Prosigue la Conferencia de la FAO. Kazajstán se adhiere como país miembro; el Ministro de Agricultura canadiense es nombrado presidente


La bandera de Kazajstán se unió el viernes 7 de noviembre a las otras 174 banderas de los Estados miembros de la FAO que ondean fuera de la sede de la Organización en Roma. La aceptación de la solicitud de esa república para ser miembro de la Organización fue uno de los primeros asuntos que se trataron el día en que se inauguró la Conferencia. 
 

El embajador de Kazakjstán en Italia, Sr. Olzhas Suleymenov (a la derecha) iza la bandera de su país en la sede de la FAO 

El Director General de la FAO, Dr. Jacques Diouf, inauguró el 29º período de sesiones de la Conferencia, máxima reunión mundial de ministros y funcionarios principales en materia de alimentación y agricultura con el principal órgano rector de la Organización. Entre otros asuntos tratados el día de la inauguración estuvo la elección del Ministro de Agricultura y Agroindustria del Canadá, Lyle Vanclief, como Presidente de la Conferencia. 

Otros puntos importantes del programa de la reunión que va a durar 11 días son establecer el nivel del presupuesto de la FAO y las prioridades de sus programas para el próximo bienio, así como examinar la situación de los alimentación y la agricultura, con presentaciones de algunos países miembros sobre sus principales logros y preocupaciones. La Conferencia también va a reseñar los avances realizados a partir de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación de 1996, respecto a la reducción de la cantidad de personas con hambre crónica de todo el mundo. 

"Las poblaciones que padecen hambre no pueden tener una vida pacífica", afirmó el Dr. Diouf en un discurso pronunciado el sábado 8 de noviembre, antes de que los delegados reunidos iniciaran la discusión de los asuntos que afectarán al futuro de las actividades de la FAO encaminadas a eliminar el hambre del mundo. 

El Dr. Diouf afirmó, al presentar el Programa de Labores y Presupuesto propuestos: "La FAO debería estar en plena actividad durante el bienio que viene, junto con una amplia gama de colaboradores, a fin de dar asistencia a los países miembros para que se cumplan los compromisos de la Cumbre Mundial sobre la Alimentación. El seguimiento de la Cumbre y el objetivo de la seguridad alimentaria sostenible para todos fueron a todas luces unas de las principales motivaciones en la elaboración del Programa de Labores correspondiente a 1998-99". 

El Director General dijo que los ahorros con fines de eficiencia deben mantenerse en las organizaciones, pero advirtió: "Queda claro -y hace falta insistir en ello- que las repercusiones negativas de un presupuesto de crecimiento nominal inferior a cero para los programas de alta prioridad para los países miembros obviamente se agravarían". 

Un presupuesto de crecimiento nominal inferior a cero equivalente a 650 millones de dólares EE.UU. fue uno de los niveles de financiación esbozados en el Programa de Labores y Presupuesto que el Director General presentó ante la Conferencia. También se propuso otro presupuesto de crecimiento real igual a cero, de 675.3 millones de dólares, que comprendería fondos adicionales para compensar la inflación. Con la opción del presupuesto de 650 millones de dólares, sería necesario recortar algunos programas para compensar el incremento de los costos. La FAO se ha esforzado por proteger los sectores prioritarios de su programa, entre ellos: 

En la perspectiva del presupuesto de crecimiento real igual a cero, el Dr. Diouf dijo: "El presupuesto de la FAO equivale apenas a poco más de dos días del consumo de tabaco en Norte América y a menos de dos meses del consumo de champagne en un país europeo. Entonces, ¿Dónde queda la lucha contra el hambre de 800 millones de seres humanos en la escala de prioridades de los ricos? 

Un número complementario de Perspectivas alimentarias, publicación de la FAO, presenta cálculos preliminares de la producción agrícola mundial correspondiente a 1997. Figura ahí una expansión de 1.1 por ciento, disminución notoria del crecimiento de la producción en comparación con 1996. Y la información más reciente sobre la ayuda alimentaria correspondiente a 1996-97 muestra una reducción aguda de 37 por ciento, a 4.9 millones de toneladas, el nivel más bajo desde el inicio de los programas de ayuda alimentaria en el decenio de 1950. La ayuda oficial para fomento agrícola también ha seguido disminuyendo por undécimo año consecutivo. Durante la Conferencia se distribuirá este número especial de Perspectivas alimentarias, dados los cálculos más recientes de la FAO correspondientes a la producción agrícola y pecuaria total. 

El Premio A. H. Boerma de 1996-97 para periodistas se entregó conjuntamente a la Asociación de Periodistas de Alimentación y Agricultura (APAA) de Kenya y a Inter Press Service, una agencia de noticias con sede en Roma. El silvicultor Hon Tat Tang, de nacionalidad malaya, recibió el Premio B. R. Sen para expertos de campo destacados. Les Clark, de Nueva Zelandia, recibió el premio Sen por su contribución al sector pesquero de Namibia. La Dirección de Pesca de Bangladesh y la Dirección de Infraestructura y Técnica del Ministerio de Agricultura de Irán compartieron el Premio Edouard Saouma de este año, creado en 1993 para dar reconocimiento a proyectos de campo meritorios.  

8 de noviembre de 1997 

Más información: 

 
 

 
  FAO Home page 
 
Búsquedas 
 
¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org 
©FAO,1997