Vista de pájaro de la protección forestal


"!Voy a salir en la misión más importante de mi vida! Aprieta mis gafas, por favor. "

Si esta frase evoca a Supermán, el Capitán Maravilla o a cualquier otro experto en lanzarse desde elevados edificios de un salto, entonces la imagen es atinada. El héroe de tira cómica más reciente es... un ave color solferino, con gafas y de grandes patas. Su misión: salvar los bosques del mundo. El nombre de este alado héroe, así como la revista en que figura, es Pájaro Tierra.

Pájaro Tierra se concibió hace diez años en el Programa Bosques, Árboles y Comunidades Rurales, de la FAO. Este programa, coordinado por el Grupo de Silvicultura Comunitaria, colabora con instituciones de todo el mundo para fortalecer la capacidad de las comunidades de administrar y aprovechar los recursos naturales, así como para crear medios encaminados a fomentar la participación local. El propósito de Pájaro Tierra ha sido publicar una revista de caricaturas apta para niños, de educación ambiental, forestal en particular.

Elocuente en todo el mundo

Los primeros cuatro números fueron más bien modestos: un artista y un escritor producían alrededor de 16 páginas de texto e ilustraciones por número, con una tirada de unos 30 000 ejemplares. "Garantizar que la revista sea comprensible para los lectores de todo el mundo es una gran exigencia -afirma Matthew Seebach, Consultor de Comunicaciones y Publicaciones de la FAO-. La forma de abordar la educación ambiental con los niños de China puede ser por completo distinta de la forma de hacerlo en Costa Rica".

En efecto, una de las máximas dificultades es adaptar Pájaro Tierra a las múltiples lenguas y culturas donde hace falta. Para dirigirse al mayor número posible de culturas, el quinto y más reciente número ha exigido una enorme colaboración y su alcance es mundial. Se elaboró con la orientación editorial de organizaciones como el Cuerpo para la Paz, el Consejo Palestino de la Juventud, la Sociedad para la Vida Silvestre de Ghana, la sección de China del Fondo Mundial para la Naturaleza, la representación de CARE en Indonesia y el Observatorio del Desarrollo de Costa Rica.

El mensaje de Pájaro Tierra es que las comunidades dependen de los bosques, que necesitan colaborar para aprovechar sus beneficios, y que tienen derecho a utilizar sus bosques. Con todo, la revista va más allá todavía. Enseña a los niños a reconocer y analizar los problemas ambientales que hay en sus comunidades, y cómo interesar a sus vecinos en la solución de los mismos. "Pretende mostrar cómo la población puede administrar sus comunidades y sus bosques en forma sostenible -explica Seebach-. Imparte conocimientos y proporciona un plan para resolver el problema. Muestra cómo organizarse y se centra en el aprendizaje práctico".

Por ejemplo, el último número presenta un enfoque detallado para trabajar colectivamente e indica como incorporar a otros miembros de la comunidad, todo con un lenguaje y en un contexto adecuado para los niños de 12 años de edad.

Hacer participar a los jóvenes

Se trata de un objetivo ambicioso pero realista. El último número se va a distribuir entre más de 125 000 estudiantes de los países en desarrollo. Se ha traducido del original en inglés al árabe, chino, francés y español. Se están preparando las versiones en indonesio, portugués y ruso, y se proseguirá en otras lenguas y dialectos para asegurar que el héroe del bosque llegue a aquellas comunidades que más dependen de sus bosques -por ejemplo, ahí donde la población recoge leña para cocinar-, especialmente a los jóvenes adolescentes, edad en que se adquiere particular consciencia social. Como dice el propio Pájaro Tierra: "No lo puedo hacer solo. Los jóvenes tienen que ayudar. Tienen que trabajar juntos para usar sabiamente los recursos de la Tierra. ¡Yo puedo ayudarles a que empiecen a hacerlo!"

Las escuelas y los clubes juveniles son los mejores sitios para llegar a estos sectores de la población. Pájaro Tierra también será acogido por las ONG que tienen fuertes lazos con las comunidades. En Ghana, por ejemplo, las ONG están elaborando guías para los maestros, apropiadas para las poblaciones locales. Y en Timor Oriental, Pájaro Tierra puede llegar a publicarse por entregas en una revista local.

En algunas partes del mundo es difícil introducir la educación ambiental en las escuelas. En esas situaciones se está utilizando un enfoque "indirecto": se proporciona la revista como parte de un conjunto más amplio de materiales para aprender inglés que comprende una guía didáctica, así como un cartel ilustrado con un juego que consiste en alentar al espectador a buscar especies ocultas de animales y plantas, y productos forestales. Todo este material, claro está, es gratuito, y como Pájaro Tierra no tiene derechos de autor, se puede reproducir con toda libertad.

"Estamos tratando de fomentar -explica Seebach- que cualquiera tome Pájaro Tierra y lo utilice, lo copie y trate de encontrar más situaciones en las que pueda volver a utilizarse. Queremos que llegue al mayor número posible de personas".

13 de marzo de 2001

 

Más información

 

Página inicial de la FAO 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001