FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2004 :: "Ya no pasamos hamb…
"Ya no pasamos hambre"
Con la ayuda de la FAO, una comunidad de leprosos produce cultivos alimentarios y peces en un extenso barrio de Nueva Delhi
7 de junio de 2004, Shahadra, Nueva Delhi, India -- Lo que vemos a través de la bruma amarillenta de la madrugada podría ser una finca de la India rural. Hay pequeñas parcelas de mostaza, espinacas y coles alineadas en filas uniformes, figuras inclinadas se desplazan lentamente entre los cultivos, desyerbando y cuidando las raíces; un grupo de hombres conversa mientras repara un tractor. Detrás, unos gansos se deslizan sobre la superficie de un estanque cuyas aguas abrigan a cientos de peces destinados a la venta en el mercado de Nueva Delhi.

Pero al prestar más atención comienzan a percibirse otros detalles: pies vendados, dedos que faltan, viejas cicatrices, cierta actitud de estos campesinos. Además, la finca está circundada por una densa extensión de edificios de tabique gris y calles congestionadas por el tráfico.

Los agricultores de esta finca son leprosos, miembros de una cooperativa de autoayuda en la que participan unas 140 familias que viven en una colonia del gobierno para leprosos, situada al oriente de Nueva Delhi, en la vasta periferia urbana que bordea la segunda ciudad más grande de la India.

"Cuando llegamos aquí no había nada, era campo abierto", relata Nathiyadevi, de 61 años, paciente con lepra que vive aquí, en la Colonia Shahadra para Leprosos desde que se estableció, hace unos 20 años.

Hoy viven en Shahadra unas 6 000 personas. No todos están enfermos. Hay hijos de los leprosos (la enfermedad no es muy contagiosa) y otras personas que simplemente han ido llegando al barrio que ha crecido en torno a las barracas del cuartel que son el núcleo original de la colonia.

Antes de llegar a esta colonia, Nathiyadevi vivía en una residencia de la Madre Teresa en Nueva Delhi, donde trabajaba haciendo la limpieza. Había llegado a la ciudad con su esposo y sus hijos, cuando sus suegros los echaron por la enfermedad de ella.

Eran tiempos difíciles, recuerda Nathiyadevi, aunque el gobierno proporcionaba vivienda, alimentos y medicamentos sin costo. "Sobrevivíamos con una ración [de alimentos] al día. Como tenemos niños no alcanzaba para todos."

Seguridad alimentaria casera

Pero después, a principios del decenio de 1990 comenzó a mejorar la situación, en gran parte gracias al proyecto de la FAO que ayudó a un grupo de residentes de la colonia a convertir tierras baldías a la producción agrícola, para producir cultivos para la venta y el consumo.

Hoy la finca es una empresa activa, y la Sociedad Gandhi de Leprosos, nombre de la cooperativa, produce una variedad de cereales y hortalizas, como arroz, trigo, mostaza, coliflores, lechuga, col, espinacas, patatas, tomates, zanahorias y ajo.

La propiedad está dividida en 16 parcelas, y la atención a las mismas se reparte entre las familias que componen la Sociedad. Lo que se produce se distribuye equitativamente entre la familia y la Sociedad.

La Sociedad dona de su parte una ración mensual de alimentos a los miembros que están demasiado impedidos por la enfermedad para trabajar. Otras personas de la comunidad pueden comprar los productos a mitad del precio comercial. Las semillas se compran localmente y lo que queda se reinvierte en la finca.

"Primero trabajaba en el campo sólo un grupo pequeño, pero cuando los otros vieron los resultados también se presentaron a trabajar -recuerda Nathiyadevi-. Además, antes teníamos que salir a vender nuestros productos, ahora vienen por ellos."

La granja ha obtenido tan buenos resultados, en realidad, que la Sociedad ha podido reinvertir en otros proyectos y diversificar sus actividades.

Lea las crónicas presentadas en los enlaces que figuran a la derecha para informarse mejor de la forma en que la Sociedad Gandhi de Leprosos de Shahadra está incrementado la seguridad alimentaria de su comunidad local, con ayuda de la FAO, un proyecto a la vez.

Siguiente >>

Lea más…

"Ya no pasamos hambre"

Estanque chico, peces grandes

Un grano de arena, dunas generosas

Galería de fotos

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168

Raghu Rai/Magnum Photos para la FAO

Surinder Singh, miembro de la Sociedad Gandhi de Leprosos, cuida la parcela de su familia mientras su madre lleva hojas de mostaza a casa para el almuerzo

Raghu Rai/Magnum Photos para la  FAO

La propiedad asignada a la cooperativa se divide en 16 parcelas, cuya atención se reparte entre las distintas familias. El producto se distribuye equitativamente entre las familias y la cooperativa.

Raghu Rai/Magnum Photos para la FAO

La finca está circundada de edificios. "Tenemos problemas con el desagüe de aguas negras -explica Radysham Singh, en la imagen a bordo del tractor de la finca-. El año pasado perdimos todo una cosecha de arroz."

envia por correo
"Ya no pasamos hambre"
Con la ayuda de la FAO, una comunidad de leprosos produce cultivos alimentarios y peces en un extenso barrio de Nueva Delhi
En una de las comunidades más pobres de Nueva Delhi está disminuyendo el hambre gracias a la colaboración de la FAO con un grupo de residentes para que produzcan sus propios alimentos.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS