La Niña anuncia su llegada con inundaciones mortales en Asia


Se atribuyen más de tres mil muertes en Asia a las inundaciones causadas por La Niña, desde que comenzaron las lluvias en toda la región a fines de junio. Los países más golpeados han sido Bangladesh y China --en China han muerto al menos dos mil personas, sobre todo en las zonas central y meridional, densamente pobladas--, pero también se ha informado de muertes en la República de Corea, en la India y en Nepal, según un Informe especial reciente. Se considera que estas inundaciones, que han dejado sin techo ni pertenencias a más de 250 millones de personas en toda la región, son uno de los primeros indicios de la llegada de La Niña.

Considerado “hermana” del fenómeno meteorológico conocido como El Niño, La Niña se caracteriza por la ascensión de las aguas profundas y frías en ciertas zonas del Océano Pacífico que se calientan anormalmente durante El Niño. Este nuevo fenómeno amenaza con invertir las tendencias meteorológicas extremas que padecieron muchos países de la región, causando inundaciones en zonas donde hubo sequía y viceversa, durante la lucha por recuperarse de las repercusiones de El Niño. Éste, que comenzó en marzo de 1997 y terminó apenas hace poco tiempo, fue causa de una grave sequía en gran parte de Asia, sobre todo en Papua Nueva Guinea, en las Filipinas, en Tailandia e Indonesia, que sufrió su peor sequía desde hace más de 50 años.

Las recientes inundaciones han causado graves daños a la infraestructura de la región, comprendidos los caminos, los puentes y conexiones ferroviarias, que han perturbado el transporte de productos básicos. En China, Bangladesh y la República de Corea han quedado sumergidas grandes extensiones de tierras agrícolas.

Aunque todavía sería prematuro calcular las repercusiones de dichas inundaciones en la producción agrícola regional, se teme la reducción de la producción mundial de arroz paddy, 90 por ciento de la cual procede de Asia. Esto podría dar pie a ulteriores incrementos de los precios mundiales del arroz, que ya han subido mucho. Indonesia, que antes era autosuficiente en arroz, ahora es el primer país importador del mundo y además corre el riesgo grave de que su producción se reduzca debido a la sequía que padeció, a los precios mundiales elevados y a una crisis financiera sin precedente.

Informe especial (Inglés)

1 de septiembre de 1998 

Más información:


  FAO Home page 

  Búsquedas

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1998