FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2004 :: Los huérfanos del S…
Los huérfanos del SIDA necesitan formación agraria
Las escuelas de campo les transmiten conocimientos fundamentales para vivir
1 de diciembre de 2004, Roma -- Los padres y familiares que se enferman y mueren de SIDA no llegan a transmitir a las generaciones jóvenes ni sus conocimientos ni sus valores y los niños se quedan casi sin conocimientos para ganarse la vida, explicó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con motivo del Día Mundial del SIDA:

Los huérfanos crecen sin los conocimientos ni los medios necesarios para valerse por sí mismos en el futuro ya que sus padres mueren antes de haber transmitido a sus hijos las técnicas básicas de la agricultura.

En respuesta a este problema, la FAO, junto con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), ha organizado escuelas de campo donde los huérfanos y otros niños vulnerables aprenden las habilidades necesarias para producir alimentos y obtener ingresos de la agricultura.

En Mozambique, donde el ONUSIDA (Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA) estima que más de 470.000 niños se han quedado huérfanos a causa del SIDA, la FAO abrió cuatro Escuelas de Campo para jóvenes en 2003. A distancia de un año, con la ayuda del Ministerio de Agricultura, ya hay 28 escuelas en funcionamiento.

"Las escuelas mozambiqueñas han sido un éxito", comentó Carol Djeddah, Oficial de la FAO para el VIH/SIDA y responsable del proyecto. "En estos momentos alrededor de 1.000 niños frecuentan nuestras escuelas y multiplican la difusión de sus conocimientos recién aprendidos, transmitiéndolos a sus familias y comunidades". A raíz de esta experiencia tan positiva, la FAO está organizando escuelas parecidas en Kenya, Namibia, Zimbabwe y Swazilandia.

La FAO en lucha contra el VIH/SIDA

La FAO combate el VIH/SIDA aminorando la repercusión de esta enfermedad en la agricultura, la seguridad alimentaria, la nutrición y los sistemas agrarios. Esta batalla se agudiza cada vez más porque la epidemia crea una brecha enorme en todos los ámbitos del saber en los países afectados: desde las instituciones hasta las comunidades y las familias.

A través de las escuelas de campo, la FAO quiere alcanzar una seguridad alimentaria a largo plazo. Los muchachos y muchachas son a menudo el sostén de las familias en las regiones afectadas por el VIH/SIDA. En estas escuelas aprenden a preparar el terreno, a sembrar y transplantar, a quitar las malas hierbas, aprenden irrigación, control de plagas, a utilizar y elaborar los cultivos alimentarios, y reciben formación sobre almacenado y comercialización.

Además de agricultura, las escuelas enseñan a los niños nociones fundamentales para la vida: conocimiento de sí mismos, autoestima, prevención del VIH/SIDA, y también la igualdad de sexos y derechos humanos.

"Mediante las escuelas de campo los huérfanos se capacitan para decidir su futuro", subraya Marcela Villarreal, especialista de la FAO en materia de SIDA. "Estas escuelas enseñan conocimientos agrícolas básicos y desarrollan habilidades empresariales que harán de ellos ciudadanos independientes, responsables y emprendedores. La estima de sí mismos que se les inculca les ayuda a defenderse de los comportamientos que les expondrían al peligro de contraer el VIH/SIDA".

Educar con el teatro y la danza

La enseñanza pasa también a través del teatro y la danza y los niños aprenden tanto como participantes que como espectadores. Se exploran materias delicadas como la sexualidad, la salud sexual y los problemas psico-sociales, los derechos de los niños, los papeles de uno y otro sexo y el VIH/SIDA.

Según Marcela Villarreal, "las escuelas de campo demuestran que son una forma práctica de transmitir conocimientos, habilidades y autoestima a niños que de otra forma estarían marginados y se quedarían fuera de las redes normales de protección social".

Contacto:
Maria Kruse
Oficial de información, FAO
maria.kruse@fao.org
(+39) 06 570 56524

Contacto:

Maria Kruse
Oficial de informacíon, FAO
maria.kruse@fao.org
(+39) 06 570 56524

Oficina de Prensa, FAO
media-office@fao.org
(+39) 06 570 53625

FAO/G. Bizzarri

En las regiones afectadas por el VIH/SIDA, los niños a menudo ayudan a mantener a sus familias.

Audio

Marcela Villarreal, Directora de Género y Población de la FAO, explica cómo se está desarrollando la lucha contra el VIH/SIDA en las zonas rurales y su efecto sobre el hambre en el mundo (ram)

Calidad broadcast (mp3)

FAO/G. Bizzarri

Además de agricultura, las escuelas de campo de la FAO enseñan a los huérfanos del VIH/SIDA conocimientos fundamentales para la vida.

envia por correo
Los huérfanos del SIDA necesitan formación agraria
Las escuelas de campo les transmiten conocimientos fundamentales para vivir
Los padres que mueren de SIDA no llegan a transmitir a las generaciones jóvenes ni sus conocimientos ni sus valores. En respuesta a este problema, la FAO ha organizado escuelas de campo donde los huérfanos aprenden las habilidades necesarias para producir alimentos y obtener ingresos de la agricultura.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS