Comenzar de nuevo: el programa de emergencia de la FAO ayuda a los agricultores kosovares a reconstruir sus vidas


Las minas sembradas destruyeron casas y limitan el acceso de los agricultores a las tierras circundantes
Foto FAO/A. Proto

En Kosovo, hasta el momento más de 70 000 familias han recibido semillas de trigo de invierno de la FAO
Foto FAO/A. Proto

La FAO también está distribuyendo semillas entre las familias anfitrionas de Albania
Foto FAO/A. Proto

Se necesita financiamiento urgente para reparar los tractores y la maquinaria agrícola dañados durante el conflicto
Foto FAO/A. Proto

A cinco meses del acuerdo de paz sobre Kosovo y casi llegado el invierno, muchos agricultores kosovares han vuelto a sus pueblos y se han encontrado con que han perdido todo: sus hogares, sus posesiones, los cultivos y el ganado. Para ayudarlos a reconstruir sus vidas y sus comunidades, la FAO ha puesto en marcha un programa de ayuda de urgencia y está solicitando fondos.

Fidaim Rexhepi, agricultor albanés kosovar, describe su situación: "Durante el conflicto perdí dos casas, se incendiaron por completo, la vieja y la nueva, y tres vacas. No se cosechó nada este año, sembré trigo pero durante el conflicto salieron todos los animales al campo y se comieron todo o fue destruido, no quedó nada". Daniele Donati, Coordinador de Emergencia de la FAO para los Balcanes, afirma: "Los principales problemas que afrontan los agricultores kosovares son la vivienda y tener tierras". El ejército serbio no sólo llevó a cabo una campaña sistemática para destruir las casas y las fincas rurales, sino que además colocó miles de minas terrestres en el todo el campo. Diecisiete equipos de la ONU para retirar las minas han comenzando a hacerlo, y a destruir las bombas que no explotaron. Se trata de un proceso lento y difícil, que los oficiales de la ONU consideran que puede requerir hasta tres años para terminarlo.

Una de las cosas fundamentales que necesitan las familias kosovares de agricultores para volver a ser autosuficientes son semillas. La FAO, en colaboración con siete ONG, ya ha repartido entre 70 000 familias campesinas 14 500 toneladas de semillas de trigo de invierno, lo suficiente para una superficie de 70 000 hectáreas. En las semanas próximas la FAO instalará en Pristina un laboratorio de control de calidad de las semillas. Se espera que dentro de un año el programa de emergencia de la FAO haya logrado reducir a la mitad el número de agricultores necesitados, según explica Donati.

La pérdida de ganado en Kosovo también es en extremo cuantiosa. Una misión de evaluación de los cultivos y los alimentos de la FAO y el PMA, enviada a Kosovo, descubrió que se ha perdido casi la mitad del ganado y tres cuartas partes del ganado menor y las aves de corral. Para proteger a los animales restantes, la FAO está preparando una amplia campaña de vacunación para el ganado.

Además, casi la mitad de los tractores del país fueron robados o destruidos durante el conflicto. El programa de emergencia también contempla la reparación de los tractores y del resto del equipo agrícola que queda en la provincia.

Los agricultores kosovares no son los únicos que se beneficiarán del programa de emergencia. Las familias de Albania que alojaron a refugiados kosovares durante la crisis vieron consumirse sus recursos limitados en extremo y más todavía. La FAO está distribuyendo semillas a esas familias anfitrionas para garantizar que puedan continuar sus actividades agrícolas sin dificultades adicionales.

A la fecha se han canalizado 6,7 millones de dólares EE.UU. al proyecto de emergencia de la FAO para Kosovo, de los cuales proporcionaron la mayor parte los Estados Unidos, Suecia, los Países Bajos, Luxemburgo y Finlandia. La FAO está solicitando otros 25 millones de dólares EE.UU. para continuar con la distribución de semillas entre los agricultores que lo necesitan, establecer el laboratorio de control de calidad de semillas y llevar a cabo la campaña de vacunación del ganado y el programa de reparación de maquinaria agrícola. 

4 de noviembre de 1999

Mas información



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999