Los países toman medidas para salvar los bosques del mundo


Bosque de bambúes en Uganda
(FAO/17533/R. Faidutti)

Comparación de las superficies forestales de 1980 y 1995
(fuente: FAO, Situación de los Bosques del Mundo, 1999)


Anualmente se pierden en el mundo más de 11 millones de hectáreas de cubierta forestal, según el último número del informe bienal de la FAO Situación de los Bosques del Mundo (SOFO). La superficie total de bosques disminuyó más de 56 millones de hectáreas entre 1990 y 1995. En los países desarrollados hubo un incremento neto de casi nueve millones de hectáreas, pero en los países en desarrollo se perdieron más de 65 millones de hectáreas.

Directores de los servicios forestales, altos funcionarios de los gobiernos, representantes de organizaciones internacionales y de grupos no gubernamentales asistentes al 14º período de sesiones del Comité de Montes (COFO) de la FAO, que se celebra en Roma del 1º al 5 de marzo, discutirán los resultados de SOFO 1999. "SOFO facilitará una discusión y la toma de decisiones informadas", asegura M. Hosny El-Lakany, Subdirector General del Departamento de Montes de la FAO. El Comité de Montes se reúne cada dos años para discutir los asuntos silvícolas de actualidad, buscar soluciones y recomendar medidas pertinentes.

Entre los enemigos comunes que, según SOFO, corroen los bosques del mundo, están las plagas de insectos y las enfermedades, los incendios, la explotación excesiva de madera industrial y leña, las prácticas deficientes de explotación, el exceso de pastoreo y la contaminación de la atmósfera. Sin embargo, en 1997 y 1998 hubo fenómenos extraordinarios que hicieron de este período uno de los más sombríos del sector forestal: se informó de brotes de nuevas plagas de insectos y enfermedades en muchas regiones del mundo, se abatieron sobre los Estados Unidos y Canadá terribles tormentas de hielo, y espectaculares incendios quemaron bosques en todo el mundo.

 "Casi todos los tipos de bosques ardieron en 1997 y 1998, incluso algunas selvas pluviales tropicales que no habían sufrido incendios recientes", según el informe. En Indonesia, la Amazonia y México hubo incendios de extraordinarias proporciones, que sensibilizaron al público a estas catástrofes nacionales. La responsabilidad se atribuyó en gran medida a las sequías relacionadas con El Niño, que volvieron depósitos de yesca de vegetación forestal los bosques húmedos, pero, según SOFO, gran parte de esos incendios fueron "predominantemente producidos por el hombre".

 Estos impresionantes acontecimientos han motivado a la comunidad internacional para tomar medidas más activas orientadas a detener el avance de la deforestación. Muchos países han introducido recientemente reglamentaciones para la explotación forestal, han adoptado prácticas de ordenación mejor informadas y han mejorado, por ejemplo, su eficiencia en materia de reciclaje y manufactura en la transformación de la madera. Otra tendencia alentadora es la definición cada vez más frecuente de grandes trechos de los bosques como zonas estrictas de conservación.

 En Filipinas, por ejemplo, se prohibió recientemente toda explotación forestal de bosques antiguos y vírgenes, y se incluyó este tipo de bosques en un sistema nacional de zonas protegidas. En China, se impuso en julio de 1998 una prohibición parecida contra la explotación de madera en los bosques naturales. En Surinam, en 1998 se declararon reserva silvestre 1.5 millones de hectáreas de bosques naturales, la décima parte de la superficie total del país. Brasil, Camboya, Nueva Zelandia, Sri Lanka, Tailandia y los Estados Unidos, entre otros países, también han prohibido recientemente, o restringido estrictamente, la explotación de madera en los bosques principales, según informa SOFO.

Asimismo se ha convocado para celebrarse los días 8 y 9 de marzo en la sede de la FAO, en Roma, una Reunión Ministerial sobre Cuestiones de Sostenibilidad en el Campo Forestal, Desafíos Nacionales e Internacionales. El programa de la reunión contiene la cuestiones y opciones en materia de instrumentos internacionales para dar apoyo al desarrollo forestal sostenible, medidas mundiales para abordar el problema de los incendios forestales, y las observaciones y recomendaciones del 14º período de sesiones del COFO relativas al Marco Estratégico de la FAO para los años 2000-2015.

Puede ordenarse "Situación de los Bosques del Mundo, 1999" con el Grupo de Ventas y Comercialización de la FAO, Viale delle Terme di Caracalla, 00100 Roma, Italia, o por correo electrónico a: Publications-sales@FAO.Org

1º de marzo de 1999

 

Más información:



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999