FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2004 :: 15 plaguicidas y pr…
15 plaguicidas y productos químicos peligrosos se incluirán en la "lista de vigilancia" del comercio internacional
Se celebra en Ginebra la primera conferencia ministerial sobre el Convenio de Rotterdam
16 de septiembre de 2004, Ginebra/Roma - Ministros y representantes de más de 100 países presenciarán el debut del Convenio de Rotterdam sobre Consentimiento Fundamentado Previo (CFP) aplicable a ciertos plaguicidas y productos químicos peligrosos objeto de comercio internacional, durante una conferencia de alto nivel que se celebra en Ginebra entre el 20 y el 24 de septiembre.

En las últimas décadas los plaguicidas y los productos químicos industriales han sido responsables del envenenamiento o la muerte de miles de personas debido a los accidentes, al uso incorrecto y a la falta de control o de equipo adecuado en la utilización de estos productos. Además, todos los habitantes del planeta llevan en su cuerpo huellas de diversas sustancias químicas peligrosas, muchas de las cuales se asocian con el cáncer, las taras genéticas y diversos problemas de salud.

El Convenio de Rótterdam, a través del procedimiento de Consentimiento Fundamentado Previo, facilita una herramienta ulterior para ayudar a los países en desarrollo a manejar con más seguridad y eficacia los plaguicidas y productos químicos peligrosos. Impide, además, la entrada en el territorio nacional de estas sustancias peligrosas, a menos que el país haya manifestado el consentimiento explícito a su importación.

"El Convenio de Rotterdam facilitará una primera línea de defensa para proteger a los seres humanos y al ambiente de los posibles riegos acarreados por los plaguicidas y los productos químicos peligrosos", declaró Klaus Töpfer, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA.

"Los beneficiarios de este nuevo convenio constituyen una amplia gama que va desde los agricultores de subsistencia, pasando por las madres que crían, hasta la flora y la fauna silvestres. Sus logros redundarán también en el ambicioso programa para el desarrollo sostenible y la mitigación de la pobreza establecido hace ahora dos años en Johannesburgo durante la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Sostenible", agregó.

Por su parte, Jacques Diouf, Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), subrayo que "los productos químicos son un insumo necesario si queremos responder a la demanda creciente de producción de alimentos para nutrir a más de 800 millones de personas hambrientas en todo el mundo."

"La actual plaga de langostas del desierto en Africa Occidental demuestra que el uso de plaguicidas sigue siendo necesario en las actividades de control de emergencia para impedir la pérdida de los cultivos. No se escatima ningún esfuerzo para reducir los efectos de estos productos en las personas y el medio ambiente. La investigación sobre el control de langostas con medios no químicos parece prometedora, pero hay que desarrollarla ulteriormente para poder utilizarla a gran escala", añadió.

"El Convenio de Rotterdam supone un medio para proteger más eficazmente a los habitantes de las zonas rurales ayudando a los países a aprender los unos de los otros y a compartir sus experiencias en el uso de productos químicos peligrosos. El tratado abre las puertas a una intensificación más sostenible de la producción de cultivos y refuerza nuestra batalla contra el hambre y la pobreza", explicó el Director General de la FAO.

Con el apoyo de la FAO y el PNUMA, el Convenio de Rotterdam permite a sus miembros advertirse mutuamente de los posibles peligros que enfrentan. Siempre que en cualquier parte del mundo un gobierno tome medidas para prohibir o restringir fuertemente cualquier producto químico por razones sanitarias o ambientales, todos los demás países serán informados de ello.

Además, cuando un país prohíba o limite un producto químico o un plaguicida en el ámbito nacional, pero autorice su exportación a otros países, deberá facilitar al importador una nota de exportación con información práctica y detallada sobre el producto químico y su transporte.

Pero lo central del Convenio es el procedimiento jurídicamente vinculante de Consentimiento Fundamentado Previo. Toda transacción que tenga por objeto los productos incluidos en la lista de 22 plaguicidas y cinco productos químicos debe contar en primer lugar con la aprobación del país importador (1).

De esta forma los países, en particular las naciones en desarrollo, tienen el poder de decidir que productos químicos o plaguicidas potencialmente peligrosos quieren recibir y excluir los que no puedan manejar con seguridad. En el caso de que el comercio esté permitido, los requisitos de etiquetado e información sobre las repercusiones potenciales de los productos en la salud y el ambiente fomentarán el uso más seguro de sustancias químicas y plaguicidas.

La reunión que se celebra en Ginebra la semana próxima tiene tres objetivos. El primero es tomar decisiones sobre la inclusión de 15 nuevos plaguicidas y productos químicos en la lista de sustancias sujetas al procedimiento de Consentimiento Fundamentado Previo. Entre ellos se encuentran diversas formas de amianto, dos aditivos de plomo para la gasolina y una serie de plaguicidas de elevada toxicidad (2). La inclusión en la lista de nuevos productos químicos será, en futuro, una actividad regular.

El segundo es llegar a un acuerdo sobre la ubicación de la secretaría permanente del Convenio, compartida por FAO y PNUMA. La secretaría está ubicada actualmente en la Sede de la FAO en Roma y en la oficina de Productos Químicos de la FAO en Ginebra. Los gobiernos de Italia y Suiza se han ofrecido a mantener estos acuerdos. El gobierno de Alemania ha propuesto que la secretaría tenga sede en Bonn.

El tercer objetivo de la conferencia es establecer mecanismos y sistemas que garanticen la eficacia a largo plazo del Convenio.

En la actualidad se encuentran disponibles en el mercado alrededor de 70.000 productos químicos diferentes y cada año se introducen 1.500 nuevos. Este hecho plantea un reto significativo a muchos gobiernos a la hora de controlar y manejar estas sustancias potencialmente peligrosas. Numerosos plaguicidas que han sido prohibidos o severamente restringidos en los países industrializados siguen comercializándose en los países en desarrollo.

Nota para los periodistas

La reunión tendrá lugar en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra. Más información relativa a la acreditación de prensa, en la dirección Internet: www.pic.int y en las Oficinas de Prensa de FAO y PNUMA.

(1) La lista inicial del Convenio abarca los siguientes 22 plaguicidas peligrosos:
2,4,5-T, aldrín, captafol, clordano, clorodimeform, clorobencilato, DDT, 1,2-dibromoetano (EDB), dieldrina, dinoseb, fluoroacetamida, HCH, heptacloro, hexaclorobenceno, lindano, compuestos de mercurio, pentaclorofenolo, más algunas fórmulas peligrosas de metamidofos, metil-paratión, monocrotofos, paration y fosfamidon .

Y cinco productos químicos de origen industrial:
crocidolito, bifenilos polibromatados (PBB), bifenilos policlorinados, (PCB), terfenilos policlorinados (PCT) y tris fosfato de (dibromopropilo, 2,3)

(2) Los 15 candidatos son: binapacril, toxafeno, bicloruro de etileno, óxido de etileno, monocrotofos, DNOC y sus sales; formulaciones plaguicidas extremadamente peligrosas de polvo seco que contienen una combinación de benomilo al 7% o a concentraciones superiores, carbofurano al 10% o a concentraciones superiores, tiram al 15% o a concentraciones superiores; amianto actinolita; amianto antofilita; amianto amosita; amianto tremolita; tetraetilo de plomo y tetrametilo de plomo; paratión; y amianto crisolito.
Contactos:

FAO: Erwin Northoff
Oficial de Información
erwin.northoff@fao.org
(+39)06 5705 3105

PNUMA, Ginebra:
Michael Williams
Oficial de Información
michael.williams@unep.ch
(+41)22 917 8242/8196/8244
Celular: (+41)79 4091528

PNUMA,Nairobi:
Eric Fait
Portavoz y Director de Información
eric.falt@unep.org
(+254) 2 623292
Celular (+254) 733 682656

PNUMA, Nairobi:
Nick Nuttall
Jefe de Relaciones con los Medios de Comunicación
nick.nuttall@unep.org
(+254) 2 62 3084
(+254) 733 632755

Contacto:

Erwin Northoff
Oficial de Información, FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105

Michael Williams
Oficial de Información
PNUMA, Ginebra
michael.williams@unep.ch
(+41) 22 917 8242/8196/8244
(+41) 79 409 1528 (cell)

envia por correo
15 plaguicidas y productos químicos peligrosos se incluirán en la "lista de vigilancia" del comercio internacional
Se celebra en Ginebra la primera conferencia ministerial sobre el Convenio de Rotterdam
16 de septiembre de 2004 -- Ministros y representantes de más de 100 países presenciarán el debut del Convenio de Rotterdam, durante una conferencia de alto nivel que se celebra en Ginebra entre el 20 y el 24 de septiembre.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS