Importante crisis de alimentos en Somalia, según el último informe sobre Africa de 1998

El último Informe sobre Africa de 1998 presentado por la FAO empieza con una firme advertencia de que en Somalia se está produciendo una crisis de alimentos. Los campesinos de ese país del oriente del continente, devastado por los conflictos civiles, acaba de recoger su quinta mala cosecha consecutiva. El informe cita "la sequía, las siembras reducidas, una incidencia anormalmente elevada de plagas y enfermedades de los cultivos asociada a las inundaciones de los meses anteriores del año, así como la prolongada crisis civil" como motivos de la "extremadamente mala cosecha" del principal ciclo agrícola.

Los cultivos de la primera temporada de Somalia en 1998 fueron devastados por "las peores inundaciones de varios decenios, asociadas al fenómeno El Niño", según el informe. La prohibición de Arabia Saudita de importar ganado de Somalia, debido a los recientes brotes de enfermedades pecuarias, asestó otro fuerte golpe a la seguridad alimentaria del país. Esta prohibición ha limitado gravemente la capacidad de importar de Somalia. La desnutrición está aumentando y se informa de cuantiosos desplazamientos de la población en busca de alimentos y trabajo. La FAO calcula que harán falta alrededor de 125 mil toneladas de ayuda alimentaria por lo menos hasta julio de 1999.

El informe dice: "Los cálculos recientes establecen en 700 mil el número de personas que padecen escasez de alimentos, y en 300 mil los que corren este riesgo, sobre todo en las regiones de Bay y Bakool. Urge ayuda sostenida para esta población". En un Llamamiento Unificado Interinstitucional de la ONU, los organismos internacionales están buscando 18 millones de dólares para financiar actividades en materia de ayuda alimentaria, nutrición y sanidad en el sur y el centro de Somalia.

Disminuye el número de países con urgencia alimentaria

En el resto del África subsahariana el panorama es menos negativo. Se ha reducido el número de países que afrontan situaciones excepcionales de urgencia alimentaria de 20, de los 48 países, de fines de 1997, a 13 al final del año en curso. Se prevé que las importaciones de cereales necesarias de la región correspondientes a 1998/99 serán inferiores a las de 1997/98.

En el sur del Sudán "la grave situación de hambruna de los últimos meses ha mejorado por una distribución de ayuda alimentaria más eficiente y debido a que las cosechas fueron mejores". La situación del suministro de alimentos también se dice que ha mejorado mucho en otros países del África Oriental: Eritrea, Etiopía, Kenya, Tanzania y Uganda.

En la región de los Grandes lagos, se ha recuperado significativamente la producción de alimentos, salvo en la República Democrática del Congo, donde la guerra y el desplazamiento en gran escala de la población están perturbando mucho la agricultura. "Los precios de los alimentos básicos en los mercados locales están aumentando rápidamente, y los suministros se hacen cada vez más escasos", dice en el informe.

En Burundi, el buen clima y el debilitamiento del embargo económico regional han mejorado la producción y el suministro de alimentos. Mientras que en Rwanda, una producción mayor de alimentos ha mejorado la situación general del suministro de alimentos, aunque la inseguridad que persiste en el noroeste del país está obstaculizando seriamente las actividades agrícolas y está forzando a números cada vez mayores de personas a abandonar sus casas.

Se anticipan abundantes cosechas en Africa Occidental

Debido a las buenas condiciones generales para el crecimiento de los cultivos, se anticipa una cosecha abundante en casi todos los principales países productores de cereales del Sahel. Se han previsto cosechas sin precedentes en Chad, Mali y el Niger. Pero algunos países siguen afrontando dificultades alimentarias. En Cabo Verde, la falta de lluvias ha reducido la producción agrícola. En Guinea-Bissau, los conflictos de principios del ciclo agrícola impidieron a los campesinos cuidar sus campos y "se anticipa que la producción será muy inferior al promedio", según el informe.

"Libera y Sierra Leona seguirán dependiendo mucho de la ayuda alimentaria externa, aunque la producción de alimentos se ha recuperado ligeramente, sobre todo en Liberia, donde la seguridad ha mejorado considerablemente en las zonas rurales", dice en el informe.

En el sur de África, la situación general del suministro de alimentos se mantiene estable, aunque las anormalidades del clima asociadas a El Niño, que han reducido considerablemente la producción de cereales en algunos países, podrían determinar ahí un suministro más limitado. Los países más afectados han sido Lesotho, Namibia y Zambia. De nueva cuenta, el conflicto civil es el principal enemigo de la seguridad alimentaria en Angola, donde "se prevé que el suministro de alimentos se deteriore en los próximos meses", según el Informe)

Sección especial sobre las enfermedades pecuarias en Africa Oriental

El informe incluye una sección especial sobre "Los cambios en materia de enfermedades pecuarias transfronterizas en África Occidental". Se examinan las recientes epidemias de peste bovina, fiebre de Rift Valley y otras enfermedades, y se enumeran cuatro zonas críticas donde es necesario apoyar "los servicios veterinarios nacionales deficientemente estructurados y mal provistos".

El informe destaca las prioridades de acción para el Africa subsahariana

El informe destaca cinco sectores prioritarios de acción para la comunidad internacional:

  • Somalia requiere ayuda alimentaria urgente.
  • Debe hacerse todo lo posible por resolver el conflicto de la República Democrática del Congo y reanudar la ayuda humanitaria para la población afectada del oriente del país.
  • Sigue haciendo falta ayuda alimentaria sobre todo en Angola, Liberia, Sierra Leona, Guinea-Bissau, Rwanda, Burundi y el sur del Sudán.
  • En los países donde se prevén considerables excedentes de cereales a la vez que déficit de alimentos localizados, se insta a los donantes a realizar compras locales hasta donde lo permitan sus programas de ayuda alimentaria para estos países y a realizar transacciones triangulares.
  • Se necesita sostener la ayuda de los donantes para restablecer el sector agrícola de Rwanda, Liberia, Sierra Leona y otros países, cuyas perspectivas de paz duradera se han hecho reales después de la devastación producida por el prolongado conflicto civil.

21 de diciembre de 1998

Más información:


 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1998