FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2007 :: Las altas temperatu…
Las altas temperaturas incrementan el riesgo de incendios en el Mediterráneo
La emigración del campo a la ciudad incrementa la vulnerabilidad ante el fuego
30 de julio de 2007, Roma – Las temperaturas récord alcanzadas este verano y los vientos cálidos y secos han convertido algunas zonas del Mediterráneo en un polvorín, con equipos de bomberos trabajando las 24 horas para controlar incendios que destruyen la vegetación y son una amenaza para la población en regiones de Italia meridional, Grecia y otras zonas del Mediterráneo, según informó hoy la FAO.

Unos 50 000 incendios destruyen cada año hasta un millón de hectáreas de superficie forestal en la región del Mediterráneo, según datos del organismo de la ONU. Hasta un 95 por ciento de los casos tienen un origen humano. Los incendios provocados y la negligencia, especialmente a causa de cigarrillos mal apagados, y los descuidos a la hora de realizar barbacoas u hogueras durante acampadas son la causa de muchos incendios forestales.

Aunque admite que el fuego es una herramienta ampliamente utilizada para la gestión del territorio y en algunos procesos ecológicos, la FAO señala que los incendios destruyen millones de hectáreas de bosques y vegetación con pérdida de vidas humanas y de biodiversidad animal, provocando ingentes daños económicos y al medio ambiente.

Unos 30 000 trabajadores se movilizan cada verano para luchar contra el fuego en la región mediterránea, cifra que puede alcanzar los 50 000, incluyendo la participación de las fuerzas armadas en años de especial peligro.

Además del incremento de las temperaturas, el desarrollo socioeconómico de la región, en especial el abandono del medio rural en beneficio de las ciudades, ha llevado a un descenso de la corta de hierba y recolección de madera y forraje, lo que lleva a la proliferación de ramas y maleza que intensifica y agrava los incendios y hace más difícil apagarlos. El descenso de la población en el medio rural significa que los fuegos que se realizan con fines agrícolas tienen más posibilidades de quedar fuera de control.

“La mayoría de los países tienen leyes para impedir que se haga fuego o limitar el período de su uso. Muchos han desarrollado programas y planes de prevención contra los incendios, pero son pocos los que logran hacer cumplir estas medidas o tienen capacidad para administrar esos programas”, señala Jose Antonio Prado, Director de la División de Recursos Forestales en la FAO.

Coste elevado de la lucha anti incendios

El fuego se combate básicamente con equipos terrestres que utilizan herramientas manuales y equipos mecanizados. En la región mediterránea estos equipos cuentan a menudo con el apoyo de aviones -entre los figuran hidroaviones- y helicópteros.

Se calcula que cinco países de la región (Portugal, España, Francia, Italia y Grecia) invierten más de 2 500 millones de euros cada año en prevenir y combatir los incendios. El 60 por ciento de esa cantidad se destina a pagar equipos, personal y operaciones, mientras que el resto se destina a la prevención.

Prevención mediante la educación

Una de las claves del éxito en la prevención son los programas de educación sobre el fuego que incluyan campañas públicas, las escuelas y los grupos comunitarios. En la India, por ejemplo, los proyectos de concienciación en las comunidades locales han llevado a una mayor participación en las actividades de prevención y combate, con lo que se ha logrado reducir el número de incendios hasta en un 90 por ciento en algunas regiones.
Contacto:
Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 87 05 221

Contacto:

Alison Small
Oficina de prensa, FAO
alison.small@fao.org
(+39) 06 570 56292
(+39) 348 870 5221

FAO/11213/F. Botts

Los incendios destruyen millones de hectáreas de bosques y vegetación, provocando ingentes daños económicos y al medio ambiente

envia por correo
Las altas temperaturas incrementan el riesgo de incendios en el Mediterráneo
La emigración del campo a la ciudad incrementa la vulnerabilidad ante el fuego
30 de julio de 2007 – Las temperaturas récord y los vientos cálidos y secos han convertido algunas zonas del Mediterráneo en un polvorín y son una amenaza para la población en regiones de Italia meridional, Grecia y otras zonas del Mediterráneo.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS