Combate contra la garrapata tropical


Durante más de 170 años, la garrapata tropical Amblyomma variegatum ha estado pasando entre las islas del Caribe, produciendo graves daños económicos entre los criadores de ganado donde quiera que va. El programa del Caribe para la Amblyomma (CAP), que llevan a cabo la FAO, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Comunidad del Caribe (CARICOM) está trabajando para eliminar esta garrapata del Caribe y la posibilidad de que el parásito llegue a las costas del Continente Americano.

La garrapata tropical amblyomma se traslada en el ganado infestado, y así llegó al Caribe desde el Senegal en el siglo XIX. Con todo, cada vez hay más pruebas de que también la transporta la garcilla bueyera, un ave que puede volar con facilidad entre las islas y llegar a las costas de Florida. La conciencia cada vez mayor de las posibilidades de traslado de esta garrapata apremian para erradicarla rápidamente del Caribe.

La garrapata tropical prefiere alimentarse del ganado doméstico, pero también infesta a las ovejas, las cabras, los caballos y los perros. En algunas zonas, puede infestar incluso a las personas, produciendo una intensa irritación e inflamación cutáneas. Produce una desagradable mordida, que en el ganado a menudo se convierte en llaga infectada o en un absceso, y reduce mucho el valor comercial de las pieles y cueros de los animales. Pero mucho peor que la mordida son las enfermedades que transmite la garrapata, principal vector del Cowdria ruminantium, un microorganismo que produce una enfermedad de los animales llamada hidropericardia. El parásito además se asocia a una aguda dermatofilosis, enfermedad cutánea del ganado producida por la bacteria Dermatophilus congolensis. Estas dos enfermedades pueden matar al ganado y reducir la producción de carne y de leche.

En las islas afectadas del Caribe, la hidropericardia y la dermatofilosis han reducido mucho la producción pecuaria. En la isla de Nevis, por ejemplo, el 90 por ciento del ganado y el 70 por ciento de los rumiantes pequeños murieron de dermatofilosis al invadir la garrapata tropical ese territorio. La presencia de este parásito ha impedido a muchos productores capitalizar plenamente la demanda de carne de la industria turística y de los consumidores locales. Según un informe semestral de 1995-96, las islas afectadas importan 100 millones de dólares EE.UU. de productos ganaderos anualmente.

La cooperación internacional ayuda a impedir la infestación del Continente Americano

Culminar con éxito el CAP no sólo sería de provecho para los productores de ganado del Caribe, sino que además protegería el sustento de los productores de ganado de todo el hemisferio occidental. Si la garrapata pasara al continente, se corre el peligro de que la hidropericardia se estableciera ahí rápida y permanentemente, como han demostrado los experimentos agrícolas con dos garrapatas originarias de América capaces de transmitir esa enfermedad. Los investigadores consideran que una infestación de la garrapata tropical en el continente le costaría a la industria ganadera hasta 762 millones de dólares EE.UU. Frente a esta suma, el costo del CAP, de 20 millones de dólares EE.UU. en un período de seis años, es mínimo.


Haga click en el mapa para ver los sitios de aplicación del CAP

El CAP es un esfuerzo conjunto de la comunidad internacional y las islas del Caribe. Los donantes internacionales, como la FAO, el Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Unión Europea (UE) y los gobiernos de Italia, Bélgica, el Reino Unido y los Países Bajos, hasta el momento han invertido ocho millones de dólares EE.UU. en el CAP. El Dr. Jorgen Hansen, funcionario principal del Servicio de Sanidad Animal de la FAO, señaló la importancia del incremento del apoyo del USDA. "Además de su contribución anual, el USDA proporcionó otros 1.9 millones de dólares EE.UU., en un momento crítico y vital para seguir adelante con el programa de erradicación". Se necesitan cerca de 2.4 millones de dólares para terminar el programa para el año 2001 y asegurar la posterior actividad de vigilancia, suma que se ha pedido a la UE.

El CAP hace participar a los productores de ganado

El CAP es un planteamiento participativo para erradicar la garrapata. Los productores locales de ganado, con orientación de personal del gobierno, se hacen responsables de la aplicación del acaricida necesario (una sustancia química para matar las garrapatas) en tratamiento para su ganado. Con el fin de apoyar sus actividades, el CAP lleva a cabo enormes campañas de difusión para alentar a la comunidad a participar en la eliminación del parásito. Este planteamiento en el Caribe de lengua inglesa contrasta con los programas tradicionales de erradicación de plagas, donde las actividades sobre el terreno corren a cargo del gobierno o de grupos internacionales. La participación central de los propietarios de los animales ha contribuido a reducir los costos de las actividades sobre el terreno y ha mejorado la capacidad técnica y operativa nacional.

"El éxito inicial, particularmente en St. Kitts y Santa Lucia, han fortalecido la confianza de los sectores privado y público tanto en la producción de ganado como en la capacidad de los servicios de sanidad veterinaria, según el Dr. Rupert Pegram, Director de Programa del CAP. "Estas islas han incluido programas de desarrollo pecuario en sus planes de diversificación agrícola, y se está reanudando la producción ganadera".

Estas observaciones son particularmente alentadoras considerando las desventajas con que se inició el programa, con pocas personas del Caribe y de la comunidad internacional con confianza y voluntad de apoyar un planteamiento que dejaba tanta responsabilidad en manos de personas que no trabajaban directamente en el programa de erradicación. Como se resume en una reseña de mitad de plazo del CAP, de 1997: "Los resultados del programa son asombrosos dado el financiamiento condicional, temporal y marginal, y las dificultades de organizar y administrar un programa unificado a la vez que ha habido necesidad de adecuarse a diversos sistemas y conceptos de gestión". Afortunadamente, esa reseña resultó crítica para el Caribe. Las primeras islas estaban terminando la fase de tratamiento, la creación de capacidad de los dos años anteriores comenzaba a dar frutos, el financiamiento de los donantes aumentó y ahora es posible alcanzar el objetivo de eliminación de la garrapata tropical.

7 de octubre de 1999

Información geográfica del CAP

Mas información



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999