FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2004 :: La amenaza de lango…
La amenaza de langostas del desierto va camino de convertirse en una plaga, alerta la FAO
Hacen falta 9 millones de dólares para reforzar las operaciones de control
23 de febrero de 2004, Roma - La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) alertó hoy sobre el aumento de langostas en el deserto en Mauritania y la necesidad de reforzar las operaciones de control para evitar que se produzca una plaga incontrolable.

La FAO alertó también del peligro inminente que existe para otros países como Malí, Níger o Chad.

La FAO hizo un llamamiento a la comunidad de donantes para que apoye con seis millones de dólares las operaciones de control necesarias en Mauritania y con otros tres millones para evitar el desarrollo en los otros tres países africanos en peligro.

En el llamamiento lanzado hoy, la FAO indicó que la presencia de langostas continua creciendo al oeste y al norte de Mauritania y en el Sáhara occidental.

Las lluvias excepcionales del pasado verano permitieron la cría de langostas en amplias zonas, y las lluvias que cayeron durante el pasado mes de octubre hicieron posible el aumento una nueva generación de langostas que ahora se agrupa en enjambres.

Según los especialistas de la FAO, es posible que los enjambres que no se ha conseguido controlar lleguen a Argelia y Marruecos en cuestión de semanas, e incluso de días, y desarrollen un nuevo ciclo de procreación en primavera.

Se teme que los enjambres que han escapado al control de los plaguicidas avancen hacia el sur en junio o julio, y si las lluvias de verano son abundantes podría desarrollarse una plaga que afectaría a toda la Región Occidental (Oeste y noroeste de Africa.

"Por eso es urgente reforzar las operaciones de control ahora", alertó la FAO.

Desde octubre de 2003, Mauritania ha llevado a cabo exhaustivas operaciones de control. La FAO, a través de su Comisión para el control de la langosta del desierto en la Región Occidental (CLCPRO) y con una donación ofrecida por los Estados Unidos, proporcionó ayuda al país norteafricano.

Por su parte, y a medida que la población de langostas aumentaba, Marruecos y Argelia -en el marco de la CLCPRO- también ofrecieron ayuda rápida y efectiva en forma de personal cualificado, plaguicidas en aerosol y aviones ligeros por un valor superior a los dos millones de dólares.

Pero a pesar de todos estos esfuerzos, la situación está lejos de estar controlada. En estos momentos existen largas poblaciones de langosta del desierto, en forma de enjambres y bandadas de saltamontes, que cubren al menos 500,000 hectáreas en Mauritania y en el Sáhara occidental.

Siendo inminente en el norte el movimiento de los enjambres, Argelia y Marruecos deben reservarse los recursos a su disposición para eliminar cualquier amenaza a su sector agrícola, argumentó la FAO.

Pero la falta de recursos en Mauritania amenaza la continuación de las operaciones de control en un momento en el que las condiciones climáticas continúan a favorecer la cría en la zona.

"Si hubiera que reducir o interrumpir las operaciones de control, otra generación de langostas vendría a sumarse a la ya existente, aumentando las probabilidades de que la población actual de saltamontes se transforme en plaga", aseguraron los técnicos de la FAO.

Langostas en la costa del Mar Rojo

Otro brote de langostas se está desarrollando en la costa del Mar Rojo, en Arabia Saudita, donde están apareciendo enjambres de saltamontes.

A pesar de las exhaustivas operaciones de control, se teme que algunos de estos enjambres avancen hacia el centro del país, donde podría incubarse en la primavera otra generación de langostas.

No se descarta que algunos enjambres consigan alcanzar zonas adyacentes en Jordania, en el sur de Irak y en Irán occidental durante la primavera.

Se necesita ayuda internacional adicional para financiar los costos de los controles, de las investigaciones y de la coordinación técnica durante los próximos meses.

El grupo de la FAO especializado en langostas está coordinando las operaciones de control y la ayuda externa. El grupo recibe datos e información procedente de las unidades nacionales para el control de la langosta que llevan a cabo controles periódicos. Analizan esta información junto a datos históricos, meteorológicos y de control remoto así como previsiones y llamamientos de alerta.

La langosta del desierto es un saltamontes que modifica su comportamiento y su apariencia en función de las condiciones medioambientales.

Es normal encontrar este tipo de langosta -en su fase solitaria y en agrupaciones de muy baja densidad- en el desierto en unos 20 países entre India y Mauritania.

Cuando la temporada de lluvias crea las condiciones favorables para la reproducción, las langostas pueden multiplicarse muy rápidamente y agruparse. Esto significa que pasan a actuar de manera colectiva, formando enjambres de langostas adultas y grandes grupos de saltamontes sin alas, cuando aún no han alcanzado la edad adulta.

Los enjambres se mueven muy fácilmente y pueden volar por cientos o miles de kilómetros entre las zonas propicias para la cría durante el invierno, la primavera y el verano.

Las plagas se desarrollan cuando las langostas encuentran las condiciones ideales de cría en una secuencia de estaciones climáticas. Esto produce una multiplicación rápida de grandes enjambres que pueden llegar a invadir países, incluso más allá de las tradicionales áreas de cría y devastar enteras cosechas.

Contacto:
Pierre Antonios
Oficina de prensa de la FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473

Contacto:

Pierre Antonios
Oficina de prensa de la FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473

M. De Montaigne

Los enjambres de langostas pueden devastar enteras cosechas

envia por correo
La amenaza de langostas del desierto va camino de convertirse en una plaga, alerta la FAO
Hacen falta 9 millones de dólares para reforzar las operaciones de control
23 de febrero de 2004 -- La FAO hizo un llamamiento a la comunidad de donantes para que apoye con seis millones de dólares las operaciones de control de las langostas en Mauritania y con otros tres millones para evitar el desarrollo de los enjambres en Malí, Níger o Chad.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS