FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: Las exportaciones d…
Las exportaciones de pescado contribuyen a la seguridad alimentaria, pero se necesita una mejor gestión
La FAO propone directrices para el comercio responsable
30 de mayo de 2006, Santiago de Compostela, España/Roma – El aumento de las exportaciones de pescado tiene un efecto positivo sobre la seguridad alimentaria en el mundo en desarrollo, pero es esencial que estos países gestionen bien sus recursos pesqueros si quieren seguir disfrutando de ellos a largo plazo, según informó hoy la FAO.

El comercio internacional de productos pesqueros, con un valor de cerca de 71 000 millones de dólares EE.UU anuales, no influye negativamente en la cantidad de pescado disponible para el consumo en los países pobres. Así se desprende de un informe de la FAO presentado en la 10ª reunión del Subcomité de Comercio Pesquero, que se desarrolla en Santiago de Compostela, entre el 30 de mayo y el 2 de junio. A esta cita internacional acuden delegados de 60 países.

Según la agencia de la ONU, los ingresos crecientes procedentes de las exportaciones han hecho aumentar el empleo, los ingresos y mejorar los servicios públicos en los países en desarrollo.

Fuerte crecimiento del comercio

El valor del comercio internacional de pescado se incrementó desde los 15 500 millones de dólares de 1980 hasta los 71 000 millones en 2004, según datos de la FAO.

Los países en desarrollo se han beneficiado particularmente de este crecimiento, con sus ganancias netas (exportaciones menos importaciones) que crecieron de 3 400 millones de dólares hasta 20 000 millones en el mismo período. Esta cifra supera a la de los ingresos netos por divisas que obtienen por cualquier otro producto alimentario, incluyendo café y te.

El futuro de las exportaciones se basa en una buena gestión

La FAO también alertó que la gestión correcta de los recursos pesqueros en los países en desarrollo es esencial si quieren seguir disfrutando de esa riqueza a largo plazo.

“El comercio de pescado ayuda a los países pobres a consolidar su seguridad alimentaria”, aseguró Grimur Valdimarsson, Director de la División de Industrias Pesqueras de la FAO. “Pero la creciente demanda internacional puede llevar en ocasiones a una excesiva presión sobre la pesca, con el riesgo de sobrepesca y de perjudicar a las reservas ícticas.

“Satisfacer la demanda debe ir acompañado de una gestión sostenible si los países en desarrollo quieren seguir obteniendo beneficios”, añadió.

La demanda en los países ricos impulsa el comercio

Cerca del 77 por ciento del pescado para el consumo humano a nivel mundial procede de los países en desarrollo. Los países desarrollados ricos realizan el 81 por ciento de las importaciones de pescado y productos derivados. En términos de valor comercial, Japón es el mayor importador mundial de pescado y sus derivados, con cerca del 18 por ciento de las importaciones (valoradas en 14 600 millones de dólares EE.UU.), seguido por Estados Unidos (12 000 millones de dólares).

España (5 200 millones de dólares) es el tercer importador a nivel mundial, seguido de Francia (4 200 millones), Italia (3 900 millones), Alemania (2 800 millones) y el Reino Unido (2 800 millones de dólares).

Directrices de la FAO para el comercio responsable

En la reunión de esta semana la FAO presentará el borrador de unas directrices destinadas a ofrecer a las autoridades, tanto en los países desarrollados como en aquellos en desarrollo, orientación sobre cómo hacer más sostenible el comercio internacional pesquero.

También se debatirán otra serie de asuntos, como el uso del etiquetado ecológico, para promover el comercio de pescado capturado en forma responsable y la creación de un sistema de trazabilidad, que siga al pescado a su paso por toda la cadena comercial “desde la red hasta la mesa”.

El “ecoetiquetado” se convirtió recientemente en noticia cuando la cadena de tiendas Wal-Mart, el gigante mundial de las ventas al por menor, anunció su intención de vender únicamente pescado con este tipo de identificación en un plazo de cinco años.

El subcomité de Comercio Pesquero, compuesto por 77 miembros de la FAO, se reúne cada dos años para compartir información y discutir de iniciativas relacionadas con el comercio pesquero, y para hacer recomendaciones a la FAO sobre su trabajo en materia de pesca. Se trata del único foro internacional dedicado a un debate permanente sobre el comercio mundial de pescado.

Contacto:
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 348 141 6802

Lea más…

Las exportaciones de pescado contribuyen a la seguridad alimentaria, pero se necesita una mejor gestión

El comercio mundial de pescado y el hambre en el mundo

Algunos datos y cifras

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 348 141 6802

FAO/Sustainable Fisheries Livelihoods Programme

Las exportaciones de pescado refuerzan la seguridad alimentaria en el mundo en desarrollo

Documentos

Hoja informativa: El comercio pesquero internacional y la pesca mundial

FAO/15205/A. Conti

Las gambas son el principal producto pesquero, con cerca del 16,5 % del comercio internacional, en términos de valor comercial

envia por correo
Las exportaciones de pescado contribuyen a la seguridad alimentaria, pero se necesita una mejor gestión
La FAO propone directrices para el comercio responsable
30 de mayo de 2006 – El aumento de las exportaciones de pescado tiene un efecto positivo sobre la seguridad alimentaria en el mundo en desarrollo, pero es esencial que estos países gestionen bien sus recursos pesqueros.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS