FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2004 :: Innovando para resc…
Innovando para rescatar las tradiciones
Apoyo a los países para conservar los alimentos y los cultivos tradicionales
4 de octubre de 2004, Luve, Swazilandia - Cuando Flora Shongwe Lamatsebula, una campesina anciana, invita a cenar a sus dos nietos, tiene que lidiar con personitas difíciles de complacer. "Si preparo platillos tradicionales, no les gustan -se queja la abuela-, así que tengo dos ollas en la cocina, una para mí, que no consumo aceite ni sopas envasadas, y otra para ellos."

Una revolución alimentaria recorre este país del sur del Africa, causando problemas de salud.

"Se registra un aumento de la hipertensión y la diabetes. La gente ha abandonado los alimentos autóctonos y ahora consume comida rápida. La población rural compra alimentos envasados en las ciudades: conservas de pescado y de carne, sopas instantáneas, caldo de pollo y refrescos", declara Nikiwe Dlamini, especialista en economía doméstica que trabaja para el gobierno.

Contra la corriente

El Ministerio de Agricultura de Swazilandia está combatiendo esta tendencia. En este brillante día del otoño, en el centro de la aldea un grupo de especialistas en economía doméstica y extensionistas está probando un cuestionario sobre los cultivos alimentarios tradicionales, su elaboración y características. La abuela Lamatsebula y otros campesinos describen con entusiasmo las propiedades de una larga lista de frijoles, guisantes, nueces, cereales y calabazas, alimentos que han preparado a la manera tradicional en un nutritivo almuerzo para el grupo.

"Estamos clasificando estos conocimientos y tratando de ver cómo podemos inculcarlo de nuevo a la población, y en especial, cómo salvar y multiplicar las semillas, porque están desapareciendo", explica Simeon Nxumalo, extensionista director del grupo.

Se trata de una iniciativa oportuna, ya que al menos el 40 por ciento de los swazis viven con el virus que causa del SIDA y necesitan alimentos tradicionales y completos más que nunca. Los nutriólogos dicen que esos alimentos son el primer medicamento necesario para estos enfermos.

Sin semillas no hay cosechas

Zodwa Mamba, agrónoma del gobierno que trabaja en otra parte del país, es especialista en legumbres, sustento clásico de los pobres. "Estaba buscando variedades mejoradas y tolerancia a las enfermedades para ayudar a los agricultores a incrementar sus rendimientos -recuerda-, pero para 1992 estaba disminuyendo la superficie cultivada y debido a la gran sequía los campesinos estaban comiéndose incluso las semillas. Las empresas que producen semillas dijeron que no les convenía multiplicar semillas de legumbres porque los campesinos no las compran con regularidad."

Zodwa Mamba está alentando a los campesinos a formar asociaciones de semillas para multiplicarlas y venderlas localmente. Rebecca Ntondo Shabangu, una de los nueve miembros de una asociación de semillas, dice que su actividad tiene éxito. "No alcanzamos a satisfacer la demanda, en especial, de una variedad local de cacahuete. El año pasado tuvimos más de 50 clientes y vendimos 70 kilos de semillas."

La agrónoma Mamba es una de los 25 participantes invitados a un taller celebrado en Swazilandia, patrocinado por el proyecto LinKS de la FAO, que se lleva a cabo en Africa meridional para crear conciencia entre la población rural sobre la utilización y la gestión de la biodiversidad. Este proyecto se llama LinKS porque indaga las relaciones que existen entre los sistemas locales de conocimientos, los aspectos y las relaciones de género, el suministro de alimentos, y la conservación y la gestión de la agrobiodiversidad.

Ella ha obtenido financiación para hacer un estudio sobre producción de semillas. "La capacitación que impartió LinKS ha sido muy, pero muy útil", relata Zodwa Mamba. "He modificado mi método de investigación y ahora utilizo un sistema más participativo y obtengo mejores resultados. Aprendí que no puedo simplemente imponer lo que sé. Los campesinos tienen muchos conocimientos nuevos para mí. Si uno llega con una lista de preguntas, los campesinos darán toda la información con tal de despachar el cuestionario."

Explica que hoy se producen más semillas híbridas en vez de los cultivos de subsistencia, ya que aquéllas son más productivas y se exportan, mientras que las segundas, que se reproducen por polinización, a menudo son las únicas que pueden cultivar los pobres.

"Los que tienen grandes problemas de seguridad alimentaria corren peligro de quedar a la zaga", concluye.

Contacto:
Peter Lowrey
Oficial de información, FAO
peter.lowrey@fao.org
(+39) 06 570 52762

Lea más…

Innovando para rescatar las tradiciones

Por qué van de la mano las cuestiones de género, la biodiversidad y los conocimientos locales

Contacto:

Peter Lowrey
Oficial de Información, FAO
peter.lowrey@fao.org
(+39) 06 570 52762

FAO/G. Bizzarri

Estudiante comprando comida rápida en Swazilandia.

FAO/G. Bizzarri

Clasificando los atributos culinarios de los cultivos alimentarios tradicionales, en Luve, Swazilandia.

envia por correo
Innovando para rescatar las tradiciones
Apoyo a los países para conservar los alimentos y los cultivos tradicionales
En Swazilandia las costumbres alimentarias están sufriendo grandes cambios. La población está abandonando los alimentos autóctonos por alimentos preparados o envasados. Con apoyo del proyecto LinKS de la FAO, el gobierno combate esta tendencia y los problemas de salud concomitantes, y promueve los cultivos alimentarios tradicionales y la conservación de las variedades locales de semillas.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS