república semi-independiente del Uzbekistán, las mujeres padecen una pandemia de anemia, que ha golpeado a la pequeña república en el último decenio.

Datos de la Cuenca del Mar Aral

Tierras salinizadas en Uzbekistán

1982

12 000 km²

(36%)

1985

16 430 km²

(43%)

Retroceso del Mar de Aral
Cifra sin precedentes de 56 Km3 al año

1966-1970

47 km³

1981-1985

2 km³

Estudios recientes muestran que de las 700 mil mujeres que habitan en esta zona, cerca del 97% están anémicas y sus niveles de hemoglobina están muy por debajo de la norma establecida por la Organización Mundial de la Salud, de 110 gramos por litro de sangre. Se trata del quíntuple del porcentaje de mujeres afectadas hace un decenio, probablemente la tasa más elevada del mundo, informa la revista británica New Scientist.

Los médicos locales afirman que se debe a la contaminación del agua. El agua potable que consume la mayoría de las personas es agua de drenaje contaminada, saturada de sustancias químicas concentradas procedentes de los campos de cultivo de algodón y de sales. Un médico afirma que las mujeres no pueden absorber el hierro -la deficiencia de hierro es la causa común de la anemia- debido a los elevados niveles de metales presentes en el agua, como manganeso y zinc.

La anemia no es el único problema sanitario. La población de Karakalpakstán también padece de tasas cada vez más altas de enfermedades de la tiroides y de los riñones. En el periodo de 1981 a 1987, se calcula que el cáncer del hígado aumentó una proporción increíble de 200%, el cáncer de garganta aumentó 25% y la mortalidad infantil se elevó 20%.

Principales errores agrícolas
  • Utilización de canales de riego sin recubrimiento que producen desperdicio y fistración de sales en el agua subterránea.
  • Falta de sistemas de drenaje para eliminar el agua residual y las sustancias químicas de los campos.
  • Los campos anegados también salinizan las aguas subterráneas y producen escurrimientos de sales.
  • Descarga de corrientes saturadas de minerales y plaguicidas en los ríos principales.

Otras fuentes:

Sitios relacionados:

27 de enero de 1997


 FAO Home page   Búsquedas

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO,1997