FAO :: Sala de prensa :: Últimas noticias :: 2008 :: Los campesinos de A…
Los campesinos de Afganistán sufren los rigores del invierno
Devastado el sector ganadero, en una situación agravada por el alto precio del petróleo y los cereales
29 de febrero de 2008, Roma – El frío extremo ha devastado el sector ganadero en Afganistán, matando más de 300 000 animales desde finales de diciembre pasado y afectando seriamente a los medios de subsistencia de la población. Los elevados precios del petróleo, del aceite vegetal y de los cereales están agravando la vulnerabilidad de las familias pobres, disminuyendo su acceso a los alimentos.

Según un reciente informe de la FAO, las condiciones meteorológicas invernales más duras en casi 30 años han causado la muerte de más de 800 personas, y muchas otras, sobre todo pastores y sus familias, han sufrido graves congelaciones que han requerido amputaciones con su secuela de invalidez.

Los alimentos y los suministros médicos escasean, ya que las carreteras en las zonas remotas permanecen bloqueadas por las intensas nevadas. En las zonas más afectadas, los cultivos de invierno han resultado gravemente dañados, en especial las hortalizas, que son la principal fuente de alimentación durante los meses invernales.

Situación preocupante

“La situación es muy preocupante,” afirma Samuel Kugbei, representante en funciones de la FAO en Afganistán. “El ganado –añade- es el medio de supervivencia para muchos de los hogares afectados, cuya situación alimentaria ya es de por sí precaria. Sin ayuda, se enfrentan a una inseguridad alimentaria todavía mayor”

En colaboración con el Ministerio afgano de Agricultura, Regadío y Ganadería, la FAO ha repartido 20 toneladas de pienso en Herat, una de las provincias más afectadas. También está proporcionando 60 toneladas de pienso concentrado a los agricultores más afectados en la provincia de Bamyan.

La agencia de la ONU intenta conseguir 2 millones de dólares EE.UU. para proporcionar 1 500 toneladas adicionales de pienso, así como vacunas, complejos multivitamínicos y tratamientos antiparasitarios para el ganado de 50 000 familias vulnerables de campesinos. Hasta ahora la Oficina de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO) se ha comprometido a donar más de 500 000 dólares para distribuir 500 toneladas de pienso concentrado.

Poca probabilidad de cubrir las necesidades de importación

Los elevados precios mundiales del trigo, unido al bajo poder adquisitivo de la mayoría de la población, implican que las necesidades comerciales de importación de este año en Afganistán -cerca de 550 000 toneladas de trigo, el principal alimento básico-, probablemente no serán cubiertas. Se estima que las necesidades de ayuda alimentaria serían de 100 000 toneladas de trigo, pero quizás habrá que revisar esta cifra al alza.

Sin embargo, las perspectivas iniciales para la cosecha de trigo de 2008 -actualmente en su periodo de latencia-, son favorables. Según la FAO, las intensas nevadas en enero han ayudado a compensar las precipitaciones por debajo de la media en el comienzo de la estación. La Organización de la ONU señala que, debido a que la mayoría de los cultivos todavía están cubiertos de nieve, por el momento resulta difícil evaluar el daño producido en el trigo en las zonas más afectadas.

Se esperan inundaciones

Al iniciarse el aumento de las temperaturas, la nieve se está deshaciendo rápidamente en las montañas y se esperan inundaciones en primavera en los principales ríos del país. La FAO está trabajando actualmente con las autoridades nacionales de gestión de desastres naturales y con sus socios humanitarios y de la ONU en un plan de respuesta rápida y preparación para las inundaciones.
Contacto:
Teresa Buerkle
Oficina de prensa, FAO
teresamarie.buerkle@fao.org
(+41) 22 917 27 70

Contacto:

Teresa Buerkle
Oficina de prensa, Ginebra
teresamarie.buerkle@fao.org
(+41) 22 917 27 70

FAO/5854/F. Botts

Pastores en el norte de Afganistán

envia por correo
Los campesinos de Afganistán sufren los rigores del invierno
Devastado el sector ganadero, en una situación agravada por el alto precio del petróleo y los cereales
29 de febrero de 2008 – El frío extremo ha devastado el sector ganadero en Afganistán, afectando seriamente a los medios de subsistencia de la población. Los elevados precios del petróleo, del aceite vegetal y de los cereales están agravando la vulnerabilidad de las familias pobres.
Se requiere una dirección de email
Se requiere una dirección de email valida
RSS