FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: La escasa calidad d…
La escasa calidad de los barcos pesqueros compromete la recuperación tras el tsunami
Muchos deberán ser reemplazados
28 de marzo de 2006, Roma – La FAO volvió a pedir hoy a las autoridades en los países afectados por el tsunami que redoblen sus esfuerzos para garantizar que los nuevos barcos pesqueros construidos para reemplazar a los que resultaron destruidos en 2004, cumplan con las normas mínimas de seguridad.

La agencia de la ONU solicitó también a todas las organizaciones que financian el esfuerzo de reconstrucción, que presten mayor atención a la seguridad de las nuevas embarcaciones y que se tomen medidas para renovar o sustituir los barcos de escasa calidad que están ya navegando.

A falta de cifras oficiales, los informes del personal de la FAO sobre el terreno indican que muchos de los barcos construidos tras el maremoto son seriamente defectuosos.

En Indonesia se calcula que resultaron completamente destruidos unos 7 600 barcos pesqueros. Unos 6 500 han sido sustituidos, de los cuales un número sin determinar se consideran inseguros.

En Sri Lanka, donde se perdieron unos 19 000 barcos, a finales de noviembre de 2005 se habían sustituido ya más de 13 000. La FAO calcula que cerca del 20 por ciento, unas 2 500 embarcaciones, carecen de condiciones para navegar.

El problema afecta por igual a los barcos de madera y a los de casco de fibra de vidrio, según la FAO. Algunos se consideran inseguros, mientras que otros se deteriorarán con mayor rapidez.

“La pesca es ya de por sí una de las profesiones más peligrosas del mundo, y trabajar en el mar en un barco que no reúne las condiciones es doblemente arriesgado”, aseguró Jeremy Turner, del Departamento de Pesca de la FAO.

“Otro grave problema es que estos barcos tendrán que ser reemplazados, en su mayor parte dentro de los próximos dos años. Cuando la ayuda humanitaria se haya desplazado hacia otro lugar, los pescadores tendrán que arreglárselas con sus propios medios”, añadió Turner.

Ausencia de normas y de pericia técnica

Muchos de los países afectados por el tsunami carecen de una normativa sobre la construcción de pequeñas embarcaciones de pesca. Además, un elevado número de constructores expertos falleció durante el maremoto.

Cuando las ONG y otras organizaciones se movilizaron para ayudar a los pescadores, encargaron un gran número de nuevos barcos, a veces a constructores que carecían de experiencia.

“Tras el tsunami, surgieron nuevos astilleros como hongos, pero no todos ellos estaban cualificados. De repente se vio a carpinteros ponerse a fabricar barcos en vez de muebles”, dijo Turner.

“Todo el mundo actuaba de buena fe, intentando construir los barcos con la mayor rapidez para poder ayudar a los pescadores”, añadió. “Lo que sucede es que muchas organizaciones carecen de la pericia técnica necesaria para garantizar que los barcos cumplan con las normas de seguridad”.

Talleres y formación

Para hacer frente a esta situación la FAO ha estado trabajando en los países afectados con las autoridades nacionales y locales, las comunidades de pescadores y el sector privado.

La organización publicó un manual en indonesio sobre la construcción de barcos, que está siendo utilizado por los artesanos en Aceh y otras de las áreas afectadas. También organizó una serie de seminarios en la provincia de Aceh, en los que 42 operarios aprendieron con un experto constructor naval de la FAO las modernas técnicas de diseño y construcción.

La FAO trabaja con los astilleros locales en Indonesia para promover el uso de madera de mejor calidad, piezas metálicas adecuadas y mejores técnicas de conservar y aprovechar la madera.

En las Maldivas, 40 constructores e inspectores navales han participado en los seminarios de la FAO sobre embarcaciones de fibra de vidrio.

Normas de seguridad

El Departamento de pesca de la FAO está ayudando también a las autoridades nacionales a establecer normas de seguridad para la construcción de pequeñas embarcaciones de pesca.

En Sri Lanka, las nuevas normas sobre barcos de fibra de vidrio, establecidas con la ayuda de la FAO, están siendo sometidas a la aprobación final de los organismos competentes. La agencia de la ONU está desarrollando en Indonesia una normativa similar para los barcos de madera.

“El objetivo a largo plazo es que las autoridades ofrezcan la normativa a través de Internet, y que la hagan cumplir de forma que únicamente los barcos de buena calidad puedan ser registrados y obtengan la licencia para pescar”, según Turner.

“Mientras tanto, esperamos que las autoridades encuentren la forma de inspeccionar las nuevas embarcaciones -y consigan que aquellas que no cumplen las normas mínimas de seguridad sean reparadas o eliminadas-, y que todos los sectores implicados asuman su responsabilidad”, concluyó.

Contacto:
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

FAO/P. Singh

En las Maldivas se construyen barcos de fibra de vidrio con la ayuda de la FAO

FAO/A. Berry

Astillero en la provincia indonesia de Aceh

FAO/P. Singh

Un elevado número de expertos constructores de barcos falleció durante el tsunami

envia por correo
La escasa calidad de los barcos pesqueros compromete la recuperación tras el tsunami
Muchos deberán ser reemplazados
28 de marzo de 2006 – La FAO volvió a pedir hoy a las autoridades en los países afectados por el tsunami que redoblen sus esfuerzos para garantizar que los nuevos barcos pesqueros cumplan con las normas mínimas de seguridad.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS