FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2006 :: Haití en la encruci…
Haití en la encrucijada
La FAO pide 14 millones de dólares para el sector agrícola
18 de diciembre de 2006, Roma – Tras varios años de inestabilidad política y social, agravados por una serie de huracanes, inundaciones, sequías y otros desastres naturales que han frenado su desarrollo, Haití se encuentra ahora en una encrucijada. Las últimas elecciones democráticas y el apoyo internacional al proceso de estabilización han creado las condiciones propicias para la recuperación.

Para ayudar al país caribeño, la FAO necesita cerca de 14 millones de dólares EE.UU. con que restablecer los medios de subsistencia del sector agrícola. Estos fondos son parte de los 97,9 millones de dólares incluidos en el Llamamiento transitorio de Naciones Unidas 2006-2007 para la estabilización de Haití, lanzado hoy y cuyo objetivo prioritario es atender las necesidades humanitarias y socioeconómicas de los haitianos.

El llamamiento de la ONU también pretende, en colaboración con las instituciones nacionales y las organizaciones no gubernamentales, reducir la vulnerabilidad de la población y garantizar una mejor preparación ante los desastres naturales.

“La Dirección de Operaciones de Emergencia y Rehabilitación de la FAO proporcionará apoyo técnico para relanzar la recuperación del sector agrícola y fortalecerlo”, explica la experta de la FAO Fernanda Guerrieri.

“La FAO gastó en Haití cerca de 5,7 millones de dólares EE.UU. en actividades de emergencia y rehabilitación durante el periodo 2004-2006. Nuestra acción continuará en cinco áreas principales: distribución de semillas, aperos y fertilizantes; producción de hortalizas en zonas urbanas; vacunación animal; rehabilitación de pequeñas infraestructuras como depósitos de agua, sistemas de irrigación, presas, protección de los márgenes de ríos, y gestión y mitigación de desastres, incluyendo la conservación del suelo y reservas de semillas”, señala Guerrieri.

Uno de los países más pobres del mundo

Haití es uno de los países más pobres del mundo, con una población de unos 8 millones de personas, dos tercios de los cuales viven en áreas rurales. Más del 75 por ciento de la población vive por debajo de la línea de pobreza, con menos de dos dólares diarios por persona. El índice de crecimiento de la población es del 2,5 por ciento anual, y la esperanza media de vida es de 55 años. La mortalidad infantil es del 80 por 1 000, mientras que la tasa de desempleo se aproxima al 50 por ciento.

El país se enfrenta a un grave problema de deforestación. En 1923 los bosques cubrían cerca del 60 por ciento de su superficie, y hoy tan solo ocupan entre el 2 y el 3 por ciento. Muchos haitianos dependen de la madera y el carbón vegetal como fuente principal de combustible. La deforestación produce la erosión del suelo, que afecta negativamente al rendimiento agrícola y origina peligrosos corrimientos de tierra.

Además, Haití ha sido golpeado por sucesivos desastres naturales en los últimos años. La ausencia de cubierta arbórea significa que no sólo los huracanes, si no también las tormentas tropicales y las lluvias torrenciales tienen efectos devastadores, provocando importantes daños materiales y humanos.

En septiembre de 2004 el huracán Jeanne mató a 3 000 personas, y este año el huracán Ernesto provocó pérdidas en la producción agrícola por valor de más de 5 millones de dólares. El mes pasado las inundaciones afectaron gravemente a miles de campesinos que practican una agricultura de subsistencia.
Contacto:
Pierre Antonios
Oficina de prensa, FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473
(+39) 348 25 23807

Contacto:

Pierre Antonios
Oficina de prensa, FAO
pierre.antonios@fao.org
(+39) 06 570 53473
(+39) 348 252 3807

FAO/G. Bizzarri

Trabajos para evitar daños de futuras riadas en el distrito de Bassin Magnan

FAO/G. Bizzarri

Una mujer planta árboles de papaya proporcionados por la FAO

envia por correo
Haití en la encrucijada
La FAO pide 14 millones de dólares para el sector agrícola
18 de diciembre de 2006 – Tras varios años de inestabilidad política y social, agravados por una serie de huracanes, inundaciones, sequías y otros desastres naturales que han frenado su desarrollo, Haití se encuentra en una encrucijada.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS