FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2005 :: Devolver la esperan…
Devolver la esperanza al Sudán meridional
Los refugiados recorren el camino de regreso a casa, pero necesitan ayuda para cultivar
7 de octubre de 2005, Rumbek, sur del Sudán - Nura Sawa y 22 otras personas del Sudán meridional salieron de Jartum en autobús, recorriendo el primer tramo en su largo viaje de retorno a casa. Donde terminó el transporte público, comenzaron a andar, vendiendo su ropa a lo largo del camino para comprar alimentos. Dos meses y medio después, el grupo llegó a su pequeño pueblo, símbolo de la resistencia del sur de este país en la guerra civil que acaba de concluir.

La señora Sawa es uno de los miles de personas del Sudán meridional que están volviendo a sus lugares de origen. Algunas estimaciones indican que sólo en este año regresará casi medio millón de personas, que necesitan tierras, medios de subsistencia, agua potable, asistencia médica y escuelas para sus hijos.

"Cuando llegamos el gobierno nos instaló en estas tierras, a seis kilómetros de Rumbek, con otras 150 familias −señala la señora Sawa, viuda con cinco hijos que viven con ella y otros cuatro que todavía están en Jartum−. Comenzamos a ganarnos la vida preparando carbón vegetal, y sobrevivimos de plantas silvestres. Ahora, con la ayuda alimentaria [del Programa Mundial de Alimentos] cocinamos ocra y cebollas, y eso es toda nuestra comida cada día."

"La FAO nos ha dado aperos y semillas de hortalizas y de sorgo. La tierra es de buena calidad, pero el suelo es duro y necesitamos un buey para labrarlo", explica.

Michael Roberto Kenyi se encarga de garantizar que las personas que regresan, como la señora Sawa, puedan salir adelante a través de la agricultura y la cría de animales. Director de Panificación Agrícola y Coordinación Interinstitucional del nuevo gobierno, Kenyi y su personal ocupan un pequeño edificio de piedra situado junto al recinto de la FAO. Su oficina no tiene muebles, teléfono ni ordenadores.

El señor Kenyi trabaja.

"Es evidente que según el Acuerdo general de paz [que puso fin a la guerra] el sur del Sudán puede establecer acuerdos con los donantes, obtener créditos y donaciones, así como todo el apoyo técnico que necesitamos", informa.

¿Qué tipo de asistencia puede dar mejores resultados y a mayor velocidad?

La FAO tiene una buena trayectoria en el Sudán, donde utiliza enfoques que son populares entre la población y que reciben la generosa atención de los donantes. Pero Kenyi subraya en primer lugar que el desarrollo agrícola a largo plazo tiene que ir de la mano con la ayuda de emergencia durante algún tiempo.

"Todavía estamos en una situación de emergencia. A diario regresan nuevas personas, y no estamos en condiciones para absorberlas −afirma−. Son muy, pero muy útiles las semillas, los aperos y los equipos de pesca."

La FAO está tratando de obtener fondos para que puedan funcionar oficinas como las de Kenyi, con vehículos, muebles y computadoras, capacidad veterinaria para los nutridos rebaños del sur, e incluso laboratorios de diagnóstico y capacitación avanzada.

El desarrollo a largo plazo incluye la capacidad del sur de producir sus propias semillas de calidad y herramientas.

A través de un proyecto de semillas de la FAO, que se lleva a cabo cerca de Juba, la capital del Sudán meridional, los agricultores participantes produjeron 48 de las 117 toneladas de semillas de sorgo y de cacahuetes que la FAO distribuyó a los agricultores de los tres estados del sur en el año en curso. El resto hubo que comprarlo a los grandes proveedores comerciales de semillas.

"Treinta mujeres de nuestro grupo recibieron formación para multiplicar las semillas de sorgo y para cultivar hortalizas a fin de venderlas y obtener ingresos, así como para cocinarlas para el consumo de nuestras familias −relata Mary Akwajo con orgullo, en medio de un cultivo de sorgo crecido y uniforme, lo que revela el cuidado de que ha sido objeto−. Estamos muy contentas con esta actividad porque ayuda a las mujeres a obtener ingresos. De hecho, 20 de las mujeres han comprado parcelas de tierra en el pueblo con sus ganancias."

La FAO quisiera que la producción comunitaria de semillas se adoptara en todo el Sudán. Este enfoque garantiza el suministro a tiempo de semillas de calidad, adecuadas a las condiciones y los gustos locales, y ofrece a las familias pobres una oportunidad de obtener algunos ingresos.

La organización de la ONU también tiene una larga historia de dar asistencia en materia de sanidad y producción animal en el sur del Sudán. En 2001-2002, a través de personal de sanidad animal de las comunidades para llegar a los rebaños que estaban en zonas alejadas, la FAO dirigió una campaña masiva de vacunación que se considera eliminó en Sudán los últimos residuos de la peste bovina, lo que constituye toda una hazaña en tiempos de guerra.

Y un proyecto piloto en curso en las montañas Nuba del Sudán enseña a los bueyes en sólo 15 días a tirar del arado. Este programa, si se ampliara al sur del país, ayudaría a personas como la señora Sawa y sus vecinos a independizarse de la ayuda alimentaria y adquirir autosuficiencia en un breve plazo.

La FAO celebra una reunión sobre seguridad alimentaria y agricultura en Sudán meridional en Juba, a partir del 6 de octubre de 2005. Una conferencia de donantes para la región comienza el mismo día en Jartum.

Contacto:

Peter Lowrey
Oficial de información, FAO
peter.lowrey@fao.org
(+39) 06 570 52762

FAO/J. Cendon

El sur del Sudán tiene abundantes recursos pecuarios. Esta subasta de ganado en Rumbek se lleva a cabo todas las tardes

Vidéo

Tierra caliente: La FAO en Sudán (mpg)

FAO/J. Cendon

Mujer en el campamento de refugiados de Pulcam, cerca de Rumbek, en Sudán. La comunidad subsiste con la ayuda alimentaria proporcionada por el PMA y cultiva sorgo y hortalizas con las semillas aportadas por la FAO

FAO/J. Cendon

Un campesino en Kabu, cerca de Juba, capital del Sudán meridional, elimina la maleza de un campo de sorgo destinado a la producción de semillas. La FAO analiza y compra las semillas para distribuirlas en la región

envia por correo
Devolver la esperanza al Sudán meridional
Los refugiados recorren el camino de regreso a casa, pero necesitan ayuda para cultivar
Con el retorno de los refugiados al Sudán meridional, la FAO trabaja para armonizar la ayuda de emergencia y el desarrollo agrícola a largo plazo, de modo que aquellos que han realizado el largo viaje de regreso a casa puedan reconstruir sus vidas.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS