La FAO inaugura sus primeras oficinas en Sudáfrica

La FAO inauguró sus primeras oficinas en la República de Sudáfrica, con el doble propósito de contribuir en la reforma del sector agrícola del país y aprovechar su vasta reserva de experiencia agrícola para beneficiar a otros países en desarrollo. Florence Chenoweth, anterior representante de la FAO en Gambia y exministra de Agricultura de Liberia, ha sido designada jefa de la misión. La Sra. Chenoweth, de 53 años de edad, es especialista en agricultura y tiene un doctorado en recursos agrarios, de la Universidad de Wisconsin, Estados Unidos.

Sudáfrica fue aceptada de nuevo en la FAO en 1993, cuenta con un moderno sector agrícola pero también tiene otro sector menos productivo de pequeños campesinos. Su agricultura tiene en común con otros países del sur del Africa muchas situaciones y problemas. "La máxima prioridad, una vez que quede establecida la oficina, será reconocer las zonas donde la FAO pueda contribuir mejor en los esfuerzos de Sudáfrica por reformar su sector agrícola, y trabajar en el seno de nuestro propio sistema para garantizar que nuestra colaboración sea oportuna, significativa y con espíritu de auténtica cooperación", afirmó Chenoweth.

Florence Chenoweth, en su nueo cargo en la Representación de la FAO en Sudáfrica

"Sudáfrica misma no tiene déficit de alimentos - prosiguió-. Con todo, tienen un problema de seguridad alimentaria porque una considerable proporción de la población no disfruta de ella. El propósito del país es determinar la combinación justa de políticas y medidas para zanjar las brechas y dirigirse a una situación de seguridad alimentaria sostenible para todos. Nuestro objetivo es prestarles asistencia para lograrlo, en formas aceptables para las autoridades y compatibles con nuestro mandato."

"Sudáfrica, al aceptar a la FAO, sabe que la relación será recíproca. El país tiene mucho que ofrecer en cuanto a transferencia hacia otros países. Por ejemplo, cuenta con instituciones excelentes, tecnología avanzada, sistemas agrícolas e insumos agrícolas", explicó Chenoweth. Por ejemplo, al amparo de los programas de participación de la FAO, los expertos técnicos sudafricanos podrían trabajar en problemas específicos de otros países africanos que tienen condiciones parecidas, a través de convenios relativamente poco costosos y de gastos compartidos. "Podemos hacer las veces de catalizador y aprovechar a sus expertos a través de nuestros programas de colaboración y capacitación, y por medio de nuestro Programa Especial de Seguridad Alimentaria. ¡Es muy emocionante!", afirmó.

Chenoweth ha hecho una larga carrera en el campo del desarrollo de Africa. En 1976, cuando tenía 32 años de edad, llegó a ser la única ministro de agricultura del mundo en su natal Liberia, lo que causó confusión cuando ella y sus colegas, los otros ministros, que se encontraban en Roma por asuntos profesionales, fueron invitados a visitar el Vaticano. "Cuando llegamos trataron de rechazarme, alegando que las esposas no estaban invitadas", relata, riendo con el recuerdo.

En 1980 la Sra. Chenoweth dejó la política, y en 1982 comenzó lo que sería un compromiso profesional de 10 años con Zambia, de los cuales fue asesora de políticas durante los primeros cuatro años, integrada en un grupo de asesores técnicos del Banco Mundial. Finalmente volvió a la Universidad de Wisconsin como científica de alta jerarquía en 1993, antes de que se le invitara a colaborar en la FAO en 1995 como representante de Gambia, Africa Occidental.

"Fue un puesto difícil. Como casi todos los donadores multilaterales y bilaterales habían suspendido su ayuda a partir del golpe militar de 1994, nosotros y el país teníamos poco con qué trabajar", explica Chenoweth. No obstante, encontró recursos para sostener una serie de actividades, inclusive un estudio del sector de recursos naturales y agricultura que prepararía el terreno para futuras actividades.

Las oficinas sudafricanas de la FAO estarán situadas en el edificio Metropark de Schoeman Street en Pretoria, con otros organismos de la ONU.

9 de marzo de 1998

Más información:

 


 FAO Home page  

  Búsquedas

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1998