Comunicados de prensa

 Archivo 2001

Comunicados de prensa 01/74 Conjunto FAO/PAM

COREA DEL NORTE TODAVÍA NECESITA AYUDA A PESAR DE LA MEJOR COSECHA DE LOS ÚLTIMOS SEIS AÑOS


Roma, 26 de octubre de 2001.- La República Democrática Popular de Corea está a punto de registrar la mejor cosecha de los últimos seis años pero, dado que la producción interna de alimentos sigue estando por debajo de las necesidades de consumo, el país necesitará todavía una ayuda externa significativa en 2002, afirman la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Las condiciones climáticas favorables durante la estación más importante de crecimiento de los cultivos, mayores inversiones en la agricultura, mayor empleo de maquinaria agrícola y un aumento de los abastecimientos de fertilizantes donados podrían permitir a la República Democrática Popular de Corea producir unos 3,54 millones de toneladas de cereales en 2001/02 (entre ellos arroz, calculado en términos de elaboración y patatas, en términos de equivalencia cereal) lo que representa un 38 por ciento más de la cosecha del año anterior, y la mayor producción desde 1995/96, según un informe de FAO y PMA.

Las lluvias, relativamente buenas y bien distribuidas desde mediados de junio a finales de agosto, han beneficiado a los cultivos principales en 2001, superando así los efectos adversos de una prolongada sequía, concluyen los expertos de FAO y PMA, con sede en Roma, que se desplazaron en una misión de evaluación a la República Democrática Popular de Corea, del 25 de septiembre al 5 de octubre.

Se prevee una producción de arroz de unos 1,34 millones de toneladas (en términos de elaboración) en el 2001, un 22 por ciento más que el año anterior, y la cosecha de maíz podría alcanzar los 1,48 millones de toneladas, un 42 por ciento más que el año anterior.

El grueso de 3,54 millones de toneladas previstas para 2001/2002 incluye trigo de invierno y primavera todavía por plantar, cebada y patatas que en los últimos años han representado del 10 al 15 por ciento del volumen anual de la producción del país. "Puede ser necesario revisar los cálculos sobre la producción una vez conocidos los resultados de las cosechas de estos cultivos", afirman FAO y PMA.

Pero agregan que además de las lluvias e inundaciones perennes, persiste la escasez crítica de fertilizantes, agroquímicos, y hay pocas perspectivas de expansión de la superficie cultivable más allá del nivel actual de dos millones de hectáreas.

A pesar del significativo restablecimiento de este año "la producción interna descenderá muy por debajo de las necesidades alimentarias mínimas y el país volverá a depender en gran medida de la ayuda alimentaria externa dado que su capacidad de importación comercial permanece muy limitada", dice el informe.

Calculando las necesidades totales de uso de los cereales en 2001/2002 en 5,01 millones de toneladas, se prevé todavía un déficit de 1,47 millones de toneladas (menos que los 2,2 millones de toneladas en 2000/2001). "Con las importaciones comerciales anticipadas cifradas en 100.000 toneladas, 1,37 millones de toneladas tendrán que cubrirse con ayuda alimentaria e importaciones".

Analizando las estimaciones sobre la vulnerabilidad, el informe sugiere que alrededor de 610.000 toneladas de ayuda alimentaria, de las que 525.000 toneladas son de cereales y 85.000 toneladas de otros géneros alimentarios, tendrán que movilizarse para grupos de población en riesgo: niños pequeños, mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, y ancianos, sobre todo en las zonas urbanas. La importación en condiciones favorables de productos alimentarios y la ayuda bilateral tendrían que ser suficientes para cubrir las necesidades.

"El déficit que queda por cubrir es muy amplio y debe examinarse seriamente. Es necesario subrayar que a menos que la comunidad internacional de una respuesta positiva y concreta, millones de personas de la República Democrática Popular de Corea, entre ellas un gran número de niños, ancianos, mujeres embarazadas y con recién nacidos pasarán hambre durante períodos muy largos, con graves repercusiones en su salud y bienestar", dice el informe conjunto.

"La red crucial de seguridad alimentaria debe mantenerse hasta que se consigan condiciones alimentarias sostenibles mediante el restablecimiento de la economía y del sector agrícola, para lo cual será necesaria una considerable ayuda alimentaria internacional", concluye el informe.

**************

El informe está disponible en la siguiente dirección Internet: http://www.fao.org/WAICENT/faoinfo/economic/giews/english/alertes/sptoc.htm

Para más información contactar con:

Trevor Rowe
Portavoz /PMA
Tel.: 39 06 6513 2602
E-Mail: trevor.rowe@wfp.org

o

John Riddle
Oficial de Información
Relaciones FAO con los medios
Teléfono: (39) 06 57053259
E-mail: john.riddle@fao.org


 FAO Home 
 Búsquedas 

¿Sugerencias?: Webmaster@fao.org

©FAO, 2001