FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2005 :: Es necesario rehabi…
Es necesario rehabilitar los manglares dañados por los tsunamis
Son imprescindibles en la gestión integrada de las zonas costeras
19 de enero de 2005, Roma - La rehabilitación de los manglares seriamente dañados por el maremoto ayudaría a acelerar el proceso de recuperación de esta catástrofe, pero la plantación a gran escala debería llevarse a cabo con cautela, declaró hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

"Los manglares contribuyen directamente a los medios de subsistencia rurales porque proporcionan productos madereros como madera, postes, leña y material para techos y no madereros, e indirectamente como zona de desove y alimentación para peces y mariscos. Los manglares también ayudan a proteger las zonas costeras de futuras marejadas", explicó Mette Løyche Wilkie, experto de la FAO en manglares.

Rehabilitación cuidadosa

La rehabilitación de los manglares dañados debería ser parte del proceso de rehabilitación posterior al tsunami, pero la FAO no recomienda plantar manglares en gran escala en lugares donde reemplazarían a otros ecosistemas valiosos, como las zonas de nidificación de las tortugas y los lechos de algas marinas.

La FAO señala que las actividades de rehabilitación y plantación deberían realizarse en un marco más amplio de gestión integrada de las zonas costeras.

"El problema real es la gestión general de las costas y no sólo la presencia o falta de árboles", señala Patrick Durst, Oficial forestal superior de la Oficina Regional de la FAO para Asia y el Pacífico.

La gestión de manglares y otros tipos de vegetación sólo es uno de los elementos de una gestión más amplia de las costas, que también se ocupa de garantizar el fomento adecuado de la pesca y la acuicultura, la agricultura, las carreteras e infraestructura, la industria, el turismo y las zonas residenciales.

Daños en los manglares y otros bosques costeros

Los manglares cubren en todo el mundo un área cercana a los 15 millones de hectáreas (unos 150 mil kilómetros cuadrados) de los cuales casi el 40% se encuentra en los países afectados por el tsunami. Como cabe esperar, los recientes tsunamis dañaron los manglares y otros bosques y árboles costeros.

Todavía no se tiene una idea clara del alcance de los daños, y la evaluación final podría demorarse ya que los depósitos de limo pueden obstruir los poros de las raíces aéreas de los manglares y sofocarlos. Cambios en la topografía, la salinidad del suelo y en la llegada de agua dulce también podrían tener consecuencias negativas para los manglares y otros bosques costeros a largo plazo.

"Lo que sí se sabe es que hay una sustancial demanda de madera para combustible y para reconstruir casas e infraestructuras, así como para construir barcos pesqueros ", afirmó Jim Carle, un experto de la FAO en plantaciones.

"Esto puede llevar a un aumento de la presión sobre los bosques costeros, incluidos los manglares", agregó.

De acuerdo a las evaluaciones más recientes de la FAO, más de 22.000 botes fueron destruidos en Sri Lanka, 5.264 en Tailandia, 2.600 en tres distritos de Somalia y 1.780 canoas en Nanggroe Aceh Darussalam y en la Isla Nicas en Indonesia. Mientras que la mayoría de las embarcaciones de Sri Lanka están hechas de fibra de vidrio, muchos de los botes y canoas en los otros países están hechos de madera.

La FAO colabora con otras organizaciones en la recopilación de información sobre las repercusiones de los tsunamis en los manglares y otros bosques costeros, y en el asesoramiento a los países para las actividades de rehabilitación.

Los manglares son barreras que contienen las marejadas

"Es consabida la protección costera que ofrecen los manglares contra las olas, el viento y las corrientes de agua. Pero la medida en que las franjas verdes de manglares contribuyen a salvar vidas contra los grandes tsunamis, como los recientes de Asia, depende de diversos factores", puntualiza Mette Løyche Wilkie.

Se sabe que las zonas extensas de manglares pueden reducir la pérdida de vidas y los daños producidos por los tsunamis, pero en las franjas estrechas de estos bosques las repercusiones positivas son limitadas y, en algunos casos, pueden ser contraparoducentes.

Durante el reciente maremoto, el manglar de Pichavaram en Tamil Nadu en la India contuvo las olas, protegiendo a cerca de 1.700 residentes de caseríos situados a una distancia de entre 100 y 1.000 metros de los manglares. En Malasia, en las zonas donde estos bosques están intactos, los daños fueron reducidos, señaló la Asociación de Bienestar Social de los Pequeños Pescadores de Penang. En Sri Lanka hubo declaraciones oficiales del mismo tipo.

En Indonesia se registraron relativamente pocas bajas en la isla de Simeuleu, ubicada cerca del epicentro, gracias en parte a los manglares que la circundan.

Por otra parte, en las franjas estrechas de manglares, al desarraigarse estos árboles o al partirse por la mitad y ser arrastrados tierra adentro, pueden producir considerables daños a la propiedad y las vidas. En esta ocasión, en Tailandia se señaló por lo menos un caso de arrecifes dañados por este motivo.

"La protección que ofrecen los manglares contra los tsunamis depende sobre todo de la potencia del maremoto y del ancho del bosque y, en menor medida, de la altura, densidad y composición de las especies", afirmó Wilkie.

Los manglares son árboles o arbustos que prosperan principalmente en los pantanos lodosos de las costas, sobre todo en las zonas tropicales, cuyas raíces enredadas crecen por encima del suelo formando densos matorrales.


Contacto:
Maria Kruse
Oficial de información, FAO
maria.kruse@fao.org
(+39) 06 570 56524

Contacto:

Maria Kruse
Oficial de información, FAO
maria.kruse@fao.org
(+39) 06 570 56524

FAO/19883/G. Grepin

Los manglares ayudan a proteger las zonas costeras de futuras marejadas.

FAO/G. Grepin

Los manglares contribuyen directamente a los medios de subsistencia rurales porque proporcionan productos madereros.

envia por correo
Es necesario rehabilitar los manglares dañados por los tsunamis
Son imprescindibles en la gestión integrada de las zonas costeras
19 de enero de 2005 - La rehabilitación de los manglares seriamente dañados por el maremoto ayudaría a acelerar el proceso de recuperación de esta catástrofe, pero la plantación a gran escala debería llevarse a cabo con cautela, declaró hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS