¿Cuándo estará libre el mundo de la peste bovina?


La FAO le ha puesto precio a la erradicación mundial de la peste bovina, una de las enfermedades animales más mortales del mundo. Los expertos calculan que erradicarla costaría apenas tres millones de dólares por cada una de las pequeñas zonas infectadas que quedan en el mundo, fracción de lo que puede costar un brote de peste bovina en cada país. A principios de 1980, una epidemia en Nigeria causó pérdidas calculadas en dos mil millones de dólares EE.UU.

Campesino ordeñando una búfala en Pakistán
FAO/17183/G. Bizzarri


La peste bovina es una enfermedad muy contagiosa y mortal que afecta al ganado bovino y a los búfalos, a los yaks y a ciertas especies salvajes. Las epidemias en zonas donde el ganado proporciona leche, carne y fuerza de tracción, tienen consecuencias devastadoras en las economías locales y en la seguridad alimentaria.

La FAO ha estado trabajando para erradicar la peste bovina desde 1994 a través de la coordinación del Programa mundial de erradicación de la peste bovina (PMEPD). La fecha límite que se ha fijado para la erradicación total es el año 2010. Si el PMEPD logra su objetivo, la peste bovina será la primera enfermedad animal que se logre erradicar. Sería una de las máximas conquistas de la ciencia veterinaria y los expertos la han comparado a la erradicación de la viruela.

El esfuerzo mundial para dejar atrás la peste bovina ha logrado que esa enfermedad persista sólo en algunos sitios aislados del mundo. Los expertos piensan que todavía hay algunos focos en el sur del Sudán, en el sur de Somalia y en algunas partes de Pakistán. Con todo, hay otras tres zonas donde se han presentado brotes de esta enfermedad en los últimos cinco años, y no hay certeza de que ahí se haya logrado eliminar. Se trata de la parte más oriental de la Federación Rusa, el sur de la Península Árabe y la zona kurda de los confines entre Turquía e Irán.

La FAO ha advertido que si no se logra eliminar estos focos, la enfermedad podría propagarse y surgir de nuevo con altos costos para contenerla. Una de las medidas críticas que los países deben tomar para avanzar hacia una liberación certificada de la peste bovina es detener toda vacunación, lo que obviamente expone al ganado a la infección transfronteriza. Por esto, es vital mantener el esfuerzo por alcanzar la meta del 2010.

La FAO está llamando a los donantes para que aporten un apoyo inmediato encaminado a impedir que la enfermedad resurja en países donde se ha eliminado recientemente, y financiar actividades de erradicación en las zonas críticas. Una consulta de expertos del EMPRES recientemente celebrada en Roma suscribió un plan de ayuda a los países para que elaboren sistemas internos de prevención oportuna para la peste bovina æque son un instrumento crítico en la recta final hacia un mundo libre de peste bovinaæ y se intensifiquen las actividades de erradicación de esta enfermedad en los focos restantes.

8 de junio de 1999

 

Mas información



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999