Una perspectiva desde el espacio ayuda a Azerbaiyán a organizar su futuro


Landsat TM trayectoria 167 línea 33, tomada el 8 de junio de 1998. Composición de colores falsa 453 (rojo, verde, azul)

 Haga clic en el mapa para ampliar la imagen

 

La imagen de satélite muestra una zona al norte de la capital del distrito de Lenkoran donde desemboca el río Vilascay al mar Caspio en la bahía de Gizilagac. Esta bahía es una gran reserva natural y es un importante hábitat de aves migratorias.

El Vilascay corre en el sur de la cuenca del Kura, la región agrícola más importante de Azerbaiyán. Ahí los veranos son prolongados, calientes y secos, de modo que la irrigación es fundamental. La mayor parte de las tierras cultivadas de Azerbaiyán, que suman más de un millón de hectáreas, reciben riego de más de 40 000 kilómetros de canales y ductos.

Los campos que se advierten formaban parte de una gran plantación de algodón. La imagen de satélite muestra que actualmente apenas algunos de esos terrenos están sembrados: las zonas rectangulares rojas. El resto de las tierras están abandonadas (de color verde pálido y gris azulado). Las zonas blanquizcas de algunos de esos terrenos indican la presencia de suelos muy salinos. Las líneas naranja rojizo que dividen los campos son los canales de riego. No han recibido mantenimiento y están invadidos de vegetación acuática. Las zonas verde oscuro y claro que aparecen al oriente y al norte de los terrenos son pastizales.

El mar Caspio sube de 144 a 168 milímetros anuales, es decir, de 12 a 14 milímetros al mes, y la totalidad de los 830 kilómetros de litoral de Azerbaiyán se ha inundado. Las manchas rojas que aparecen en la bahía de Gizilagac son de vegetación acuática, como juncos, que están desarrollándose en las aguas poco profundas.

 

La FAO, el Ministerio de Agricultura de Azerbaiyán y la Agencia Nacional Aerospacial se han unido en un proyecto que utiliza la tecnología de telepercepción por satélite para levantar planos de Azerbaiyán. Carlo Travaglia, oficial de teleperceción del Servicio del Medio Ambiente y Recursos Naturales del Departamento de Desarrollo Sostenible de la FAO, está muy contento por las imágenes elegidas y adquiridas de la estación receptora de satélite que abarca la región. "Todos los datos son de perfecta calidad para los periodos agrícolas más importantes de 1998 y 1999, afirmó. Contamos con información muy precisa y actualizada de la situación que prevalece en la superficie terrestre de Azerbaiyán".

Los nuevos mapas de la cobertura del suelo obtenidos a partir de esta información se convertirán en un instrumento esencial para los elaboradores de la política agrícola al afrontar los retos y las consecuencias de la transición del país hacia una economía de libre mercado. Para Azerbaiyán, como para otros países que antes formaran parte del sistema soviético, la reforma económica no ha sido fácil, especialmente para el sector agropecuario. El Gobierno de Azerbaiyán está en proceso de desmantelar las grandes fincas agrícolas y las cooperativas organizadas por el Estado que dominaron la producción agropecuaria durante el periodo comunista. A la larga, se prevé que la privatización de las tierras y su distribución individual entre los agricultores haga más competitivo el sector agrícola del país.

Pero durante el periodo de transición, la producción agrícola ha disminuido agudamente. Los agricultores, inseguros de la tenencia de las tierras han tenido pocos incentivos para trabajar las tierras o mantener la infraestructura agrícola, como los canales de riego. Es más, la crisis financiera que ha afectado a gran parte de la antigua Unión Soviética ha conducido a mercados drásticamente reducidos para muchos de los principales cultivos de Azerbaiyán, en especial el algodón y las uvas.

Mapas de satélite para ayudar a resolver problemas de tenencia agraria

Una solución acelerada de los problemas de tenencia agraria del país resulta esencial para reanimar la producción agrícola. Pero una distribución equitativa y productiva de las tierras agrícolas exige una información precisa de la cobertura del suelo, que no existe en Azerbaiyán, ya que los mapas del período soviético se han vuelto obsoletos. Se trata de un sector en el que las tecnologías de los satélites pueden desempeñar una importante función. La utilización de telepercepción por satélite y de los sistemas de información geográfica ha demostrado ser una forma veloz y efectiva desde el punto de vista de los costos, de producir mapas con pormenores de la cobertura del suelo para que los utilicen los encargados de tomar las decisiones.

El Ministerio de Agricultura de Azerbaiyán, reconociendo la amplia experiencia de la FAO en este campo, solicitó a la Organización ayuda para crear mapas a partir de información obtenida por satélite. El proyecto utiliza el Sistema de Clasificación de la Cobertura del Suelo creado por la FAO, en el contexto del AFRICOVER, proyecto que se propone producir mapas de la cobertura del suelo a partir de datos obtenidos por satélite para todo el Continente Africano. El Sistema de Clasificación de la Cobertura del Suelo, de la FAO, se aplica hoy regularmente en todos los proyectos en los que se producen mapas de la cobertura del suelo.

Se ha contratado al Sr. Alexandru Badea, Director del Centro Rumano de Aplicaciones Agrícolas de la Telepercepción, como consultar a través del Programa de cooperación técnica de la FAO entre países en transición, para que trabaje con el grupo local en Baku, Azerbaiyán, en el análisis de los datos. En el curso del proyecto de 18 meses de duración, el grupo levantará mapas de todo el país en escala de 1: 50 000. En las zonas de particular interés agrícola, la escala de los mapas será de 1: 25 000.

Proyecto para establecer un centro de teleobservación

Otro objetivo del proyecto consiste en dar ayuda al Gobierno de Azerbaiyán para establecer un Centro de Telepercepción nacional permanente, que garantizara a los encargados de elaborar las políticas de una amplia gama de disciplinas diversas, disponer de información precisa y oportuna de los recursos naturales renovables del país. Con este propósito, la FAO proporcionará el equipo básico, los datos de satélite y, lo que es más importante, capacitación para el personal en su trabajo en materia de telepercepción y tecnologías de sistemas de información geográfica.

8 de diciembre de 1999

Ir al artículo: ¿Cómo funciona la tercepción por satélite?

 

Mas información



 FAO Home page 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 1999