El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial informa del seguimiento de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación


El Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA) de la FAO se reunió en la sede de esta organización el 14 de abril, por primera vez desde la celebración de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación el pasado mes de noviembre. Gran parte de la preparación de la Cumbre estuvo a cargo del CSA, que ahora es el principal responsable de supervisar e informar del avance del Plan de Acción de la Cumbre, cuyo propósito es reducir a la mitad, respecto de su nivel actual, el número de personas desnutridas del mundo, para el año 2015 a más tardar.

En esta reunión se solicitará al CSA que establezca un programa y los procedimientos necesarios para informar sobre la aplicación nacional, subregional, regional e internacional, del Plan de Acción de la Cumbre, y que se defina un formato de informe para el primer periodo de información.

Se presentará ante el Comité para discusión un proyecto de plan de actividades para elaborar objetivos más precisos e indicadores más confiables en materia de seguridad alimentaria nacional y mundial, y para establecer un sistema de localización e información sobre falta de seguridad alimentaria. Este plan comprenderá la creación de formatos uniformes para los informes y para poner al día la información sobre los objetivos e indicadores correspondientes a los años siguientes.

El programa contiene un punto referente a nutrición, en el que los delegados discutirán un documento sobre las actividades de la FAO para hacer frente al problema de los alimentos que se venden en las calles. Estos alimentos preparados ofrecidos por vendedores ambulantes se han convertido en parte importante del régimen alimenticio urbano y de la economía. En Malasia, por ejemplo, las ventas de alimentos en las calles de más de 100 mil vendedores ambulantes se calculan por más de 2 200 millones de dólares anuales. Estudios realizados en Bangkok indican que el 90% de la población compra con regularidad sus alimentos en las calles. En el mejor de los casos, los alimentos que se venden en las calles ofrecen una parte saludable del régimen cotidiano de cientos de millones de personas. Pero es necesario que se tomen medidas en muchas partes del mundo para que mejore la higiene y la instrucción en materia alimentaria, y se garantice que estos alimentos no constituyan un riesgo para la salud.

Otros documentos que han de presentarse al Comité incluyen una revisión de las actividades que se han puesto en práctica al amparo del Programa Especial para la Seguridad Alimentaria, así como una evaluación de la situación actual del mundo en materia de seguridad alimentaria.

Respecto a proseguir las actividades de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación, van a firmar conjuntamente un Memorandum de Aceptación el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y el Director General de la FAO. Este documento sienta las bases de una futura colaboración encaminada al cumplimiento de un objetivo planteado en el Plan de Acción de la Cumbre Mundial sobre los Alimentos: “esclarecer el contenido del derecho a una alimentación suficiente y del derecho fundamental de toda persona a no padecer hambre, como se declara en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Scoiales y Culturales...” Establecer un “derecho a la alimentación” resultó uno de los puntos más polémicos de la Cumbre. El Plan de Acción invitó al Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU a contribuir a resolver este punto.

Más información:


15 de abril de 1997


>

 FAO Home page 

>

 Búsquedas 

Comments?: Webmaster@fao.org

©FAO,1997