FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2007 :: La factura de las i…
La factura de las importaciones alimentarias bate un nuevo récord
La fuerte demanda de biocombustibles hace subir los precios
7 de junio de 2007, Roma - La factura de las importaciones alimentarias a nivel mundial está subiendo, en parte debido a la fuerte demanda de biocombustibles, según indica el último informe sobrePerspectivas alimentarias de la FAO. El gasto mundial por la importación de alimentos puede superar en 2007 los 400 000 millones de dólares EE.UU., cerca de un 5 por ciento superior al récord alcanzado el pasado año.

El alza de los precios de cereales secundarios y los aceites vegetales importados –los productos más utilizados para obtener biocombustibles– son responsables de la mayor parte de la subida. Está previsto que la factura por la importación de estos productos suba hasta un 13 por ciento con respecto a 2006, según el informe.

El encarecimiento de los ingredientes para los piensos llevará a precios más altos para los productos cárnicos y lácteos, y por lo tanto del gasto para importarlos. En muchos casos, como sucede con la carne y el arroz, el aumento de las compras a nivel mundial hará subir ulteriormente la factura de la importación.

En el caso del azúcar, los precios, generalmente elevados y volátiles pueden llevar a una reducción de las importaciones, lo que resultará en un descenso del gasto por importaciones de azúcar a nivel mundial.

Los elevados precios del transporte internacional de mercancías también han afectado al valor de las importaciones de todo tipo de productos, dificultando aún más que determinados países pueden pagar la factura de sus importaciones de alimentos.

Los pobres pagan más

Los países en desarrollo en conjunto deberán enfrentarse a una subida del 9 por ciento en el gasto para importaciones alimentarias. Los más vulnerables económicamente serán los más afectados, con gastos totales un 10 por ciento más elevados que los del año pasado en los países de bajos ingresos y déficit de alimentos (PBIDA) y los países menos desarrollados.

“La cesta de la compra por importación de alimentos para los países menos desarrollados en 2007 costará de forma aproximada el 90 por ciento más que en 2000”, aseguró Adam Prakash, economista de la FAO. “Ello contrasta fuertemente con el aumento del 22 por ciento en la factura de importaciones de los países desarrollados en el mismo período”.

Aumenta la producción, pero también la demanda

Está previsto que la producción mundial de cereales en 2007 alcance los 2 125 millones de toneladas, un 6 por ciento más que el ya escaso nivel de 2006 y más alta que la previsión anterior realizada por la FAO el pasado mes de mayo.

“La perspectiva de una fuerte recuperación de la producción mundial de cereales en 2007 es un factor positivo, pero el suministro será apenas suficiente para hacer frente al esperado alza de la demanda, no solo desde los sectores tradicionales de la alimentación y los piensos, pero en particular a causa del rápido crecimiento de la industria de los biocombustibles”, explicó Abdolreza Abbassian, uno de los autores del estudio. “Esto significa –añadió- que los precios de la mayoría de los cereales permanecerán altos el año próximo”.

La previsión preliminar de la FAO para la producción de arroz este año se sitúa en cerca de 633 millones de toneladas, igualando el récord del pasado año, pero con la producción siempre por debajo del consumo. Se prevé que las reservas mundiales de arroz disminuyan y por lo tanto aumenten los precios.

La producción mundial de mandioca en 2007 puede superar el récord alcanzado el pasado año, debido sobre todo a las medidas para incrementar este cultivo en los principales países productores, en especial para su uso industrial, incluyendo la producción de etanol.

Semillas oleaginosas

El precio de las semillas oleaginosas y de la carne ha continuado subiendo, debido sobre todo al aumento de los precios de los cereales destinados a piensos. Los precios inusualmente altos del maíz empujan hacia arriba los de la soja, ya que ambos productos compiten en el mercado de los piensos y de la energía. Las previsiones iniciales para la temporada comercial 2007/08 sugieren que el crecimiento sostenido en la producción mundial de semillas oleaginosas podría llegar a detenerse, ya que el cultivo de maíz parece ampliarse a expensas del de soja.

Carne y productos lácteos

El aumento de la confianza de los consumidores tras la menor incidencia de enfermedades animales en el pasado año debería resultar en 2007 en una recuperación de la demanda de carne en los países en desarrollo, según el informe. Está previsto que las exportaciones de carne a nivel mundial se incrementen un 3,8 por ciento al tiempo que se levantan gradualmente las restricciones comerciales y los mercados regresan a sus pautas habituales.

Los precios de productos avícolas se han recuperado tras un descenso del 18 por ciento a comienzos de 2006, principalmente a causa de los brotes de gripe aviar. En marzo de 2007, los precios de exportación en Estados Unidos y Brasil, que juntos suponen el 70 por ciento del comercio mundial, se incrementaron un 20 y un 14 por ciento, respectivamente, con respecto a la media de 2006.

El índice de la FAO de precios de la carne se ha recuperado de forma significativa desde los mínimos alcanzados en 2006, y en marzo de 2007 se encontraba un 7,6 por ciento por encima que en el mismo mes del año anterior. Además, el aumento del precio de los piensos supone mayor presión alcista en el precio de la carne, según el informe.

Los precios de los productos lácteos se encuentran actualmente en sus niveles históricamente más altos. El índice de la FAO para los precios de estos productos ha subido un 46 por ciento desde noviembre de 2006. Los precios internacionales de la leche en polvo son los que han sufrido un mayor incremento, al desaparecer las reservas existentes en la Unión Europea.

Las perspectivas para 2007 son de un mayor crecimiento del suministro global de leche, que podrá incrementarse un 2,7 por ciento, sostenido principalmente por el crecimiento en aquellos países que son más sensibles a los precios internacionales. La sequía en Australia, la supresión de las exportaciones de leche en polvo en India, y las tasas impuestas en Argentina a la exportación, están restringiendo el suministro para la exportación a corto plazo. Sin embargo, la reforma de la política láctea en la UE está transformando la estructura del mercado internacional, ya que su participación en el mercado exportador está declinando, creando oportunidades para exportadores emergentes, siempre según el informe.

Contacto:
Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671 (móvil)

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+39) 06 570 56146
(+39) 348 141 6671

FAO/23197/O. Thuillier

La demanda de alimentos, piensos y biocombustibles ha hecho subir los precios de los cereales

envia por correo
La factura de las importaciones alimentarias bate un nuevo récord
La fuerte demanda de biocombustibles hace subir los precios
7 de junio de 2007 - La factura de las importaciones alimentarias a nivel mundial está subiendo, en parte debido a la fuerte demanda de biocombustibles, según indica el último informe sobre Perspectivas alimentarias de la FAO.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS