Noticias

Organización de las Naciones Unidas 
                  
para la Agricultura y la Alimentación

Para evitar ciertos problemas crónicos hace falta una alimentación y estilos de vida mejores

En un importante congreso celebrado en Roma a principios del mes en curso, científicos de todo el mundo subrayaron la necesidad de consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D como mejor sistema para asegurar la ingestión adecuada de estos elementos y ayudar a evitar problemas como una formación ósea o crecimiento deficientes.

En el I Congreso Mundial sobre el Calcio y la Vitamina D en la Vida Humana, organizado por la FAO, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras instituciones dedicadas a la nutrición, se discutieron las formas de mejorar el consumo de estos elementos nutritivos de todos los grupos de la población, y promover un crecimiento adecuado durante la lactancia, la niñez y la adolescencia.

El calcio y la vitamina D, vitales para el crecimiento

En todo el ciclo vital, el calcio y la vitamina D son esenciales para un buen crecimiento y para la salud. Tienen especial importancia durante los periodos de crecimiento rápido de la niñez y la adolescencia, así como durante el embarazo y la lactancia.

Un consumo insuficiente de calcio se asocia en todo el mundo a diversos problemas médicos comunes de carácter crónico, tales como la osteoporosis, enfermedades cardiovasculares: hipertensión, infartos y males isquémicos del corazón, diabetes y problemas de hipertensión durante la gravidez, obesidad y cáncer del colon.

La falta de vitamina D se asocia a anormalidades óseas, como el raquitismo, y a la disminución de la capacidad del cuerpo para absorber el calcio. La osteoporosis, en particular, es un deterioro del esqueleto por el que se vuelven frágiles los huesos y se presenta un mayor número de fracturas, y está asociada al proceso de envejecimiento. Constituye un importante problema de salud y es una de las principales causas de invalidez permanente.

Temas sobresalientes del Congreso

El régimen alimenticio y el estilo de vida en conjunto

Uno de los resultados de la investigación sobre la función del calcio en la salud y el desarrollo es el reconocimiento cada vez mayor de la compleja interacción entre diversos elementos nutritivos, comprendidos el calcio, fósforo, magnesio, sodio, zinc y hierro. Un consumo elevado de proteínas, sodio y alcohol también puede afectar el aprovechamiento del calcio y su metabolismo.

Aunque falta investigar más esas relaciones para entenderlas mejor, queda claro que un régimen variado y equilibrado, así como una actividad física regular, son fundamentales para mantener bajo control algunas enfermedades vinculadas al consumo deficiente de calcio. Casi toda vitamina D que se require durante toda la vida para fijar el calcio y para el metabolismo, puede formarse en el cuerpo con suficiente exposición al sol. La vitamina D también se puede obtener de productos animales como el pescado, los aceites de hígado de pescado, huevos y carne, y alimentos enriquecidos con vitamina D como la leche. Para una buena formación y salud de los huesos hay que consumir dosis suficientes de calcio, vitamina D y hacer ejercicio.

Las dosis de calcio

Para definir las dosis adecuadas de consumo, el equilibrio del calcio en el organismo es el factor más importante. El consumo de calcio no se puede considerar aisladamente. Muchos factores repercuten en la absorción o eliminación del calcio, tales como la vitamina D, las proteínas, el sodio y el acohol, y han de tomarse en cuenta. Además, los diferentes individuos y poblaciones responden de manera diferente al consumo de calcio. Hace falta estudiar más el tema de la adaptación. Debido a esto, no es correcto establecer y promulgar dosis de consumo recomendadas para todo el mundo. Habría que incentivar a los países para que fijen recomendaciones para su población.

La osteoporosis

El consumo diario de calcio y la actividad física actúan recíprocamente con el genotipo para determinar la masa ósea. Es esencial tener niveles adecuados de calcio y de vitamina D para el desarrollo y la conservación de un esqueleto normal. Una nutrición y un régimen alimenticio inadecuados son un factor importante de por lo menos una tercera parte de los casos de osteoporosis. Consumir diversos elementos nutritivos (calcio, sodio, proteínas), oligoelementos (zinc, cobre, magnesio) y hacer ejercicio tienen repercusiones importantes en la prevención y tratamiento de la osteoporosis. Los niveles de vitamina D desempeñan una función en particular importante para evitar las fracturas de cadera.

La hipertensión

Se ha demostrado que el consumo insuficiente de calcio hace aumentar la presión de la sangre, con consecuencias para la salud. Puede ser positivo aumentar el consumo de calcio para evitar ese aumento de presión, lo que tiene especial importancia durante el embarazo ya que la presión alta puede significar un peligro para la salud de la madre y del niño.

La pre-eclampsia, problema de tensión arterial alta y mal funcionamiento del riñón que puede presentarse durante el embarazo, aumenta el riesgo de nacimientos prematuros, bebés de poco peso y operaciones cesáreas, y puede ser fatal. El consumo de calcio por la madre durante la gravidez también puede repercutir en los niveles de presión arterial futuros de sus hijos.

Durante el embarazo aumenta la necesidad del consumo de calcio. El riesgo de problemas de tensión arterial durante la gravidez puede reducirse mediante un suministro adecuado de calcio. La acción recíproca entre el calcio y el sodio es importante. Como el calcio aumenta la eliminación del sodio, reducir el consumo de éste puede ser tan eficaz como aumentar el consumo de calcio.

El cáncer del colon

Estudios in vitro indican que el calcio actúa sobre la producción de tumores, pero todavía no hay suficientes pruebas de que esto se aplique también a los seres humanos. Es necesario investigar más para definir la medida en que el calcio también participa en la limitación del crecimiento celular en los seres humanos. Los experimentos clínicos realizados hasta la fecha comprenden sólo estudios de casos en que la enfermedad ya está muy avanzada y ya no se considera eficaz suministrar calcio. Se necesita investigar sobre todo en el ámbito de la prevención más que en el del tratamiento.

La acción subsiguiente

El congreso ha sido un paso importante para comprender la compleja función del calcio y la vitamina D para obtener y mantener la salud y el bienestar. Será un útil recurso para la discusión y la investigación futuras.

Se han definido tres ámbitos de acción posterior: investigación futura, sobre todo para entender la acción recíproca entre diversos elementos nutritivos y sus consecuencias para la salud; instrucción en materia de nutrición para el público, a fin de evitar problemas asociados al consumo insuficiente de calcio y de vitamina D; y producción y promoción de alimentos enriquecidos con Calcio y vitamina D.

La FAO y la OMS celebrarán una consulta conjunta de expertos en 1997 para investigar ulteriormente los temas discutidos en el congreso y formular recomendaciones.

El Primer Congreso Mundial sobre el Calcio y la Vitamina D en la Vida Humana fue organizado por la FAO, la OMS, el Instituto Nacional Italiano de Nutrición (INN), el Consejo Nacional Italiano de Investigación (CNR) y la Federación Nacional Italiana de Centros para el Tratamiento de la Osteoporosis (FNCO).

Para mayor información, consultar:


>

 FAO Home

>

 Búsquedas

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO,1996