Comunicados de prensa de la FAO 98/64
Comunicados de prensa

 Archivo 1998

Comunicados de prensa 98/64

APROBADOS EN UNA CONFERENCIA INTERNACIONAL LOS DOCUMENTOS PREPARATORIOS SOBRE LA GESTION DE LA CAPACIDAD PESQUERA Y LA CAPTURA DE TIBURONES Y DE AVES MARINAS


Roma, 3 de noviembre.- Representantes de 81 países y de la Comunidad Europea aprobaron, en el curso de una Conferencia Internacional sobre la Pesca en la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), el borrador de tres documentos, no vinculantes, relativos a la gestión sostenible de los recursos pesqueros vulnerables.

Los borradores de las "Pautas del Plan de Acción Internacional para la Gestión de la Capacidad Pesquera", del "Plan de Acción Internacional para la Conservación y Gestión de los Tiburones" y del "Plan de Acción Internacional para la Reducción de la Captura Incidental de las Aves Marinas en la Pesca con Palangres" serán sometidos para su aprobación final al Comité de Pesca de la FAO en febrero de 1999.

La aprobación consensual de los textos representa para los países participantes la base de una declaración conjunta del propio compromiso político de cara a la adopción - durante la reunión de febrero - de medidas concretas, encaminadas a la gestión más eficaz de la pesca tanto a nivel nacional como internacional en las tres materias que requieren atención urgente.

Los países participantes expresaron su preocupación sobre el exceso de capacidad de pesca en el mundo "un problema que entre otros, contribuye sustancialmente a la excesiva explotación pesquera, a la degradación de los recursos marinos, al descenso en potencia de la producción alimentaria y a significativas pérdidas económicas".

La Conferencia aprobó el borrador del documento que no reviste carácter obligatorio "Pautas del Plan de Acción Internacional para la Gestión de la Capacidad Pesquera" que se propone conseguir una "eficiente, equitativa y transparente gestión de la capacidad de pesca". Según el texto, "allí donde esa capacidad esté minando el conseguir resultados de sostenibilidad a largo plazo", los países que hayan adoptado las Pautas del Plan de Acción, "se esforzarán en primer lugar en limitar el nivel actual y en reducir progresivamente la capacidad en los recursos afectados".

Los países implicados subrayaron la necesidad de mejorar la información relativa a la capacidad de pesca, especialmente por cuanto respecta a las características de las flotas, a su movilidad y a los efectos en la sostenibilidad de las reservas explotadas. La Conferencia aprobó medidas relativas en materia, así como el puntual compromiso de llevar a cabo diagnósticos que permitirán la identificación sistemática de los recursos necesitados de medidas urgentes.

El documento preparatorio aprobado en la Conferencia prevé la adopción voluntaria de planes nacionales de acción para la gestión de la capacidad de pesca así como una serie de medidas complementarias encaminadas a reforzar la colaboración regional y a reducir la capacidad de pesca en las reservas superexplotadas.

La Conferencia examinó muchas de las complejas materias ligadas al exceso de capacidad pesquera, a sus causas y gestión, tales como la pesca en pequeña escala y las consecuencias de la movilidad de la flota, la condición de acceso a la pesca, los subsidios y métodos de ordenación pesquera y las medidas de reducción de las flotas. El documento aprobado por la Conferencia suministra orientación en algunos de esos casos y contiene disposiciones para un sucesivo trabajo de colaboración de llevar a cabo con la ayuda de la FAO para llegar a una mejor comprensión de la gestión de la capacidad de pesca.

Algunas delegaciones cuestionaron la inclusión en el documento de trabajo de recursos pesqueros que para el Secretariado de la FAO son objeto de pesca excesiva, arguyendo que la información concerniente a determinadas reservas de pesca destinadas al comercio no era correcta y que habría que haber tenido en cuenta el esfuerzo que algunos países han llevado a cabo en los últimos años para mejorar la gestión, así como los resultados positivos que se han obtenido.

Los países participantes manifestaron también su "preocupación acerca del aumento de las capturas de tiburones y su repercusión en la población de algunas especies en numerosas zonas de los océanos". La Conferencia aprobó un borrador relativo al Plan de Acción Internacional para la Conservación y Gestión de los Tiburones en el que se afirma que "es necesaria una ordenación más eficaz en la pesca de los tiburones y en la de otras multiespecies en la que éstos constituyen un amplio porcentaje de las capturas incidentales". "En algunos casos -dice el documento- esa ordenación es urgente".

Según el Plan de Acción no vinculante, "las estrategias de ordenación y conservación deben aspirar a mantener a nivel sostenible la cifra total de mortalidad de la especie". Habría que reconocer también que en "algunos países de bajos ingresos y con déficit de alimentos la pesca del tiburón es una fuente tradicional e importante de alimentación, empleo e ingresos. Se debería administrar esa pesca a nivel sostenible para que siga siendo una fuente continua de alimentación, rédito y empleo para la comunidad local.

Los países firmatarios del Plan de Acción Voluntario se comprometen a examinar con regularidad la situación de las reservas y a " adoptar un plan de acción nacional para la conservación y la gestión de las reservas de tiburones (Plan del Tiburón)" si es necesario. El Plan sostiene que "los estados tendrían que poner en marcha el Plan del Tiburón de aquí al año 2001".

El plan se propone "conseguir que las capturas sean sostenibles, disminuir las amenazas a las poblaciones de tiburones y reducir las capturas incidentales así como los desperdicios y descartes de la pesca del tiburón". Por lo menos cada cuatro años las naciones deberían verificar los resultados del Plan del Tiburón.

Por otra parte, la FAO informará cada dos años de los progresos conseguidos gracias al Plan de Acción Internacional. Según la Organización, cuantos más países adopten el Plan de Acción, más se sabrá acerca de las poblaciones de tiburones, de manera que se puedan adoptar medidas para una mejor gestión y una protección más eficaz de las poblaciones cuya captura sea o se haya vuelto insostenible.

La Conferencia aprobó también un borrador del Plan de Acción Internacional para la Reducción de la Captura Incidental de Aves Marinas en la Pesca con Palangres. El plan que no reviste carácter obligatorio, afirma que "las naciones en las que se lleva a cabo la pesca con palangres deberían verificar si existe un problema sobre la captura incidental de aves marinas". En ese caso, tendrían que adoptar un Plan de Acción nacional para reducir las capturas.

Se espera que los países pongan en marcha el Plan de Acción Internacional para el año 2001. Los estados deberían analizar cada cuatro años los resultados de sus Planes para elaborar "estrategias adecuadas para el aumento de la efectividad". La FAO informará cada dos años de los progresos obtenidos.

La captura incidental de aves marinas que afecta entre otros a los albatros y paíños de los Mares del Sur, se reduciría de forma significativa adoptando medidas como la instalación de las redes bajo el agua, de manera que los anzuelos con cebo estén fuera del alcance de los pájaros, usando redes que espanten a las aves o colocando las artes de pesca durante la noche.

**********

Para más información visitar el sito Internet de la FAO: http://www.fao.org/WAICENT/FAOINFO/FISHERY/faocons/faoconsp.htm o ponerse en contacto con Erwin Northoff, Responsable de Medios de Comunicación. tel:0039-06-5705 3105;fax :0039-06-5705 4974;e-mail:[email protected]


 FAO Home 
 Búsquedas 

¿Sugerencias?: [email protected]

©FAO, 1998