FAO :: Sala de prensa :: FAO en el terreno :: 2007 :: Burundi, regreso a …
Burundi, regreso a la tierra
Los campesinos de un país destruido por la guerra vuelven a cultivar gracias a la UE y la FAO
Bujumbura, Burundi – Burundi avanza a grandes pasos hacia el restablecimiento de su fuente de ingresos más importante, la agricultura, a pesar de que los brotes esporádicos de violencia, las plagas y la climatología adversa amenazan todavía la vuelta de la paz al país africano.

Aunque no ha sido afectado hasta ahora por las inundaciones como sus países vecinos, Burundi lucha por reponerse de la devastación de más de una década de guerra civil, con un fuerte aumento del hambre, agravada por el daño a la agricultura de unos años de sequía y las plagas que han arruinado las cosechas de varios cultivos básicos.

El informe de la FAO El Estado de la Inseguridad Alimentaria en el mundo (SOFI) de 2006 indica que en el período 2001/03 dos tercios de la población se encontraba desnutrida –una cifra asombrosa-comparado con menos de la mitad una década antes.

Sin embargo, hay señales esperanzadoras que indican que los tiempos están cambiando.

En 2006, gracias al millón de euros donado por la Unión Europea, la FAO entregó a cerca de 100 000 familias semillas y aperos agrícolas para volver a cultivar.

Rehabilitación del sector agrícola

“Tenemos menos casos de malnutrición este año”, asegura Eric Pitois, del servicio de ayuda humanitaria de la Comisión Europea (ECHO), que ayuda a Burundi a superar las dificultades de la guerra civil. “Es muy importante después de tantos años de crisis. Nos permite avanzar desde la mera ayuda a hacer que la gente progrese por sí misma”.

Jean-Pierre Renson, el coordinador de emergencia de la FAO para Burundi, destaca la importancia de la rehabilitación agrícola. “Desde 1993, cuando estalló la guerra civil, hasta ahora, la producción agrícola creció tan solo el uno por ciento”, explica. “En el mismo período, la población creció de seis a ocho millones de personas. Eso significa un déficit neto en producción alimentaria de cerca del 25 por ciento”.

El desarrollo rural es el objetivo central de la intervención de la UE en Burundi, según Eric Donni, de la Delegación de la Comisión Europea. “En un país –añade- en el que el 90 por ciento de la población depende de la agricultura, el desarrollo rural es vital”.

La UE considera la FAO, con su experiencia técnica, como su aliado natural en la rehabilitación de la agricultura de Burundi. Hay proyectos piloto actualmente en curso para promover la seguridad alimentaria en las zonas rurales ayudando a los campesinos locales a producir semillas de calidad de frijoles, mandioca, patata y maíz, que a su vez permitirá fomentar un suministro continuo y estable de semillas para los campesinos que más lo necesiten.

La UE ha financiado proyectos de rehabilitación de la FAO en Burundi con cerca de 2,4 millones de euros en 2007.

26 octubre de 2007

Lea más…

Burundi, regreso a la tierra

Un mercado fuera de lo común

Guerreros y campesinos

Contacto:

Maarten Roest
Oficial de información, FAO
maarten.roest@fao.org
(+39) 06 570 56524
(+39) 346 501 0574

©FAO/Giulio Napolitano

En un país en el que el 90 % de la población depende de la agricultura, el desarrollo rural es vital

Vidéo

Galeria de fotos (unk)

envia por correo
Burundi, regreso a la tierra
Los campesinos de un país destruido por la guerra vuelven a cultivar gracias a la UE y la FAO
Un país destruido por la guerra avanza a grandes pasos hacia el restablecimiento de su fuente de ingresos más importante, la agricultura, gracias a la UE y la FAO.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS