FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Los países damnific…
Los países damnificados por los tsunamis afrontan graves problemas de seguridad alimentaria
Se estima que dos millones de personas necesitan ayuda alimentaria. La disponibilidad regional de alimentos es en general adecuada.
11 de enero de 2005, Roma - Las comunidades asoladas por la catástrofe producida por los tsunamis afrontarán graves problemas de seguridad alimentaria a corto y a largo plazo debido a la pérdida de padres y parientes, a la destrucción de medios de subsistencia y de fuentes de ingresos, informó la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Las perspectivas agrícolas se han deteriorado en las zonas productoras más golpeadas por los tsunamis y las lluvias torrenciales.

El Director General de la FAO, Dr. Jacques Diouf, se reunió el viernes pasado con los embajadores de los países damnificados y con los donantes a fin de evaluar la intervención de emergencia para restablecer la pesca y la agricultura en esos países. Algunos donantes, como Bélgica, la Comisión Europea, Alemania, Italia, el Japón, Noruega, Suiza y el Reino Unido, entre otros, ya han apoyado o manifestado su interés en contribuir al llamamiento inicial de la FAO, de 26 millones de dólares.

Se estima que hay dos millones de personas en 12 países de la zona afectadas por el desastre que necesitan ayuda alimentaria, declaró la FAO. Con todo, a pesar de las pérdidas locales, la disponibilidad general de alimentos en la región debería ser suficiente para satisfacer las necesidades de alimentos.

"Dado que existen reservas relativamente abundantes de arroz en la región, se recomienda comprarlo localmente siempre que sea posible, a fin de satisfacer las necesidades alimentarias locales en los diversos países damnificados y evitar trastornos en los mercados internos de alimentos", explicó Henri Josserand, Jefe del Servicio Mundial de Información y Alerta.

Sin embargo, debido a los daños que sufrió la infraestructura, en particular las carreteras, y a la falta de medios adecuados de transporte, las dificultades logísticas obstaculizarán la distribución de alimentos a la población damnificada.

Las marejadas han devastado las pesquerías y la agricultura de las zonas costeras. "Las actividades de socorro deben garantizar que los campesinos y los pescadores víctimas de los tsunamis reciban toda la ayuda necesaria para satisfacer sus necesidades de alimentos y reanudar la producción lo antes posible. A través de la ayuda internacional, la agricultura y la pesca se deberían recuperar de esta catástrofe", declaró la FAO.

Impacto sobre la seguridad alimentaria

En Indonesia se destruyó toda la infraestructura en las zonas más afectadas, quedando la población sin agua, alimentos ni techo. Las provincias más golpeadas por los tsunamis, Aceh y el norte de Sumatra, en la isla de Sumatra, son consideradas una de las zonas más vulnerables del país, donde un tercio de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

La principal cosecha de arroz y maíz de 2005, que habría de recogerse a partir de marzo, quedó devastada por los tsunamis en Sumatra. Esta isla es la segunda región productora de arroz en Indonesia. En los años normales, las dos provincias más afectadas representan, en conjunto, un 10 por ciento de la producción total de arroz del país. Todavía no se evalúan las repercusiones locales y nacionales de los tsunamis en la producción de cereales. Gracias a la extraordinaria cosecha del año pasado existen reservas suficientes para satisfacer las necesidades de alimentos de los damnificados.

En Sri Lanka, los distritos orientales y del sur, los más devastados, son de las principales zonas productoras de arroz. Cuando se produjo el maremoto acababa de terminar la temporada principal de siembra del arroz para 2005, que representa en torno al 60 por ciento de la producción total de este cereal. En las zonas orientales, las lluvias torrenciales que han caído desde mediados de diciembre y las inundaciones también han dañado los cultivos de arroz. Se han deteriorado las perspectivas de la cosecha, cuyo inicio está previsto para marzo. La difícil situación alimentaria del país podría deteriorarse todavía más en 2005-2006.

Tailandia es el principal país exportador de arroz del mundo. Como está por terminar la principal temporada de producción de arroz de 2005, el suministro actual de este cereal debería bastar para satisfacer las necesidades inmediatas de alimentos de las zonas damnificadas de Tailandia y de los países vecinos.

En el sur del país, donde están las provincias damnificadas, la cosecha principal de arroz de 2004 estaba en marcha cuando los tsunamis devastaron las zonas costeras. Todavía no se han evaluado los daños agrícolas, pero es probable que el sector haya sufrido pérdidas. Como toda la región del sur representa sólo el 4 por ciento de la producción anual de arroz, no se prevé un daño grave para la producción nacional.

En la India, cerca del 90 por ciento de los cultivos anuales de arroz se produce de mayo a noviembre. Los tsunamis no afectaron las perspectivas generales de producción para el 2005. Se prevé que el excedente de arroz alcance para satisfacer las necesidades de ayuda alimentaria de las zonas más perjudicadas del país.

En las Maldivas la agricultura desempeña una función menor en el conjunto de la economía debido a la escasez de tierras agrícolas y de mano de obra interna. Las necesidades de cereales del país, que promedian en torno a 40 000 toneladas al año, suelen satisfacerse a través de importaciones comerciales. Sin embargo, el daño producido en las construcciones y la infraestructura de los sectores del turismo y de la pesca tendrán un serio impacto sobre la economía.

Contacto:
Erwin Northoff
Oficial de información, FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105

Contacto:

Erwin Northoff
Oficial de información, FAO
erwin.northoff@fao.org
(+39) 06 570 53105

envia por correo
Los países damnificados por los tsunamis afrontan graves problemas de seguridad alimentaria
Se estima que dos millones de personas necesitan ayuda alimentaria. La disponibilidad regional de alimentos es en general adecuada.
11 de enero de 2005 - Las comunidades asoladas por la catástrofe producida por los tsunamis afrontarán graves problemas de seguridad alimentaria a corto y a largo plazo debido a la pérdida de padres y parientes, a la destrucción de medios de subsistencia y de fuentes de ingresos, informó la FAO.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS