Capacitación para la vida en Camboya


p

Camboya estuvo aislada durante más de 20 años debido a la guerra. Hoy en día, las zonas rurales del país se abren aceleradamente al mundo exterior, con consecuencias positivas y negativas. La mayor libertad de desplazamiento ha incrementado las oportunidades de obtener ingresos, conforme los trabajadores rurales se trasladan a las ciudades en busca de empleo, pero este contacto con otro mundo distinto de sus alejadas comunidades también ha expuesto a la población al VIH/SIDA.

La Ruta 5 es una de las principales carreteras de esta región en expansión, que conecta Tailandia con Camboya y Viet Nam. Por ella se transportan productos y servicios a las comunidades campesinas pobres, aunque también ha participado en la propagación del VIH. El primer caso de VIH/SIDA en Camboya se detectó en 1991. En 1999 había 250 000 casos registrados y un índice de crecimiento estimado en casi el 4% entre las personas de 15 a 49 años de edad.

Cuando se abrió la frontera con Tailandia en 1998, en Camboya ya estaban presentes todos los factores que contribuyen a la rápida propagación de la epidemia: divisiones socioeconómicas cada vez más profundas, pobreza, bajos niveles de instrucción y mala salud. "Lo que empeoró la situación fue que no había foros independientes para el diálogo con las comunidades campesinas", explica Robert Nugent, funcionario de la FAO en Camboya.

p

Escuela agrícola campesina en acción

Sobrevivir a lo largo de la Ruta 5

Al reconocer que hacían falta nuevas formas de difundir información sobre el VIH y su transmisión, la FAO y el PNUD comenzaron a colaborar en 1999 en un innovador proyecto orientado a fortalecer la resistencia de las comunidades campesinas al VIH/SIDA: las escuelas campesinas de vida.

Este método se basa en las escuelas agrícolas campesinas, instrumento que ha dado muy buenos resultados para impartir a los campesinos conocimientos sobre gestión integrada de plagas, con el propósito de reducir al mínimo la utilización de plaguicidas. Los campesinos se reúnen semanalmente en el terreno para observar los ciclos biológicos de los cultivos y conocer directamente lo que significa el equilibrio ecológico. Se hace énfasis en la producción sostenible a través de la conservación y de alentar la biodiversidad natural de las parcelas de los campesinos. Conduce estas reuniones uno de los campesinos, capacitado como promotor. El método de la escuela campesina se funda en el principio de aprovechar los conocimientos y la experiencia de los campesinos.

Creación de redes campesinas eficientes

El proyecto de la escuela de la vida campesina se inició a principios del año 2000 con la creación de una red de alrededor de 400 promotores campesinos y con la participación de unos 30 000 estudiantes de las escuelas agrícolas campesinas. En la escuela de la vida campesina se aplica a la comunidad humana el conocimiento de la biología. "Lo primero que hizo falta fue saber si a las personas les interesaría pasar del análisis ecológico al de la sociedad civil -explica Nugent, funcionario de gestión integrada de plagas en Camboya-. Les interesó y se puso en marcha el proyecto".

Oak Sophan,promotor campesino de la provincia de Kampong Chhnang

Los campesinos analizan los problemas que ponen en peligro sus formas de sustento, sopesan las opciones disponibles y toman decisiones sobre las medidas que les conviene tomar. Las escuelas de la vida campesina abordan diversas cuestiones, desde la pobreza, la pérdida de tierras, problemas de salud relacionados con el uso de plaguicidas, planificación familiar, alcoholismo, violencia familiar y asistencia escolar de los niños, hasta problemas específicos de salud como la fiebre del dengue, la malaria y el VIH/SIDA.

"El enfoque común consiste en que los expertos en sanidad del gobierno difundan la información -afirma Nugent-. El planteamiento de la escuela agrícola campesina fomenta la participación de grupos de personas que se ayudan mediante el análisis de problemas en forma positiva, sin esperar a que otros los atiendan. Es una reacción a algunas las limitaciones de aquellos sistemas tradicionales para llegar a todos los integrantes de las comunidades campesinas pobres y hacerlos participar activamente. Aquí, los campesinos no son receptores pasivos de beneficencia. Participan activamente".

Los participantes están contentos con este planteamiento. "Me gusta ser promotor e informar a otras personas -explica Oak Sophan, campesino promotor de la provincia de Kampong Chhnang-. También me gusta que se trata de una actividad organizada 100% por campesinos, que no tiene que ver con la política ni con personas ajenas". Los campesinos han formado una red a lo largo de la Ruta 5 para apoyar el funcionamiento de las escuelas.

De la ecología del arrozal a la humana

Las escuelas de la vida campesina asocian la ecología, la organización de grupos y el aprendizaje centrado en los estudiantes a través de lo que se denomina "análisis del ecosistema humano" (HESA). Consiste en la participación de grupos de campesinos que analizan los diversos peligros que corren sus vidas, así como observan las plagas en el campo. Ahora los campesinos que viven a lo largo de la Ruta 5 están aplicando sus conocimientos de gestión integrada de plagas y ecología agrícola en sus hogares y comunidades a fin de tratar el problema del VIH y otras cuestiones sociales fundamentales.

Se eligió Camboya como sitio experimental del proyecto por la gran red con que cuenta de escuelas agrícolas campesinas de gestión integrada de plagas. Además, la epidemia de SIDA estaba comenzando a abatirse con fuerza sobre las zonas rurales del país, en particular en las que hay trabajadores que se trasladan a las ciudades.

El PNUD y la FAO han unido sus fuerzas para financiar y facilitar el proyecto, con el fin de crear un enfoque que se pueda aplicar también en otras zonas de Asia y en África. "Estamos trayendo promotores de Indonesia, Tailandia y de la República Popular Democrática Lao para que observen cómo funciona ahí el proyecto -explica Nugent-. Después pueden llevar esta experiencia a sus países para ver cómo se podría adaptar a su medio particular". 

20 de junio de 2001

 

Más información


Página inicial de la FAO 

 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001