FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2007 :: Necesaria una nueva…
Necesaria una nueva estrategia para el desarrollo de las montañas
Una visión de conjunto permitirá hacer frente al subdesarrollo crónico y nuevos retos como el cambio climático
4 de octubre de 2007, Roma - Más de 60 representantes gubernamentales, de la sociedad civil y de organizaciones internacionales de países montañosos de todo el mundo han pedido un enfoque más coherente para promover la agricultura sostenible y el desarrollo rural en las áreas de montaña.

Este llamamiento se incluyó en un comunicado lanzado al cierre de la tercera reunión del Grupo de Adelboden para la Agricultura Sostenible y el Desarrollo Rural en las Regiones de Montaña, que ha tenido lugar en la sede central de la FAO del 1 al 3 de octubre de 2007.

Físicamente aislada y social y políticamente marginada, la población de las zonas montañosas figura entre las más vulnerables del mundo, según los datos de la FAO. Un número muy elevado de las 840 millones de personas que sufren en el mundo de desnutrición crónica viven en las montañas: cerca de 270 millones de montañeses carecen de seguridad alimentaria, y 135 millones padecen hambre crónica. Además, una gran cantidad de personas en las llanuras dependen de las montañas para obtener agua, alimentos y empleo.

A pesar de ello, las montañas son ricas en patrimonio cultural y recursos naturales, por lo que una política adecuada ayudaría a las comunidades locales a obtener el máximo provecho.

“Es necesario dar mayor prioridad a las montañas en la política nacional, regional y mundial, ya sea incorporando sus necesidades específicas en las políticas generales o a través de una política específica para las montañas”, señaló el Grupo en un comunicado dado a conocer al final de la reunión.

A los Gobiernos con regiones montañosas se les urgió a realizar evaluaciones sistemáticas de las políticas relevantes para las montañas, a integrar mejor las áreas de montaña en las economías nacionales, y a promover la diversificación económica ayudando a los campesinos, artesanos y a las personas que explotan los bosques a obtener valor añadido en sus productos. El Grupo subrayó que, para tener éxito, estas iniciativas necesitan contar con la participación activa de la sociedad civil y el sector privado.

Dotar de medios a los pueblos indígenas

El Grupo subrayó la necesidad de proporcionar apoyo a las políticas sobre las comunidades indígenas de montaña, cuyos conocimientos tradicionales y pericia locales a menudo ayudan a conservar el medio ambiente y la diversidad y representan un enfoque sostenible a la agricultura de las zonas de montaña.

Junto a los aspectos relacionados con el subdesarrollo, un enfoque más estratégico de las políticas de montaña es necesario para ayudar a hacer frente a nuevos retos como el cambio climático, los niveles crecientes de emigración en las zonas montañosas, y cuestiones relacionadas con la igualdad de género en las comunidades montañosas.

El Grupo de Adelboden

El Grupo de Adelboden fue establecido en junio de 2002 en Adelboden, Suiza. Es un foro para la discusión de políticas, intercambio de experiencias y planificación coordenada. También actúa como consejo asesor de la iniciativa de la FAO sobre Agricultura y desarrollo rural sostenibles en las regiones de montaña (ADRS-M)

Los miembros del Grupo, procedentes de diversos sectores sociales, acordaron iniciativas individuales y colectivas para promover el enfoque ADRS-M al desarrollo de las montañas.

Algunas organizaciones internacionales, como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), se han comprometido a incorporar los principios de la ADRS-M en sus planes de trabajo.

Organizaciones de la sociedad civil, como la Asociación Nacional de Fomento a la Agricultura Ecológica (ANAFAE) de Centroamérica y la red mundial del Foro de Montañas, también han acordado debatir el enfoque ADRS-M entre sus miembros y promover entre los responsables de políticas la adhesión a los principios que defiende el Grupo de Adelboden.
Contacto:
George Kourous
Oficina de prensa, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

Contacto:

George Kourous
Oficina de prensa, FAO
george.kourous@fao.org
(+39) 06 570 53168
(+39) 348 141 6802

© FAO/A. Mihich

Un gran parte de las personas desnutridas del planeta viven en áreas montañosas

Reservas de agua, biodiversidad y cultura

La FAO calcula que las montañas proporcionan agua dulce a cerca de la mitad de la población mundial, ya sea porque la almacenan, provocan las precipitaciones o la canalizan. En las zonas áridas, hasta el 90 % del agua procede de ellas.

Las montañas suponen una reserva de biodiversidad, al servir de refugio a un elevado número de especies de plantas y animales importantes.

Y también albergan algunos de los patrimonios culturales más valiosos del planeta, ofreciendo a los países sus señas de identidad y oportunidades económicas a través del turismo o la exportación de artesanía tradicional. Muchas culturas montañesas poseen conocimientos únicos sobre las especies de plantas y animales y actúan como custodios de la diversidad genética.

envia por correo
Necesaria una nueva estrategia para el desarrollo de las montañas
Una visión de conjunto permitirá hacer frente al subdesarrollo crónico y nuevos retos como el cambio climático
4 de octubre de 2007 - Representantes de gobiernos, la sociedad civil y organizaciones internacionales de países montañosos de todo el mundo han pedido un enfoque más coherente para promover la agricultura sostenible y el desarrollo rural en las áreas de montaña.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS