FAO :: Sala de prensa :: A fondo :: 2005 :: La pesca mediterrán…
La pesca mediterránea en la encrucijada
Los desafíos son muchos, pero se coordina mejor la gestión
La pesca y la navegación han sido el eje de las culturas mediterráneas desde hace milenios.

Cuando brilla el sol, el plácido azul del mar parece inmutable, inalterado por la historia humana que se ha desarrollado en sus costas.

Pero es una apariencia engañosa, el mar Mediterráneo −y sus tradiciones pesqueras− atraviesa una etapa de profundos cambios.

La explotación de muchas especies de peces llegó a su máximo a fines de los años 80 y principios de los 90 y desde entonces se registra la disminución de importantes poblaciones de peces comerciales.

Además está cayendo la pesca por unidad de esfuerzo pesquero −criterio para medir la cantidad de pescado que se obtiene con relación a la actividad desempeñada para capturarlo, y que sirve de indicador de la situación de la población íctica-.

Este descenso afecta en especial a las especies que habitan en el fondo marino.

La pesca excesiva es uno de los principales problemas, pero la urbanización costera, la contaminación que llega desde las ciudades y los desechos procedentes de la agricultura y la industria también están interviniendo en detrimento de las poblaciones de peces mediterráneos.

Con todo, a pesar de estos problemas la pesca en el Mediterráneo ha revelado una asombrosa capacidad de adaptación, según indica un informe reciente de la FAO: El stado mundial de la pesca y la acuicultura.

Uno de los motivos de esta capacidad de adaptación posiblemente sea el grado extremo de biodiversidad marina que tiene el Mediterráneo, que si bien representa el 1 por ciento de la superficie marina del mundo, alberga entre el 8 y el 9 por ciento del total de la biodiversidad en el mar.

Ante la disminución de las poblaciones de peces, los países mediterráneos han comenzado a colaborar más estrechamente hacia una gestión responsable de los recursos pesqueros comunes.

El principal instrumento para esta cooperación es la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM) de la FAO, establecida después de la Segunda guerra mundial y fortalecida en los últimos años, a fin de convertirla en una organización intergubernamental de pesca de gran dinamismo.

¿Se puede, a través de una mayor cooperación y una mejor gestión, asegurar que la pesca y la obtención de alimentos del mar sigan ocupando un lugar central en las culturas mediterráneas?

Infórmese de los problemas que afronta la pesca en el Mediterráneo y de las actividades del CGPM de la FAO para resolverlos en las secciones de este artículo. (Los enlaces aparecen a la derecha, en la parte superior de esta página.)


5 de septiembre de 2005
La pesca mediterránea en la encrucijada

Lea más…

La pesca mediterránea en la encrucijada

Empleo y tendencias del consumo

El atún rojo en el centro de mira

La presencia del hombre

La Comisión General de Pesca del Mediterráneo asume una nueva función

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Administración Nacional del Océano y la Atmósfera, EE.UU.

Los países mediterráneos han comenzado a colaborar más estrechamente en pro de una gestión responsable de los recursos pesqueros comunes.

FAO/A. Proto

Pescadería italiana. El consumo de pescado en algunos países mediterráneos es el doble del promedio mundial, pero cada vez se importa más pescado de otras regiones.

envia por correo
La pesca mediterránea en la encrucijada
Los desafíos son muchos, pero se coordina mejor la gestión
En los últimos decenios el Mediterráneo y sus tradiciones pesqueras están experimentando profundos cambios. ¿Es posible que con mayor cooperación y una mejor gestión la pesca y la obtención de alimentos marinos sigan ocupando un lugar central en las culturas mediterráneas?
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS