COMISIÓN FORESTAL PARA AMÉRICA DEL NORTE

Tema 2(c) del Programa provisional

19a reunión

Villahermosa, México, 16-20 de noviembre de 1998

SITUACIÓN DE LA ACTIVIDAD FORESTAL EN MÉXICO

Nota informativa

INTRODUCCIÓN

I. POLÍTICA, LEGISLACIÓN Y PLANIFICACIÓN FORESTAL

1.1 Política forestal nacional

El objetivo central de la política forestal de México se orienta hacia un uso sustentable de los recursos forestales del país, que permita aprovechar su importante potencial productivo de una manera integral, sin poner en riesgo los bienes y servicios que ofrecen los ecosistemas forestales a la sociedad, con el fin de incrementar la participación del sector forestal en la economía nacional, bajo un modelo de aprovechamiento sustentable que garantice la generación de empleos en las zonas forestales, la ampliación de la oferta de productos maderables y no maderables y una completa integración en todas las fases de la cadena productiva forestal. La legislación forestal promulgada el 20 de mayo de 1997, establece los preceptos fundamentales de la política forestal.

1.2 Estrategias o mecanismos para la implementación de la política forestal

La estrategia nacional de implementación de la política forestal busca un equilibrio - global y regional - entre los objetivos económicos, sociales y ambientales, de forma tal que se logre contener los procesos de deterioro ambiental; inducir un ordenamiento del territorio nacional tomando en cuenta que el desarrollo sea compatible con las aptitudes y capacidades ambientales de cada región; aprovechar de manera plena y sustentable los recursos naturales; y cuidar el ambiente y los recursos naturales a partir de una reorientación de los patrones de consumo y un cumplimiento efectivo de las leyes.

1.3 Programa o plan forestal nacional

El "Programa Forestal y de Suelo 1995-2000" puesto en marcha en marzo de 1996, parte de un amplio diagnóstico que detalla la evolución y situación actual del sector forestal y los problemas estructurales del deterioro de los suelos y la lucha contra la desertificación. Asimismo, en este documento se establecen los objetivos y se precisan en forma clara y objetiva, diez propósitos y sus instrumentos en materia forestal y de suelos, que orientan las acciones programáticas y las actividades, para los que fueron definidos períodos de ejecución.

Con el propósito de aumentar la participación del sector forestal en la economía, bajo un modelo de aprovechamiento sustentable de los recursos forestales, en el Programa se plantean seis líneas de acción:

1. Diseño e instrumentación de esquemas de apoyos directos financieros y fiscales, que alienten las inversiones productivas.
2. Promoción y fomento de plantaciones forestales comerciales, garantizando viabilidad ambiental y equidad entre el propietario del recurso y el inversionista.
3. Mejoramiento productivo de los recursos actualmente bajo manejo, garantizando su aprovechamiento integral, así como la incorporación de nuevas áreas con potencial.
4. Diversificación productiva y promoción de cadenas productivas regionales; perfeccionando los sistemas de información comercial.
5. Promoción de esquemas de concertación entre los diferentes agentes de la cadena productiva forestal.
6. Valuación de los servicios ambientales de los ecosistemas forestales.

II. BOSQUES NATURALES

2.1 Conversión de bosques a otros usos de la tierra y la tasa de deforestación

De acuerdo con cifras del Inventario Nacional Forestal Periódico (INFP), los bosques, selvas y otras áreas con vegetación natural abarcan 141.7 millones de hectáreas (72% del territorio nacional). De la superficie forestal total de México, el 29% tiene bosques y selvas naturales (56.8 millones de hectáreas). De esta superficie, 53% son bosques y 47% selvas.

Las causas de deforestación varían según la región y el tipo de vegetación, según cálculos efectuados por la FAO con cifras del último INFP se estima que la deforestación anual es de 508 mil hectáreas. Sin embargo, recientemente en 1998, mediante un análisis comparativo de la cartografía del INEGI y la cartografía forestal del INFP se obtuvo, para el período de 1974 -1990, una deforestación anual promedio de 371 mil hectáreas.

2.2 Incendios, plagas y enfermedades

En México la temporada más critica de incendios se presenta de marzo a mayo. Durante 1996 y 1998 se combatieron 28,719 incendios (9,256 en 1996, 5,161 en 1997 y 14,302 en 1998) que afectaron 249 mil, 108 mil y 584 mil hectáreas, respectivamente.

Los indicadores de eficiencia del combate de incendios forestales, indican que en 1998 la superficie afectada por siniestro fue de 40.81 hectáreas, después de que en 1997 era de 20.89. Lo anterior significa que a los incendios forestales se les está combatiendo cada vez con un mayor grado de eficacia, como resultado de una detección más oportuna.

Las plagas y enfermedades son uno de los principales factores de degradación de los bosques de clima templado y frío en México. En 1996 y 1997 se realizó el diagnostico sanitario de 129 viveros forestales, se diagnosticaron 12.8 millones de hectáreas y se realizaron acciones de combate y saneamiento forestal en 13,347 hectáreas afectadas por plagas.

2.3 Fomento del manejo sostenible de los bosques naturales

Con el propósito de propiciar el transito a la sustentabilidad, en agosto de 1997 se publicó el "Acuerdo que establece las Reglas de Operación para el otorgamiento de subsidios directos del Programa de Desarrollo Forestal PRODEFOR".

En 1997, a través del PRODEFOR se otorgaron subsidios a dueños y poseedores de bosque natural por 19.1 millones de pesos que sumado a las aportaciones de los productores por 10.1 millones, dan una inversión total de 29.2 millones. Lo anterior permitirá incorporar a la producción forestal 354 mil hectáreas y la renovación del aprovechamiento forestal en 211 mil hectáreas. En lo social, el Programa generará 41 mil empleos. Para 1998 el PRODEFOR destinará recursos del Gobierno Federal por un monto de 67.1 millones de pesos, a fin de continuar impulsando el manejo sustentable en los bosques naturales.

2.4 Desarrollo de criterios e indicadores para el manejo sostenible

México es uno de los doce países adheridos al Proceso de Montreal. Dentro de este Protocolo se integró un grupo técnico con miembros de cada país, que está trabajando en la homologación de los términos, mediciones y enfoques, para uniformar los reportes que periódicamente cada país habrá de presentar sobre los siete criterios definidos.

2.5 Establecimiento de bosques modelos o demostrativos

México fue el primer país que se integró a la Red Internacional de Bosques Modelo, a partir de abril de 1994, estableciendo dos bosques modelo: uno en el estado de Chihuahua, localizado en una área de bosques de pino, y otro en Calakmul en el estado de Campeche, en una zona de selva alta con clima tropical lluvioso.

En abril de 1998 se estableció el tercer Bosque Modelo en la Zona de la Mariposa Monarca, en un área de bosques templados altos localizados en los límites de los estados de México y Michoacán. Así como los Bosques Modelo anteriores, éste cuenta con un plan estratégico a tres años.

México participó en la Séptima y Octava Reunión de la Red Internacional de Bosques Modelo, destacándose la realización de esta última en la sede del Bosque Modelo de Chihuahua, por ser la primera reunión que se lleva a cabo fuera del país donde se generó este proceso.

2.6 Inventarios o catastros de recursos forestales

México con 196.7 millones de hectáreas se encuentra ocupado en un 72% por terrenos forestales.

Ecosistema Superficie
(millones de ha)
% de territorio nacional
Bosques 30.4 15.5
Selvas 26.4 13.4
Vegetación de zonas áridas 58.5 29.7
Vegetación hidrófila y halófila 4.2 2.1
Áreas forestales perturbadas 22.2 11.3
Total forestal 141.7 72.0

En 1997, se concluyó la elaboración de las bases de datos digitales estadísticas, cartográficas y de muestreo de campo del INFP y de la zonificación de terrenos forestales, así como el programa operativo para realizar el inventario forestal del año 2000.

III. PLANTACIONES FORESTALES

3.1 Programas o incentivos en plantaciones forestales

El Gobierno Federal ha decidido impulsar las plantaciones forestales comerciales. Esto, se ha reflejado en la incorporación a la Ley Forestal, reformada en mayo de 1997, de importantes mecanismos de control y seguridad para quienes realicen esta actividad, así como en la creación del Programa para el Desarrollo de Plantaciones Forestales Comerciales PRODEPLAN, que tiene como meta apoyar el desarrollo de 875 mil hectáreas en los próximos 25 años otorgando subsidios hasta por el 65% de los costos de establecimiento.

Para el otorgamiento de los subsidios del PRODEPLAN, se realizó en 1997 una subasta pública a través de la cual fueron seleccionados 17 proyectos a los que se apoyará con 143.7 millones de pesos para el desarrollo de 48,500 hectáreas, de las cuales 31 mil serán para productos celulósicos y 17,500 para otros productos forestales maderables. Los principales beneficios esperados de esta primera etapa, son:

Producción anual de madera 1 millón de m3r.
Empleos directos e indirectos 4,850
Ingresos anuales por venta de materia prima 235 millones de pesos
Superficie destinada a conservación 7,275 hectáreas

3.2 Inventarios o catastros de las plantaciones forestales

El Inventario Nacional Forestal Periódico realizado en 1994, identificó una superficie de 63,251 hectáreas de plantaciones forestales. Adicionalmente, en el período de 1996 a 1997 se establecieron establecido plantaciones forestales en 64,500 hectáreas, de las cuales 48,500 fueron realizadas con apoyos del PRODEPLAN.

IV. INSTITUCIONES FORESTALES

4.1 Reestructuraciones institucionales realizadas o en trámite

A partir de diciembre de 1994 se creó la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP) y dentro de ésta, se constituyó la Subsecretaría de Recursos Naturales como encargada de atender los asuntos en materia de protección, fomento, conservación, restauración, regulación jurídica y aprovechamiento sustentable de los recursos forestales. La Subsecretaría está integrada por las Direcciones Generales Forestal, de Restauración y Conservación de Suelos, de Zona Federal Marítimo Terrestre, y por la Dirección General del Programa Nacional de Reforestación.

El período 1996 a 1998 ha sido de consolidación e integración cuyos logros se manifiestan a través de los indicadores económicos del sector forestal.

4.2 Financiamiento de las instituciones forestales

Los recursos con los que opera la Subsecretaría de Recursos Naturales, provienen en su mayoría de recursos fiscales del gobierno federal. En 1996 y 1997 se ejerció un total de 476.9 millones de pesos, de los cuales 146.3 se utilizaron en 1996 y 330.6 millones en 1997. Cabe destacar que en 1997 se asignaron 23 millones al PRODEFOR y 250 millones al PRODEPLAN.

4.3 Instituciones de investigación forestal

Dentro de las instituciones que se dedican a la investigación forestal en México, destacan el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias y Forestales; el Instituto de la Celulosa y el Papel de la Universidad de Guadalajara; el Instituto de Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México; y el Programa Forestal del Colegio de Postgraduados de Chapingo.

V. ASPECTOS ECONOMICOS DEL USO DE LOS BOSQUES

5.1 Cosecha, procesamiento y utilización de productos madereros y no madereros

En México, la superficie forestal con potencial de producción maderable comercial se calcula en 22 millones de hectáreas. De éstas, sólo 7.1 millones (33%) están actualmente bajo manejo. De incorporarse la superficie potencial a la producción, se producirían alrededor de 30 millones de m3 de madera, 375% más de la producción actual.

En 1997 la producción forestal maderable ascendió a 7.7 millones de m3r. De la producción total de materias primas, la industria del aserrío absorbió el 73%, la de celulosa el 16%, la de tableros el 4% y un 7% se destinó a la producción de postes y combustibles. En ese mismo año, la producción forestal no maderable, sin incluir la extracción de tierra de monte, fue de 43,761 toneladas.

5.2 Industrias forestales

En 1996 la planta industrial estaba constituida por 1,983 industrias, con una capacidad instalada de 13.7 millones de m3r (mm3r). Para 1997 el número de establecimientos creció a 2,266 plantas, lo que significó un crecimiento de 14% con respecto a 1996, y la capacidad instalada se incrementó a 16.4 mm3r lo que representó un aumento de 18%.

5.3 Volumen y valor del comercio nacional de productos forestales

En 1997 la producción nacional forestal de productos maderables fue de 7.7 millones de metros cúbicos en rollo. El valor de la producción de materias primas, a precios corrientes, ascendió a 2,783 millones de pesos.

En 1997 el PIB del sector forestal ascendió a 16,543 millones de pesos, lo que representó un crecimiento del 5.6% con respecto a 1996 que fue de 15,670 millones. La participación del sector en la economía nacional fue de 1.2% del valor del PIB Nacional, el cual ascendió a 1,384,824 millones de pesos.

5.4 Volumen y valor del comercio internacional de productos forestales

La balanza comercial de productos forestales en 1997 presentó un déficit de 967 millones de dólares, superior en un 24% al registrado en 1996 que fue de 781 millones. El déficit se registró principalmente en los productos celulósicos, cuyas importaciones ascendieron a 377 y 463 millones de dólares en 1996 y 1997, respectivamente.

El comportamiento del comercio exterior, indica que en 1997 se importó un volumen equivalente a 9.5 millones de m3r, en tanto que las exportaciones realizadas ascendieron a 1.5 millones de m3r, cifra similar a las ventas efectuadas en 1996.

5.5 Consideraciones ambientales y certificación de productos forestales

Además de los productos forestales maderables y no maderables, los bosques y selvas de México generan, por su existencia bienes y recursos ambientales importantes para la sociedad. De estos, dependen el suministro de agua a las zonas urbanas y agrícolas, la fertilidad de los suelos y la estabilidad climática regional y global, entre otros.

Con respecto a la certificación de productos forestales, México ha establecido en la legislación forestal los requisitos para el manejo sustentable de los recursos forestales bajo aprovechamiento.

5.6 Valoración financiera y económica de bosques y su inclusión en la contabilidad nacional

Se calcula que México cuenta con 22 millones de hectáreas con potencial para la producción maderable comercial. En éstas, se estima un volumen total de madera de 2,800 millones de m3, de los cuales 1,800 corresponden a bosques templados, que es donde se localiza el mayor potencial maderable de la industria forestal, y 1,000 millones en selvas, donde pueden elaborarse productos de alto valor comercial para el mercado internacional.

El incremento anual global de bosques templados, fuente del 95% de la madera industrial, se calcula en 25 millones de m3r y para el trópico, puede estimarse en 13.5 millones de m3 para selvas. Es decir, incremento anual total es de 38.7 millones de m3. El valor total de esta producción forestal, considerando únicamente la obtención de madera para uso industrial, se calcula podría ascender anualmente a más de 5 mil millones de dólares, lo que indica que en promedio cada hectárea generaría ingresos por un valor de 200 a 250 dólares.

Los bosques, selvas y área con vegetación natural representan un gran valor para la sociedad, ya que proporcionan bienes y servicios ambientales importantes, como la captación de carbono, protección de cuencas, turismo y recreación, productos farmacéuticos o alimenticios potenciales y germoplasma. El valor de los servicios que producen las zonas arboladas forestales en México, se estima en 13,677 millones de dólares anualmente, lo que significa que en promedio cada hectárea genera al año servicios con un valor de 244 dólares. Sin embargo, se necesita reconocer y retribuir esta contribución de los bosques.

5.7 Vida silvestre, recreación y turismo

Además de su riqueza biológica los ecosistemas forestales de México ofrecen condiciones de hábitat requeridas por poblaciones de numerosas especies de flora y fauna que habitan temporal o permanentemente en estas áreas. Entre estas especies se incluye a la mariposa monarca, que migra de Estados Unidos y Canadá y depende de los bosques mexicanos de oyamel para invernar y completar su ciclo de vida.

Las áreas ecoturísticas más importantes del país son: la zona de la "Mariposa Monarca" en el estado de Michoacán; "El Triunfo", "Palenque", "Montes Azules" y "Bonampak" en Chiapas; "Sian Ka´an" en Quintana Roo; "La Barranca del Cobre" y el "Lago Arareco" en Chihuahua, entre otros. Se requiere desarrollar una cultura turística-recreativa en las áreas forestales con este potencial.

VI. ASPECTOS SOCIALES DE LOS BOSQUES

6.1 Mecanismos de consulta y de planificación e implementación de programas forestales, incluyendo culturas indígenas

Actualmente, existe el Consejo Técnico Consultivo Nacional Forestal como órgano de consulta de la SEMARNAP, integrado por representantes de los sectores vinculados con la actividad forestal, quienes participan en un proceso de consulta abierto y transparente que orienta la toma de decisiones de la Secretaría en materia de políticas y estrategias relacionadas con la protección, conservación, restauración, aprovechamiento y desarrollo forestal sustentable, así como en la evaluación y seguimiento de la implementación del Programa Forestal y de Suelo 1995-2000.

VII. ASPECTOS AMBIENTALES

7.1 Efecto de factores climáticos tales como El Niño, sobre los bosques

En México el fenómeno conocido como "El Niño" en 1998 contribuyó a que se registraran 14,302 incendios forestales, que afectaron 583,664 hectáreas a nivel nacional, de las cuales el 27% correspondió a zonas arboladas, equivalentes al 0.28% de la superficie forestal del país.

En 1997 las repercusiones de este fenómeno se presentaron principalmente en los estados de Oaxaca y Guerrero, que fueron azotados por el Huracán Paulina, que provocó la devastación de una superficie de aproximadamente 70 mil hectáreas de selvas bajas y bosques de pino-encino.

7.2 Establecimiento y manejo de áreas silvestres protegidas

México cuenta con un Sistema Nacional de Areas Protegidas (SINAP), que tiene como propósito conservar y proteger la diversidad de flora, fauna y ecosistemas del país, constituido por una red de 286 áreas naturales protegidas con diversas categorías de manejo, que en conjunto ocupan un 40% de la superficie del país.

VIII. COOPERACIÓN Y APOYO INTERNACIONAL Y REGIONAL

8.1 Acuerdos o convenciones

México mantiene lazos de colaboración técnica y científica en materia forestal con los siguientes países: Alemania, con cinco proyectos de desarrollo forestal comunitario en bosques tropicales en Quintana Roo; Canadá, con tres proyectos de desarrollo y participación comunitaria en Campeche, Chihuahua y Michoacán; Estados Unidos, con ocho proyectos de desarrollo y conservación forestal y de suelos; Finlandia, en renovación; Japón, con un proyecto de desarrollo forestal en Oaxaca; Reino Unido, con tres proyectos de desarrollo forestal comunitario en Oaxaca, Jalisco y Quintana Roo; España, con un programa de becas; Guatemala, con un acuerdo para evitar el contrabando de productos forestales; Belice, con un acuerdo de cooperación en manejo de áreas protegidas; Cuba, mediante intercambio técnico y científico para el desarrollo sustentable; y con los países de El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá a través del acuerdo Tuxtla II de cooperación en materia forestal y recursos renovables.

8.2 Actividades relacionadas con las iniciativas internacionales intergubernamentales y no gubernamentales en materia forestal

Durante 1996 y 1997, México participó activamente en las deliberaciones sobre los Programas Nacionales Forestales que se llevan a cabo en el marco del Panel Intergubernamental de Bosques; en diversas reuniones convocadas por la Convención sobre Diversidad Biológica para preparar el Protocolo sobre Biodiversidad; y en las reuniones de la Comisión de Desarrollo Sustentable de la ONU. En 1997 en el marco del CITES se estableció un grupo temporal sobre bosques en el que participan por México el INE, PROFEPA y CONABIO N; y se asistió a la primera reunión de la Convención Internacional de Lucha Contra la Desertificación, México ha ofrecido que la sede del Mecanismo Regional de Implantación para América Latina y el Caribe se localice en México.

8.3 Cooperación Técnica

Dentro de los esquemas de colaboración trilateral y multilateral, México ha recibido apoyo financiero de la FAO, a través de los proyectos de cooperación técnica (TCP) denominados:
"Dendroenergía para el Desarrollo Rural" aprobado en junio de 1995 y concluido en 1997 ($EE.UU. 212,500).
"Apoyo al Fomento de la Conservación de Suelos" aprobado en septiembre de 1995 y concluido en 1997 ($EE.UU. 295,000).
Asimismo, México participó en este año, en la Vigésima Reunión de la COFLAC, realizada en la Habana, Cuba, bajo la coordinación de la FAO, así como en la Décima Reunión de Ministros de Medio Ambiente de América Latina y el Caribe celebrada en 1996 en Buenos Aires, Argentina.

N INE : Instituto Nacional de Ecología.

PROFEPA : Procuraduría Federal de Protección al Ambiente.

CONABIO : Comisión Nacional de Biodiversidad.