Comunicados de prensa de la FAO 01/02
Comunicados de prensa

 Archivo 2001

Comunicados de prensa 01/02

LA PESCA EN EL MAR SE COBRA MAS DE 70 VIDAS CADA DIA, DICE LA FAO


Roma, 25 de enero 2001.- Con un precio de 70 víctimas al día, la pesca en el mar quizás sea la profesión más arriesgada del mundo, según un nuevo informe publicado hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

El número anual de víctimas entre los pescadores, unas 24.000 en todo el mundo, según las estimaciones de la Organización Mundial del Trabajo, se retiene considerablemente inferior a las cifras reales ya que solo un número reducido de países cuenta con registros fiables sobre la mortalidad laboral en sus industrias pesqueras, dice el informe.

Más del 97 por ciento de los 15 millones de pescadores que se dedican a la pesca marítima de captura en todo el mundo trabajan en embarcaciones de menos de 24 metros de largo, en su mayor parte fuera del ámbito de los acuerdos y directrices internacionales, según El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura 2000 que será presentado en el encuentro del Comité de Pesca de la FAO que se celebra en Roma del 26 de febrero al 2 de marzo del 2001.

Allí donde los recursos costeros han sido explotados en demasía, los pescadores se ven obligados a trabajar lejos de las costas, a veces durante largos períodos de tiempo, y con frecuencia con artes de pesca pensadas para la pesca costera o no conformes con las normas de seguridad, dice la FAO.

Refiriéndose a las principales causas de accidentes mortales, el informe recuerda que un instrumento jurídico internacional sobre la seguridad en el mar, está todavía por ratificar. Menciona también la ausencia de reglamentaciones nacionales o, en el caso de que existan, de su puesta en práctica, la falta de experiencia en las operaciones de pesca de bajura y de conocimientos sobre materias esenciales como la navegación, la previsión del tiempo, las comunicaciones y la cultura vital de seguridad en el mar.

"Muchas de estas causas pueden subsanarse y la FAO se dedica a actividades con este fin en el Caribe, Asia y el Pacífico", afirma el experto de la FAO Jeremy Turner.

En los países en desarrollo, las artes de pesca en mal estado, la ausencia de equipos de seguridad y las reglas inapropiadas, obsoletas e inadecuadamente puestas en práctica son las causas principales de los accidentes. En el transcurso de una noche durante un fuerte ciclón en noviembre de 1996, murieron más de 1.400 pescadores en el estado de Andhra Pradesh en India, a causa de los barcos de arrastre mal proyectados y a la ignorancia de la dimensión del peligro.

En los países desarrollados los rápidos avances en la tecnología náutica y pesquera y la aplicación de reglas más rigurosas no han comportado siempre una disminución significativa de los accidentes. "Parece que, al mismo tiempo que los buques se vuelven más seguros, los operadores se arriesgan más en su incansable búsqueda de buenas capturas", subraya el informe.

Por ejemplo, en Estados Unidos, el índice de víctimas entre los pescadores es de 25 a 30 veces superior al promedio nacional en otras ocupaciones. En Italia, es más de 21 veces la media nacional y en Australia es de 143 por 100.000 respecto al promedio nacional de 8,1 por 100.000.

En 1981, Noruega fue uno de los primeros países que impartió cursos de seguridad a los pescadores. A partir de 1989 los cursos pasaron a ser obligatorios. Los otros países nórdicos siguieron el ejemplo, y con la introducción de los cursos de seguridad para pescadores en 1999 en Finlandia, todas las naciones escandinavas cuentan ya con la educación para la seguridad.

El informe de la FAO aborda también la cuestión de la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (IUU) que el encuentro ministerial de la FAO sobre pesca en marzo de 1999 había señalado como una de las cuestiones de mayor envergadura para la ordenación de la pesca. El informe pide "la cooperación internacional concertada para reducir de forma significativa o eliminar las capturas IUU que representan, en algunas pesquerías importantes, hasta el 30 por ciento del total de las capturas".

Entre las consecuencias de esta modalidad de pesca están las de impedir que se alcancen los objetivos de ordenación de la pesca y la pérdida de oportunidades sociales y económicas. "En casos extremos, la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada puede llevar al colapso de una pesquería o perjudicar gravemente los esfuerzos para repoblar los bancos de peces que han sido mermados", recalca la FAO

Pasando revista a las tendencias de la producción, la utilización y el comercio, el informe subraya que la pesca y la acuicultura siguen siendo una fuente primordial de alimentos, empleo e ingresos en muchas naciones y comunidades.

"A nivel mundial la pesca de captura declarada y la producción mediante acuicultura se redujo de los 122 millones de toneladas de 1997 a los 117 millones de 1998. La disminución se debe sobre todo a los efectos de El Niño en algunas de las mayores pesquerías marítimas de captura. Sin embargo, la producción aumentó en 1999, y las estimaciones preliminares se calculan en 125 millones de toneladas", dice el informe.

"En las pasadas décadas, el consumo de pescado per cápita ha aumentado en todo el mundo siguiendo el paso del crecimiento económico y del bienestar. No obstante, el crecimiento no durará siempre. Hay un límite a la cantidad de alimentos - incluido el pescado - que consumirá cada individuo y habrá que establecer topes a largo plazo. Mientras en los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos la imagen del pescado está cambiando, pasando de ser el alimento básico que era una vez a una especialidad culinaria, en los países en desarrollo, el pescado sigue siendo todavía un alimento esencial que suministra una parte importante de la aportación de proteínas animales en la dieta de muchas personas", agrega el informe.

**********

Para más información: Departamento de Relaciones con los Medios de Comunicación de la FAO. Tel 0039.06. 57053625, o Jeremy Turner, (tel. 0039.06.57056446) y Ulf Wijkström (tel. 0039.06. 57053156), ambos expertos de la FAO.

El Estado Mundial de la Pesca y la Acuicultura 2000 está disponible en el sito web de la FAO: http://www.fao.org/DOCREP/003/X8002E/X8002E00.htm


 FAO Home 
 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001