Nuevo rumbo de la agricultura para el tercer milenio


El Comité de Agricultura de la FAO (COAG) inaugura su 15º período de sesiones el 25 de enero con un programa que pone de relieve algunas de las principales cuestiones que afronta la agricultura a fines de siglo. Se discutirán la biotecnología, la agricultura orgánica, la agricultura urbana y la vigilancia de los recursos de tierras y agua.

El nuevo secretario del comité, Eric Keuneman, describe el COAG como " una especie de comité de asesoría técnica de alto nivel" (lea la entrevista a Keuneman). En el COAG participan tres dependencias de la FAO que trabajan directamente en agricultura, ganadería y nutrición: los departamentos de Agricultura, Económico y Social y el de Desarrollo Sostenible. El Comité se reúne cada dos años y se prevé la asistencia de delegados de 98 países a la reunión de 1999.

Laboratorio de biotecnología en Panamá: la FAO se esfuerza por llevar los beneficios de la biotecnología a los agricultores de los países en desarrollo
FAO/16066/G. Bizzarri

La reunión recomendará prioridades y orientación para la FAO respecto a cuatro temas principales. En cuanto a la biotecnología -uno de los temas de la agricultura más apasionadamente discutidos de hoy- la FAO está tratando de encauzar el potencial positivo de las nuevas técnicas "para mejorar la productividad agrícola ahora y en el futuro". En concordancia con la atención que da la FAO a las necesidades de los países en desarrollo, hace hincapié en que "la investigación en biotecnología y la política del sector también debería ocuparse de las necesidades de los pobres cuyos medios de vida dependen de la agricultura..." (Consulte la Revista del Departamento de Agricultura de la FAO AG21- Enfoques: La biotecnología en la agricultura)

Los productos agrícolas orgánicos a veces se consideran artículos de lujo, pero su demanda está aumentando en todo el mundo. Los mercados de "alimentos naturales" están bien establecidos en los países en desarrollo -el 10 por ciento del sistema alimentario de Austria es orgánico- y se están abriendo nuevos mercados también en los países en desarrollo. La FAO está trabajando para armonizar los reglamentos y los requisitos comerciales, y dar apoyo a los productores de los países en desarrollo que están tratando de ingresar en estos nuevos mercados. (Consulte Ag21 Enfoques: La agricultura orgánica)

La agricultura dentro y en torno a las ciudades -agricultura urbana y periurbana- es otro fenómeno en crecimiento, particularmente en los países en desarrollo, donde los sistemas de abasto de los alimentos a menudo no son adecuados. Los pobladores de las ciudades complementan sus dietas cada vez más y aumentan sus ingresos cultivando sus propios productos cuando pueden hacerlo así. La ganadería comercial también se hace cada vez más frecuente en las zonas periurbanas. (Consulte el artículo de Fotos: La agricultura urbana y periurbana)

La FAO está insistiendo en la necesidad de contar con "políticas y actividades de planificación específicos" para la agricultura urbana, y hace hincapié en que no debe fomentarse en competencia con la agricultura rural, "sino que debería concentrarse en actividades para las que tenga una ventaja comparativa, como la producción de alimentos frescos perecederos". (Consulte AG21 Enfoques: Cuestiones de la agricultura urbana)

Granada: regando plantas de canela. El riego utiliza cerca del 70 por ciento del agua que se extrae, pero el crecimiento de la irrigación está disminuyendo
FAO/12405/F. Mattioli

En el Siglo XX la extracción mundial de agua dulce se ha duplicado respecto al crecimiento demográfico. La agricultura de riego utiliza cerca del 70 por ciento del agua que se extrae y más del 90 por ciento en algunos países desarrollados. Pero la expansión de la irrigación ya está disminuyendo, porque los recursos de agua dulce son limitados. Es vital vigilarlos atentamente, así como los de tierras para el desarrollo agrícola sostenible. La FAO prevé que las tierras agrícolas aumentarán "un cinco por ciento a partir de las reservas de tierras para el año 2010", pero advierte que "la utilización agrícola de tierras tiende a invadir ecosistemas frágiles y bosques, tierras húmedas o zonas protegidas, y este proceso exige una vigilancia estrecha y una política para invertir dichas tendencias". (Consulte AG21 Enfoques: Vigilancia de los recursos de tierras y agua)

22 de enero de 1999

 

Más información:



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999