Eliminación de plaguicidas peligrosos


Haga click en la gráfica para agrandarla
Haga click aquí para descargar en pdf

Haga click en la gráfica para agrandarla
Haga click aquí para descargar en pdf

Fotos de la FAO


En los países en desarrollo de todo el mundo hay, abandonadas por ahí, enormes cantidades de plaguicidas tóxicos y obsoletos, que son un peligro mortal para la salud humana y el medio ambiente. Comparando la situación con una "bomba de tiempo", la FAO ha pedido un cuantioso incremento de donaciones urgentes de los gobiernos y la industria para acelerar las actividades de saneamiento.

"El financiamiento para eliminar los desechos sigue siendo escaso -advirtió el experto de la FAO Alemayehu Wodageneh-, se requerirán más de 30 años para sanear África y el Oriente Medio". Se calcula que en todo el mundo hay muchos cientos de miles de toneladas de pesticidas obsoletos, ya sea prohibidos, descompuestos o peligrosos, y más de 100 mil toneladas de ese volumen está en los países en desarrollo. En África hay unas 20 mil toneladas.

Eliminar una tonelada de plaguicidas obsoletos en África cuesta entre 3 500 y 4 000 dólares EE.UU., y la FAO ha calculado el costo total del saneamiento de África entre 80 y 100 millones de dólares EE.UU.

La industria química ha prometido pagar por lo menos una cuarta parte de esta suma: un dólar EE.UU. por cada litro o kilogramo de plaguicidas obsoletos que se eliminen en África o en el Oriente Medio. Pero ese compromiso está "lejos de cumplirse", afirma Wodageneh.

Hasta la fecha, sólo la Shell International ha contribuido con un pago de 300 mil dólares EE.UU., para la eliminación de plaguicidas de dieldrina en Mauritania. Esto corresponde a poco más del uno por ciento de la suma invertida en eliminación de plaguicidas en África desde 1994 (ver gráfico).

"El apoyo de la industria es crítico para la futura eliminación de plaguicidas, porque los organismos de asistencia de los países donantes no pueden hacerse cargo de la totalidad de los costos sin una considerable aportación de la industria -explicó Wodageneh-. Por eso la FAO insta a las empresas a renovar su compromiso y participar más activamente en las futuras iniciativas de eliminación de sustancias tóxicas". Se celebra una reunión de donantes en la sede de la FAO, en Roma, los días 24 y 25 de mayo.

La venta de plaguicidas en todo el mundo aumenta sustancialmente todos los años, sobre todo en los países en desarrollo. En 1996, las ventas mundiales de esta industria fueron de 33 mil millones de dólares.

Los plaguicidas obsoletos que manchan el paisaje urbano y rural de los países en desarrollo son: aldrina, DDT, dieldrina, endrina, fenitrotion, HCH, lindano, malatión, paratión y muchos otros. La mayoría de las personas están enteradas del peligro del DDT. Se asegura que la dieldrina es cinco veces más tóxica que el DDT al ingerirse, y 40 veces más tóxica si se absorbe por la piel. La endrina es 15 veces más tóxica que el DDT para los mamíferos, 30 veces más tóxica para los peces y hasta 300 veces más tóxica para algunas aves.

"Por lo general, los plaguicidas terminan en manos de las personas menos informadas, más pobres o menos capaces de protegerse -afirma Wodageneh-. A menudo los bidones se guardan a la intemperie, junto a almacenes de alimentos o mercados y donde los niños tienen fácil acceso a ellos. Esas sustancias químicas están contaminando los suelos, las aguas subterráneas, el agua de riego y la potable. Estas reservas olvidadas son un grave peligro. Podrían producir una tragedia en las zonas rurales y en las grandes urbes".

Si desea más información, diríjase a:
Alemayehu.Wodageneh@fao.org

Si desea escuchar o descargar una entrevista con Alemayehu Wodageneh:

1/ En RealAudio(Realplayer G2): 447 Kb, presentación inmediata pero menor calidad que en 3mp directo
ftp://ext-ftp.fao.org/Radio/RealAudio/Pesticides.rm

2/ En mp3 (con cualquier equipo de 3mp, Quicktime 4.0 o Windows Media Player):
(Calidad de transmisión, 1.702 Kb que descargar):
ftp://ext-ftp.fao.org/Radio/MP3/Pesticides.mp3

 

24 de mayo de 1999

 

Mas información



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999