Archivo

Déficit de alimentos en Sudán pese al incremento de la producción

No obstante el incremento general de la producción de cereales en 2001, dos millones de personas dependerán en Sudán de la ayuda alimentaria durante el año en curso, según un informe reciente de la FAO y el Programa Mundial de Alimentos.

La producción se incrementó en el norte del país casi un 30%, respecto a 2000. Este incrementó obedeció a la ampliación de las zonas de cultivo, el clima favorable, el estímulo del Gobierno y los precios elevados de los cereales al momento de la siembra. En el sur del país, pese al conflicto civil y a la inseguridad que siguieron obstaculizando las actividades agrícolas, la producción también mejoró respecto al año anterior, gracias a que hubo más lluvias y se contó con mejor acceso al campo. Con todo, el informe advierte que "la aguda caída de los precios del sorgo en las principales zonas productoras podría acarrear la ruina económica para los agricultores y dar lugar a una considerable disminución de la superficie cultivada para el año próximo".

Precios elevados, conflicto sin resolver

Según el informe, se prevé que la producción total de cereales correspondiente a 2001 tenga un volumen de 4 800 millones de toneladas, 38% más que en 2000 y 9% por encima de la media de los cinco últimos años.

Sin embargo, este incremento no basta ya que el desplazamiento de la población y la inseguridad debida al conflicto interno darán lugar a déficit de cereales en diversas zonas del sur del Sudán y a la reducción del acceso a los alimentos. Las zonas más afectadas son Raga, algunas partes del estado de Unity, y otras del corredor de Sobat en el estado del Alto Nilo.

También hará falta llevar ayuda a algunas zonas del norte del país. El informe señala que "en el norte del Sudán, las cosechas se han malogrado en algunas partes de Kordofan del Norte, Kordofán Occidental, Darfur del Norte, Darfur del Sur y el estado del Mar Rojo debido al mal tiempo. En casi todas estas zonas, se trata del tercer año consecutivo de malas cosechas". En consecuencia, los precios de los cereales se han mantenido elevados, lo que ha repercutido en el poder adquisitivo de la población y hace necesario dar ayuda alimentaria de urgencia a los sectores más vulnerables de estas zonas.

En total, se calcula que harán falta alrededor de 155 000 toneladas de ayuda alimentaria para atender a dos millones de personas desplazadas por la guerra, afectadas por la sequía y a otras personas vulnerables del país. También se necesita ayuda urgente para suministrar semillas y otros insumos agrícolas, antes de la próxima temporada agrícola que se inicia entre junio y julio de 2002 en el norte del país, y entre abril y mayo en el sur.

8 de febrero de 2002

Enlaces:

Misión de evaluación de los cultivos y el suministro de alimentos de la FAO y el PMA en Sudá (en francés y en inglés)

Sistema Mundial de Información y Alerta sobre la Agricultura y la Alimentación (SMIA)

Programa Mundial de Alimentos (PMA)


  Página inicial de la FAO

  Búsquedas  

Webmaster@fao.org

©FAO, 2002