FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: Mayor control en lo…
Mayor control en los puertos: clave en la lucha contra la pesca ilegal
La FAO ayudará a los países en desarrollo a rechazar a los pescadores piratas
28 de agosto de 2006, Roma − En un bullicioso puerto pesquero, un inspector uniformado sube a la pasarela de un barco herrumbroso atracado en el muelle.

La tripulación observa en silencio. Una ruidosa bandada de gaviotas vuela en círculos sobre el embarcadero, el viento esparce el olor de los gases de escape de los motores diesel y los gritos de los estibadores que cargan atún fresco en un camión lleno de hielo, estacionado un poco más adelante en el muelle.

El inspector se mueve por la cubierta del barco, donde hay una gran escotilla de metal, herméticamente cerrada. Con un gesto suyo la tripulación se apresura a abrirla. El inspector se asoma, mira lo que hay dentro, y en la oscuridad vislumbra...

...una montaña plateada de pescado.

Sardinas, para ser más exactos. Que es justo lo que tenía que haber: el contenido de la bodega concuerda con la bitácora de pesca y la información trasmitida por radio desde el barco a las autoridades del puerto al pedir permiso para atracar.

De un trazo, el inspector anota en su libreta el visto bueno y pasa a examinar los permisos del barco.

Revisa también los aparejos de pesca. El barco ha informado que estuvo pescando en aguas donde los reglamentos imponen el uso de un determinado tipo y medida de redes, para evitar la captura de peces jóvenes que todavía no se han reproducido. De esta manera se garantiza las poblaciones locales de peces, para que las capturas sigan siendo abundantes y estables.

Situaciones como la descrita se repiten todos los días en los puertos de todo el mundo, pero no con la frecuencia que quisiera la FAO.

La Organización considera que el futuro del sector pesquero −que produce más de 105 millones de toneladas de alimentos al año, da trabajo a unos 40 millones de personas y genera ingresos por exportación cruciales para muchos países en desarrollo− depende en buena parte de que se apliquen medidas de control más estrictas y eficaces en los puertos.

Estas medidas son una de las formas mejores para combatir lo que se denomina pesca ilegal, no documentada y no reglamentada (pesca INDNR), es decir, la pesca sin autorización, la captura de especies protegidas, el uso de aparejos de pesca prohibidos o que no se respeten las cuotas de captura, por nombrar algunas de las violaciones más frecuentes.

"Al impedir una gestión responsable, la pesca INDNR hace daño a la productividad de la pesca, o conduce a su desaparición, lo que representa un problema para la gente que depende de esta actividad para alimentarse u obtener ingresos", asegura David Doulman, experto de la FAO en pesca INDNR.

"El objetivo de los controles no es reprimir la pesca, sino conservarla, que se practique en forma sostenible, a fin de que dentro de 100 años siga habiendo una industria pesquera mundial", añade.

Incrementar los controles en los puertos

La pesca INDNR es particularmente problemática en el mundo en desarrollo, donde la falta de fondos y de capacidad técnica se traduce en una supervisión con frecuencia laxa de las actividades pesqueras en las aguas costeras y sistemas débiles de control de los puertos, que se convierten así en puntos de ingreso para las capturas ilegales.

"Estos países necesitan personas más capacitadas, mejor equipo y más fondos para el seguimiento, control y vigilancia de la pesca, lo que denominamos SCV", señala Judith Swan, del Departamento de Pesca de la FAO.

"La vigilancia en el muelle es importante: es necesario rechazar a los pescadores ilegales en los puertos, donde se detienen a cargar combustible, abastecerse de suministros, hacer reparaciones o descargar sus capturas, en lo que hoy se suele denominar como 'puertos de conveniencia'", explica.

Por este motivo el Departamento de Pesca de la FAO, a través de su programa FishCode, está organizando una serie de talleres prácticos para las autoridades pesqueras de diversas regiones del mundo, con el objetivo de fortalecer sus estrategias de lucha contra la pesca INDNR, y capacitarlos en las mejores prácticas de inspección de los barcos pesqueros. Los talleres también tienen como finalidad mejorar la comunicación entre las autoridades de los distintos países para que puedan compartir datos e informarse sobre los infractores reincidentes.

Esta semana se lleva a cabo en Fiji el primer taller, con apoyo financiero del Gobierno sueco, organizado en colaboración con el Organismo de Pesca del Foro para el Pacífico.

Antes del taller, la FAO hizo un estudio de las medidas contra la pesca ilegal que se aplican en los puertos de la región del Pacífico. Los participantes examinarán y pondrán al día esta información, y colaborarán con el personal de la FAO y otros expertos a fin de determinar cuáles ámbitos requieren mejorarse, así como la posibilidad de armonizar las normas de control en toda la región.

"Esto no se había hecho antes. Hay una gran necesidad de un programa de talleres como este, las medidas de control en los puertos tienen una gran importancia para eliminar la pesca ilegal −señala Swan−. De todo el mundo nos llegan peticiones para celebrar más talleres."

Sin embargo, en estos momentos los fondos existentes son limitados. Por este motivo la FAO está buscando apoyo de los países donantes.

La FAO indica el camino a seguir

En 2005 la FAO creó un modelo de sistema sobre las medidas de control portuario, que recomienda los pasos necesarios para mejorar dichas medidas y eliminar la pesca INDNR.

"Este sistema sirve de orientación y establece unas normas mínimas para los países que desean elaborar nuevas medidas de control o fortalecer las que ya existen sobre el papel", explica Swan.

La FAO también señala la necesidad de capacitar a los inspectores para que sean más eficaces, y armonizar las medidas de control y las pautas de notificación entre los países para transmitirse con mayor facilidad información sobre los infractores. Ello permitiría a las autoridades verificar los datos de los barcos que solicitan atracar, y rechazar a los que figuren en las listas negras por su participación en la pesca ilegal.

"El objetivo es que al tener los puertos funciones más amplias y personal más capacitado, y al compartir los organismos regionales de pesca la información sobre las actividades ilegales, la pesca INDNR tendrá que practicarse cada vez más lejos, en busca de puertos de conveniencia que la acepten −explica Swan−. La actividad ilegal comienza a desaparecer cuando hay menos acceso a los servicios portuarios y a los mercados accesibles a través de esos puertos, porque disminuyen las ganancias y con ello el incentivo para perpetuarla. Es necesario atacar a los pescadores piratas en el bolsillo, y esta es una de las formas más eficaces de hacerlo."


Contacto:
George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Contacto:

George Kourous
Oficial de información, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

FAO

Las inspecciones portuarias ayudan a luchar contra la pesca ilegal

Unir las fuerzas

Tanto en la Asamblea General de la ONU como en una reciente reunión de alto nivel de las Naciones Unidas sobre poblaciones mundiales de peces, la comunidad internacional suscribió la idea de establecer normas comunes para reglamentar los controles en los puertos pesqueros, tomando como referencia el modelo de sistema de la FAO.

En el Pacífico, donde la FAO celebra esta semana un taller sobre medidas para combatir la pesca INDNR, los países integrantes de la Comisión para la conservación y ordenación de las poblaciones de peces altamente migratorios del Océano Pacífico occidental y Central (WCPFC, por sus siglas en inglés) acordaron establecer controles portuarios comunes tomando como base el propuesto por la FAO.

"Una mayor colaboración internacional y regional, y la armonización de las medidas de control entre las autoridades portuarias, significa fortalecer la reglamentación de la pesca para todos, más allá de lo que pueden hacer los países individualmente", señala Judith Swan, del Departamento de Pesca de la FAO.

Vidéo

Presentación: Lucha contra la pesca INDNR mediante reglamentación portuaria | 92 mb | en ingles (mpg)

FAO/21972/G. Bizzarri

Un inspector en el puerto de Agadir, Marruecos, utiliza un calibre para medir la malla de una red de arrastre

FAO

Inspectores examinan las capturas para ver si cuentan con el tamaño adecuado

FAO

Compartir información entre países sirve para combatir la pesca ilegal

envia por correo
Mayor control en los puertos: clave en la lucha contra la pesca ilegal
La FAO ayudará a los países en desarrollo a rechazar a los pescadores piratas
28 de agosto de 2006 - El futuro del sector pesquero depende en gran medida de que se apliquen con mayor rigor los controles en los puertos contra la pesca ilegal. La FAO está preparando una serie de talleres para las autoridades portuarias de todo el mundo, con miras a fortalecer sus estrategias de lucha contra la pesca ilegal.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS