FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2005 :: Somalia: ayuda para…
Somalia: ayuda para reconstruir un país destrozado
Apoyo para garantizar una paz sostenible y mejorar los medios de subsistencia
22 de septiembre de 2005 - Somalia se encuentra en una encrucijada. El traslado del Gobierno Federal de Transición a la vecina Kenya el pasado junio es un paso positivo hacia el fin de años de inestabilidad política y de violencia.

Con todo, la situación sigue siendo crítica ya que los altos funcionarios somalíes no se ponen de acuerdo sobre la ubicación de la sede del gobierno. Algunos prefieren Mogadishu y otros una sede temporal en Jowhar, hasta que mejore la seguridad en la capital.

Desplome del Estado

Desde hace 14 años Somalia carece de una autoridad central que funcione, a raíz de la caída del gobierno del Presidente Mohamed Siad Barre en 1991, seguida de una guerra civil con diversas facciones en lucha por el poder.

El apoyo de la comunidad internacional será decisivo para garantizar la sostenibilidad de las nuevas estructuras de gobierno, y para fortalecer la estabilidad de los medios de subsistencia en el país, que se sitúa entre los más pobres del mundo.

Hay más de 350 000 somalíes refugiados en el exterior y unos 400 000 desplazados internos, tras años de conflicto y sequía recurrente. Cerca del 85  por ciento de los 7 millones de habitantes viven de la agricultura o de la ganadería.

Conscientes de la complejidad de la situación de emergencia, así como de la necesidad de apoyar al gobierno de transición en este período decisivo, la FAO está incrementando su presencia en el país. En mayo la organización nombró a un representante al frente de sus operaciones en Somalia, hasta entonces en manos del representante de la FAO en Kenya.

"El gobierno de transición, que acaba de volver al país, está abriéndose camino y nosotros aportaremos toda la ayuda posible con los recursos que tenemos", afirma Graham Farmer, encargado de dirigir las operaciones de la FAO en Somalia desde la oficina de Nairobi. "Las necesidades son enormes. Para crear un ministerio desde cero y mejorar las condiciones de la población rural hacen falta muchos recursos, que es necesario obtener de los donantes".

Las actividades de la FAO en Somalia se centran actualmente en el suministro y análisis de información sobre la seguridad alimentaria y la nutrición, la ayuda de emergencia para los agricultores damnificados por la sequía, las inundaciones, el tsunami y los conflictos, apoyo a iniciativas para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición, apoyo al comercio de ganado y gestión de la información sobre los recursos hídricos y la tierra. En un futuro próximo se proyecta ampliar actividades como la mejora de capacidad y de los medios de subsistencia y el apoyo a las políticas.

Información y análisis: herramientas para combatir el hambre

El principal proveedor de información sobre la seguridad alimentaria y la nutrición en Somalia es la Unidad de Análisis de la Seguridad Alimentaria (FSAU), dirigida por la FAO, con sede en Nairobi. Esta unidad proporciona información sobre la alimentación, la nutrición y la seguridad de los medios de subsistencia a los responsables de las organizaciones humanitarias, a fin de permitirles llevar a cabo intervenciones rápidas en situaciones de emergencia y planificar estrategias a largo plazo.

La FSAU publica información mensual actualizada sobre la situación de la seguridad alimentaria y la nutrición en Somalia, junto a previsiones estacionales de la seguridad alimentaria con indicación de posibles problemas y zonas vulnerables; investiga en profundidad cuestiones clave y presta apoyo técnico a las organizaciones asociadas. (Más información sobre las más recientes herramientas de gestión de la información de la FSAU en el artículo anexo).

La FAO también se ocupa del Sistema somalí de Información sobre el Agua y la Tierra (SWALIM), que recopila y difunde información y ofrece apoyo técnico para mejorar las políticas e intervenciones en estas materias. La gestión del sistema, creado para apoyar a las organizaciones humanitarias y de desarrollo en la planificación y ejecución de proyectos, correrá en un futuro a cargo del gobierno de Somalia.

Mejorar las perspectivas de exportación ganadera

Desde 2000, la prohibición de importar animales vivos y carne de Somalia, impuesta por diversos de sus socios comerciales en Medio Oriente, ha comprometido seriamente los ingresos de muchas familias y la seguridad alimentaria en el país africano.

Esta prohibición se impuso tras un brote de fiebre del valle del Rift en la península arábiga, que se sospecha se originó en el Cuerno de Africa. Si bien esta enfermedad ya no se considera un peligro significativo, Arabia Saudita ha mantenido la prohibición. A ello se suma la ausencia en Somalia de un proceso de control y certificación oficial del ganado y de los productos pecuarios. Ahora parece probable que el gobierno saudita levante el veto a través de un decreto real. La FAO trabajará con las autoridades somalíes para crear sistemas apropiados a fin de satisfacer los requisitos de sus vecinos.

"Estamos trabajando en la creación de organismos de certificación del ganado en Somalia, así como para incrementar la capacidad de las autoridades veterinarias regionales para diagnosticar las enfermedades y realizar actividades de investigación a través de la formación y el desarrollo de los laboratorios", informa Farmer.

Intervención de emergencia

Las actividades de emergencia de la FAO en Somalia incluyen los actuales proyectos de ayuda a las comunidades pesqueras damnificadas por el devastador tsunami de diciembre pasado en el océano Índico, dirigidos a reconstruir sus medios de subsistencia. La FAO proporciona artes pesqueras y otros insumos, ayudando a las comunidades afectadas a formar asociaciones de pescadores con miras a la gestión y distribución del material recibido.

En el resto del país, según datos de la FSAU, unas 920 000 personas repartidas por todo el territorio nacional están en situación de emergencia humanitaria. Las intervenciones para atender las necesidades inmediatas y vitales de alimentos en las zonas afectadas deben combinarse con estrategias a largo plazo para garantizar la seguridad alimentaria y revitalizar las economías agrícolas locales, informa la FAO.

"El objetivo principal es restablecer la capacidad productiva de los grupos vulnerables, incluyendo las personas desplazadas en el interior del país, los repatriados y las mujeres y los niños, a fin de permitirles ser autosuficientes y reducir su vulnerabilidad ante crisis futuras debidas a conflictos, sequía e inundaciones", indica Farmer.

"El mayor desafío estriba en determinar las necesidades, que son enormes, y establecer prioridades, además de obtener los recursos para satisfacerlas", añade.

La FAO está elaborando programas de uno, dos y cinco años, para atender las necesidades inmediatas y de largo plazo del país en materia de seguridad alimentaria. El programa quinquenal se vincula a la evaluación conjunta de las necesidades de Somalia que están llevando a cabo las Naciones Unidas y el Banco Mundial. Equipos de expertos somalíes e internacionales están trabajando juntos en la elaboración de iniciativas prioritarias para lograr la reconstrucción y el desarrollo sostenibles y fortalecer el proceso de paz.

El programa de reconstrucción y desarrollo resultante proporcionará un marco para movilizar, distribuir y coordinar la ayuda internacional, y será la base de una conferencia mundial de donantes que se celebrará en Roma a principios de 2006.

Lea más…

Somalia: ayuda para reconstruir un país destrozado

Información y acción

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficial de información, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671 (móvil)

FAO/D. Signa

Más de 920 000 somalíes necesitan con urgencia ayuda humanitaria

FAO/D. Signa

La FAO trabaja para promover la exportación de productos pecuarios en Somalia

FAO/D. Signa

Se proporciona ayuda para que las comunidades pesqueras damnificadas por el tsunami puedan restablecer sus medios de subsistencia

envia por correo
Somalia: ayuda para reconstruir un país destrozado
Apoyo para garantizar una paz sostenible y mejorar los medios de subsistencia
La FAO está incrementando su presencia en Somalia en apoyo al gobierno de transición durante este decisivo período, con el fin de promover la estabilidad de los medios de subsistencia en el país.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS