Comunicados de prensa

 Archivo 2001

Comunicados de prensa 01/53

LOS ESTADOS TIENEN EL DEBER DE GARANTIZAR QUE NADIE MUERA DE HAMBRE, DICE EL DIRECTOR GENERAL DE LA FAO, JACQUES DIOUF

Roma, 17 septiembre 2001.- La subnutrición y la inanición no deberían considerarse menos graves que las violaciones flagrantes de otros derechos humanos, según un discurso del Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf. "El Estado tiene el deber en última instancia de garantizar que nadie muera de hambre. La comunidad internacional debe ayudar a aquellos estados que no tengan los medios de asegurar el acceso mínimo a los alimentos de todos sus habitantes mediante medidas complementarias".

El discurso de Diouf fue leído por Hartwig de Haen, Subdirector General de la FAO, Departamento Económico y Social, en el Seminario Jacques Maritain sobre el derecho a la alimentación. En sus observaciones, se señala que "la Cumbre Mundial sobre la Alimentación no reafirmó solamente el derecho a la alimentación adecuada sino que, además, reconoció explícitamente el ligamen crucial entre seguridad alimentaria y democracia, y derechos civiles y políticos como parte del entorno necesario para el pleno disfrute del derecho a la alimentación. Se sabe perfectamente que en presencia del hambre, la capacidad de ejercer otros derechos humanos se ve gravemente obstaculizada".

El mensaje de la FAO añadía: "Sabemos que hay riqueza suficiente en el mundo - agregó - para garantizar un nivel mínimo de vida para todos y que debemos dedicar nuestro esfuerzo conjunto al derecho de los más pobres a una vida libre y digna, en la que la alimentación adecuada es fundamental".

Refiriéndose a los numerosos conflictos armados en todo el mundo, la FAO afirmó que "la inanición deliberada a la que se somete a la población civil y el uso de los alimentos como técnica de guerra están prohibidos por la Convención de Ginebra y constituyen una violación flagrante del derecho a la alimentación, como lo son el impedir la asistencia humanitaria y la ausencia de ayuda a las personas que pasan por dramáticas necesidades. Pero la ausencia de respuesta a la silenciosa subnutrición de millones de niños y adultos en tiempo de paz debería considerarse también como una violación del derecho a la alimentación".

En su discurso, la FAO subraya: "Hay que condenar con mucha más firmeza el escándalo del hambre, no sólo desde un punto de vista moral, sino también porque es una violación de los derechos humanos a gran escala". La FAO pidió a las asociaciones y organizaciones implicadas en la ayuda humanitaria y el desarrollo que "afronten con urgencia y se empeñen en reparar las violaciones del derecho a la alimentación".

*********

El Seminario del Instituto Internacional Jacques Maritain sobre El derecho a la alimentación, un desafío para la paz y el desarrollo en el siglo XXI se celebra del 17 al 19 de septiembre en la Sala del Parlamentino en el Ministerio de Agricultura Italiano en Via XX Settembre en Roma. El Seminario cuenta con la ayuda técnica de la FAO y se celebra bajo el patronato del Presidente de Italia.

Más información:
Oficina de Medios de Comunicación de la FAO
Tel: 39 06 5705 3625
E-mail: john.riddle@fao.org

Enlaces relacionados en la página web de la FAO

FAO focus - Los alimentos: derecho humano fundamental
Sitio web: El derecho a la alimentación (en inglés)
The International Jacques Maritain Institute


 FAO Home 
 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001