Protección forestal para conservar la biodiversidad


La diversidad genética mantiene sanos los bosques, asegura un grupo de expertos

Daños por incendio en el estado de Pará, Brasil. Los bosques tropicales pueden concentrar numerosas especies de árboles en una superficie reducida, por lo cual su destrucción puede significar una grave pérdida de recursos genéticos. (FAO/15891/G.Bizzarri)

Es necesario conservar los recursos genéticos, y la mayor amenaza que sufren es la pérdida del bosque mismo. Esta es la opinión del Grupo de Expertos de la FAO en Recursos Genéticos Forestales, recientemente reunido en Roma.

Los bosques afrontan una gran variedad de peligros, desde la degradación causada por los incendios, hasta la deforestación debida al avance de la agricultura. Estos peligros no sólo amenazan la agricultura como recurso productivo, sino que pueden reducir el número de especies que lo pueblan, especialmente en las zonas tropicales, donde en una zona reducida puede concentrarse una gran variedad de especies de árboles.

El Grupo también reiteró la importancia de mantener una gran diversidad genética para asegurar el bienestar de las poblaciones de árboles, y señaló la necesidad de que las instituciones colaboren en la conservación e intercambio de los materiales genéticos.

El Grupo, establecido en 1968, se reúne cada dos años. Informa del estado de los recursos genéticos de los bosques y formula recomendaciones para la conservación y utilización de éstos. Sus 15 integrantes son expertos en una gran variedad de medios forestales, y pertenecen a una pluralidad igualmente amplia de culturas, idiomas y regiones. No representan a sus países, son independientes y eminentes en su ámbito profesional.

El informe completo del Grupo, por publicarse próximamente, también destacará los siguientes temas:

  • Una amplia diversidad genética es condición del bienestar de los bosques.
  • Muchos países necesitan asistencia para evaluar la biodiversidad de sus bosques, comprendida la diversidad de las especies y las variaciones presentes en éstas.
  • Es conveniente alentar la comunicación y el intercambio de materiales genéticos entre los países.
  • La biotecnología moderna puede brindar posibilidades para una silvicultura más productiva, pero no debe consumir una parte desproporcionada de los recursos de investigación, ni desalentar en los programas de fitomejoramiento la utilización de la inmensa diversidad ya existente en los bosques naturales.
  • Se requieren nuevas oportunidades para la protección y gestión de los bosques. (Esto podría incluir oportunidades de financiación de conformidad con el Mecanismo para un Desarrollo Limpio, del Protocolo de Kyoto, para ayudar a sufragar actividades de compensación por las emisiones de carbono, realizadas por los bosques).
  • Es importante contar con información al día, y debe proseguir la creación de un sistema de información de la FAO sobre recursos genéticos de los bosques, comprendido el REFORGEN.

Además de la gestión de información, las actividades forestales de la FAO comprenden dar ayuda a los países para evaluar y administrar mejor sus recursos genéticos, así como apoyar programas y especies específicos.

¿Para qué conservar los recursos genéticos de los bosques?

"Las personas comunes podrían preguntarse por qué son importantes los recursos de los bosques -afirma el Secretario del Grupo de Expertos, Christel Palmberg-Lerche, de la FAO-. ¿Qué no son muy parecidos todos los helechos o los álamos? Algunas personas sostienen también que no hace falta tomar medidas activas de conservación, y aseguran que la diversidad sobrevivirá con que las personas se abstengan de destruirla".

Pero la biodiversidad es importante porque sigue sin estudiarse una gran parte del potencial de muchas plantas para obtener leña y otros productos, por ejemplo medicamentos. Y la variación genética en las especies es importante porque el crecimiento y la resistencia a las presiones, como los climas rigurosos y las enfermedades, depende de ella. Las poblaciones de árboles genéticamente uniformes no se darán tan bien en la diversidad de medios que ocupan los bosques y afrontarán más dificultades para adaptarse a los cambios que se presentan en el medio ambiente. El fitomejoramiento intensivo fomenta la uniformidad, de modo que es necesaria una reserva constante de genes nuevos para poder hacer frente a posibles problemas.

Si no se cuida con esmero esta reserva genética también puede verse amenazada por la evolución natural de los ecosistemas forestales. En lugares como Brasil, donde hay más de 400 especies de árboles por hectárea, las condiciones y las pautas de un bosque son importantes, por lo tanto, para conservar la diversidad.

En la naturaleza nada es estático. Un bosque antiguo no es estable ni permanente, pero ahí han prosperado determinadas especies, en detrimento de muchas otras.

Pérdida de hábitat

Diversos integrantes del Grupo de Expertos señalaron ejemplos de los peligros que corren los bosques:

  • invasión agrícola
  • catástrofes como los incendios, sequías e intensas heladas
  • plagas y enfermedades
  • especies invasoras.

"Es difícil cuantificar y seguir las transformaciones que sufre la biodiversidad, comprendida la diversidad genética -explica Pierre Sigaud, experto de la FAO en recursos genéticos forestales-. Las medidas de la superficie forestal no nos dicen todo". Por ejemplo, las plantaciones pueden desplazar los bosques naturales, con lo que se reduce la diversidad de las especies. Pero con reducir las presiones ejercidas por la tala en lo que queda del bosque natural se puede propiciar tanta diversidad como la que se destruye.

Incluso donde se pierden partes del bosque natural por el avance de la agricultura, la pérdida genética dependerá del alcance de la fragmentación de lo que quede del bosque, es decir, si éste se ha dividido en pequeños lotes forestales las especies pueden existir en pequeños grupos y, en consecuencia, pueden quedar por debajo del número necesario para subsistir y llegar a desaparecer.

"Esa clase de factores no respeta fronteras -afirma el Dr. Sigaud-. La ventaja del Grupo de Expertos es que atraviesa las fronteras. Por eso es más singular e importante".

12 de febrero de 2002

 

 Más información


 Página inicial de la FAO 

 Búsquedas  

 

¿Sugerencias? Webmaster@fao.org

©FAO, 2002